Colorida jornada se vivió en Talcahuano para celebrar el Día Internacional del Libro y del derecho de Autor
  • Los protagonistas de la celebración fueron los Bibliomóviles, quienes recorieron las calles de la ciudad invitando a la ciudadanía a sumarse a esta fiesta que se desarrolló en la Plaza de Armas de Talcahuano. Música,danza, cuenta cuentos y muchas sorpresas para los más pequeños que se sumaron a esta actividad que  apunta a relevar el libro e incentivar su lectura cotidiana.

El equipo de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio del Biobío preparó una gran fiesta ciudadana para honrar a uno de los inventos más trascendentes de la humanidad. Cada 23 de abril se celebra en todo mundo el “Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor”, y en nuestra zona el epicentro fue en la Plaza de Armas de Talcahuano, donde una decena de Bibliomóviles, provenientes de diferentes puntos de la Región, recorrieron las calles de la ciudad para terminar con stand y entretenidas actividades en el principal centro cívico del puerto.

“Las actividades programadas en este día buscan invitar a la ciudadanía a compartir esos espacios donde se encuentran con el mundo de los libros. Esta iniciativa es una más de las que se desarrollamos como Ministerio, junto con el Plan Nacional de la Lectura, que se ejecuta en todo el país en conjunto con otras instituciones públicas. Estamos conscientes de la importancia de fomentar este hábito en todas las instancias posibles y para todas las generaciones”, apuntó la Seremi de las Culturas de la región del Biobío, Paulina García.

En este sentido, el seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga, aprovechó la instancia para lanzar el Concurso Confieso que he Vivido, “una invitación dirigida a los adultos mayores para que se sientan integrandos contando sus historias de vida y compartirlas con las nuevas generaciones. La convocatoria está abierta desde el 26 de abril hasta el 20 de julio, y la idea es lo que hemos venido proponiendo como Gobierno, hacer una sociedad más inclusiva. Este país lo construímos entre todos y, por cierto, tenemos una gran deuda con nuestros adultos mayores”.

El dueño de cada, el Alcalde de Talcahuno Hernry Campos, sostuvo que “para nosotros es muy gratificante que el Gobierno Regional haya decidido realizar esta ceremonia acá en la comuna. Talcahuano es una comuna muy tradicional, con mucha historia, y realzar la cultura con esta jornada en honor al Día del Libro y del Derecho de Autor nos enorgullece. El llamado es acercarse a la literatura, acercarse a los cuentos, una invitación a soñar a través del libro y la lectura”, enfatizó.

La celebración comenzó con una Caravana de Bibliomóviles desde el Liceo A-21 de Talcahuano,  pasando por calle Blanco, Bentoteca, Valdivia, entrada Sargento Aldea, hasta llegar a la Plaza de Armas, donde se instalaron diversos stand donde las bibliotecas rodantes despelgaron todo su material didáctico. Grandes y chicos disfrutaron con las presentaciones de los cuenta cuentos, además de los Chinchineros y de la presentación musical de la banda “Libélula coja”.

“Esto es una actividad inclusiva. Es cierto que el fomento lector siempre apunta a las nuevas generaciones, en edad temprana, pero también queremos que los adultos se reencuentren con la lectura y con el placer de leer en diferentes lugares y momentos de nuestras vidas. El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera instala el hábito lector como un derecho social para toda la ciudadanía, y en la Región del Biobío, el Plan Nacional de la Lectura asume este desafío abordando la diversidad de identidades presentes en nuestra zona, con actividades que proyectan una región con más lectoras y lectores”, enfatizó la autoridad cultural.

Bibliomóvil

Un Bibliomóvil, como su nombre lo indica, es un servicio bibliotecario móvil, cuya misión es facilitar y garantizar el acceso a la lectura en zonas extremas o no cubiertas por las bibliotecas tradicionales. Generalmente son furgones o vehículos todo terreno, pero también, en algunas zonas del país, cuentan con embarcaciones e incluso, aeroplanos.

Día del Libro y del Derecho de Autor

El 23 de abril fue elegido como «Día Internacional del Libro», pues coincide con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega en la misma fecha en el año 1616. Realmente Cervantes falleció el 22 y fue enterrado el 23 cuando se consignó la fecha del fallecimiento.

La Unión Internacional de Editores propuso esta fecha a la UNESCO, con el objetivo de fomentar la cultura y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. La Conferencia General de la UNESCO la aprobó en París el 15 de noviembre de 1995, por lo que a partir de dicha fecha el 23 de abril es el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor.

Volver arriba