Activa participación de las comunidades de la Región de Valparaíso en III Convención de Cultura
  • Fortalecer la educación y mayor participación en cultura de los pueblos originarios, fueron parte de las propuestas que se levantaron para la renovación de las políticas culturales para el período 2017-2022.

Enfoque de derechos, desarrollo humano y territorios. Con esas premisas como punto de partida se realizó este fin de semana en Valparaíso la III Convención Regional de Cultura que contó con la participación de más de cien representantes del mundo de la cultura de toda la región.

Este año la Convención cobró una particular relevancia, ya que la convocatoria apuntó a proponer ideas, detectar necesidades y problemas, para debatir sobre ellos y levantar de manera conjunta propuestas para la elaboración de las nuevas políticas culturales de la Región de Valparaíso que orientarán el trabajo público en el período 2017-2022.

La directora regional de Cultura, Nélida Pozo, encabezó esta actividad que se desarrolló en la casa central de la Universidad de Playa Ancha, y explicó que “la política pública se constituye en base a la participación de la ciudadanía y para nosotros es relevante una mayor participación de las personas, para que a su vez la política pública tenga un mayor sustento”.

Respecto a la buena convocatoria y activa participación de quienes formaron parte de esta Convención, la directora se manifestó muy conforme: “Hemos tenido una amplia presencia de los representantes de todos los territorios de nuestra región (que es insular y continental), y estamos muy contentos de tener esa diversidad cultural que se ve expresada en las experiencias y ponencias que han realizado los participantes en cada una de las mesas. Esta Convención además se realiza en vías a la confección de las nuevas políticas culturales, que se verán reflejadas a su vez en los ejes estratégicos de lo que será el futuro Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio”.

Las propuestas más relevantes que se expresaron en el plenario final de la Convención, apuntaron –entre otras- a fortalecer la educación artística en el currículum escolar e integrar a los pueblos originarios en los diferentes procesos culturales y educacionales de nuestro país. ¿Otros planteamientos? Que se entregue una asignación directa para el desarrollo artístico y cultural, considerando la diversidad del territorio y la experiencia de los artistas, colectivos e instituciones que son parte del financiamiento estatal, ya que muchas veces se les hace competir entre ellos y en condiciones injustas.

Otras ideas más particulares que aparecieron en esta convención buscan promover la creación de escuelas profesionales circenses y danza, además del reconocimiento del cultor de artes circenses; también se propuso que cada población nueva que se construya tenga una cancha, una junta de vecinos y un anfiteatro; que el Estado cuente con una caja chica que haga más fácil el acceso para financiar proyectos culturales; y que los espacios que reciben más financiamiento público acompañen a los espacios comunitarios más pequeños.

Óscar Muñoz, de la Corporación de Turismo y Cultura de Olmué, manifestó que la Convención “es una buena instancia que da la posibilidad de participar a personas de diferentes ámbitos del mundo de la cultura, generando un espacio de interacción, donde se pueden dar opiniones y que estas opiniones aporten a una política cultural nacional”.

Para Isabella Monso, encargada de Cultura de la Municipalidad de Valparaíso, “estos espacios son  un punto de encuentro para las instituciones que están pensando en cultura para la comunidad, donde podemos identificar problemáticas, ver posibles soluciones y unificar un discurso, y sobre todo tener la posibilidad de definir una política cultural para la región dando solución a los problemas”.

De Rapa Nui Francisco Araki, quien es parte de la Mesa del Folclor, valoró que “estén tomando el peso a lo que nosotros hacemos y nos están considerando en un trabajo que va a dejar huella en un futuro, y eso es lo más importante de todo, que como folclor nos hagan parte de este proceso”.

Entre los concurrentes a esta tercera Convención se contaron artistas, representantes de centros culturales, organizaciones comunitarias, instituciones relacionadas con la cultura, el patrimonio y los derechos humanos, colectivos artísticos, gestores, encargados de cultura de los municipios, parlamentarios, pueblos originarios, entre otros personeros, quienes a través del trabajo en mesas se dedicaron a plantear necesidades y problemáticas que afectan a la región, debatir en torno a estas temáticas, para finalizar con un plenario donde se expusieron las conclusiones y propuestas que se transformarán en insumos de las nuevas políticas culturales, para lo cual se dividieron en mesas relacionadas con el fomento del arte y la cultura; participación y acceso al arte y la cultura; formación y sensibilización artística y patrimonial de la ciudadanía; rescate y difusión del patrimonio cultural; puesta en valor de espacios culturales ciudadanos; y fortalecimiento de la institucionalidad y organizaciones territoriales.

La elaboración de la nueva política cultural continuará en julio con cinco encuentros provinciales y bi-provinciales en Quillota, San Antonio, Petorca, Isla de Pascua y en el Valle del Aconcagua, además de procesos participativos de mesas artísticas, jornada con niños, niñas y jóvenes en el Centro de Creación (Cecrea) en La Ligua, entre otras instancias.

 

Volver arriba