¿Por qué no leer en lugares no convencionales?

Más de 500 personas han pasado por el punto de lectura ubicado en el Centro de Salud Familiar (CESFAM) de Nueva Aurora en las primeras tres semanas de ejecución. Los textos tiene diferentes temáticas enfocadas en niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.

En los centros de salud familiar de Reñaca Alto, Nueva Aurora y Gómez Carreño en Viña del Mar, el Centro de Investigación Social Multidisciplinario (CISMO) instaló tres nuevos módulos de lectura financiados por el Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura 2014 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes para los niños, adolescentes y adultos del sector.

“A partir de los conocimientos que tenemos nos encontramos desde este año implementando un programa que se llama ciudades lectoras y escritores, donde todo lo que estamos hemos recabado durante estos años, queremos llevarlo a la práctica e iniciativas que tenga innovación y desarrollo social”, comentó el director de CISMO, Mauricio González.

El proyecto contempla la instalación de un punto de lectura con diarios y revistas en lugares no convencionales, el cual será administrado por una facilitadora que entregará los textos a los usuarios. Además, se realizará un taller de estimulación de la lectura y escritura para adultos mayores para luego publicar un libro de la actividad que se enmarca en el componente de difusión.

“Esta iniciativa es muy coherente con las políticas públicas del Plan del Fomento lector, estamos empeñados en desarrollar un programa justamente que trabaje con la comunidad y permita el acceso de todas las personas a la lectura” manifestó la directora del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Nélida Pozo Kudo.

Volver arriba