Premio Mejores Obras Literarias 25 años (1993-2018)

Que Chile es un país de escritores es una consigna que cada año se ve refrendada con mayor elocuencia. Este territorio que Pablo Neruda describió como una «tajante geografía», que según Gabriela Mistral «se apellida templanza/verdor y brazos abiertos» y que como tituló Benjamín Subercaseaux es «una loca geografía» vio florecer a estos tres grandes autores y también a muchos otros nombres insignes de las letras, como Nicanor Parra, Jorge Edwards, María Luisa Bombal o Roberto Bolaño. Y en ese crecimiento y fortalecimiento de la literatura nacional, el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio ha intentado hacer un aporte a través de sus premios y especialmente el de Mejores Obras Literarias, categoría Publicadas, que en 2018 cumple 25 años y cuya historia se da cita en este texto.

El aporte de este galardón no solo se ha limitado a destacar tanto a la obra como a su autor. Al ver a los ganadores de cada año se puede apreciar cómo ha ido evolucionando la escena literaria chilena, tanto por los escritores premiados como por las casas editoriales que los albergan. Además, el premio busca potenciar las expresiones escritas y orales, valorándolas, visibilizándolas y reconociéndolas —con justicia— como movilizadoras de identidad, memoria y reflexión crítica.

Creemos que aquí también hay una forma de amplificar el alcance de las obras de los autores ganadores para que lleguen a más lectores y hagan eco en los habitantes de Chile. Las historias locales permiten que las personas se reconozcan, se identifiquen e incluso puedan conocer parte de su historia y sus diversas culturas. Ese es uno de los tantos aportes que el arte de la narrativa, la poesía, la dramaturgia y las ilustraciones hacen a la cultura del país.

Arriba citaba a grandes nombres de nuestra literatura, pero las plumas que han sido galardonadas con este premio también son un reflejo de la enormidad del talento de nuestros escritores: Roberto Bolaño, Isidora Aguirre, Jorge Teillier, José Miguel Varas, Humberto Giannini, Juan Radrigán, por nombrar algunos de los ganadores que ya no están del Premio Mejores Obras Literarias, pero también Nona Fernández, Elicura Chihuailaf, María José Ferrada, Mike Wilson, Álvaro Bisama, Alejandro Zambra, Óscar Hahn, Faride Zerán, Cynthia Rimsky y Germán Marín dan testimonio vivo de la fuerza de las letras chilenas. Esta publicación reúne todo ese recorrido, con valiosa información de obras y autores que han sido parte de la fecunda historia del premio.

Esperamos que este texto sea una muestra de la contribución que ha hecho al fomento de la literatura chilena y que sirva para que el público pueda aproximarse a estas obras con un renovado vigor, que acerque a estos autores a audiencias que no han tenido acceso a ellos y que abra, aunque sea a una persona más, a las maravillosas posibilidades de la lectura.

Consuelo Valdés, Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio

Volver arriba