Destacada participación de Chile en Feria del Libro de Frankfurt

Chile participa a través del Consejo de Cultura, con una nueva estrategia aplicada a tres años, que tiene por objetivo lograr un foco de difusión entre los profesionales del libro asistentes.

Es la feria del libro más importante del mundo con 7.380 expositores de 100 países, 3.200 actividades, y alrededor de 280 mil visitantes de 141 naciones. Está enfocada a profesionales del libro, para fomentar lazos  con editoriales internacionales. Se está desarrollando desde el 14 de octubre y finaliza este domingo 18. Chile se hace presente en este mercado literario con una comisión compuesta por 12 autores y editores, la más numerosa que ha enviado a esta feria.

Además, su presencia destaca con una novedad: integrar al frío mundo de los negocios, una programación cultural, encabezada por el Premio Nacional de Literatura Óscar Hanh. El stand de Chile en la feria también ha llamado la atención, por el uso de la figura de Gabriela Mistral, que es una constante en todas las ferias internacionales en las que nuestro país participa este año, ya que se conmemoran los 70 años del Nobel de la poetisa.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, sostuvo que la participación de Chile en la FIL Frankfurt “es una instancia que permite afianzar los lazos culturales y sociales con el mercado europeo. Y esta versión es especial, pues se enmarca dentro de los homenajes a Gabriela Mistral, una importante embajadora de la literatura chilena en el mundo”.

Así también, el secretario de Estado destacó que “hoy esta feria es más interesante para nosotros aún, porque estamos trabajando para poner en valor la lectura en Chile, a través de la implementación de la Política Nacional de la Lectura y el Libro, y el Plan Nacional de la Lectura, ambos proyectados hasta 2020”.

La Feria del Libro de Frankfurt se fundó en 1949 y está orientada a diferentes actores del mundo de la literatura, tales como: libreros, editores, bibliotecarios, agentas literarios, autores, docentes e ilustradores, entre otros.  Su misión es fortalecer la marca o nombre de la entidad participante, los productos, establecer nuevos negocios entre los distintos países, crear y desarrollar redes de relaciones profesionales, actualizar los contactos ya existentes con clientes y colaboradores alrededor del mundo y compra y venta de derechos  y licencias del y al extranjero.

El Consejo Nacional del Libro y la Lectura, desde 2014 decidió realizar un plan de participación de al menos tres años consecutivos, de manera de posicionar la imagen de Chile y la edición chilena en los circuitos internacionales con una presencia unificada. Esto significa sumar los esfuerzos de instituciones públicas como la Dirac, ProChile y los gremios editoriales: Cámara Chilena del Libro, la Asociación de Editores Independientes y Editores de la Furia del Libro.

Esta estrategia permite mantener la presencia de seis editores que participarán en la feria, por tres años, a los que se suman seis más, mediante convocatoria pública. Con ello se pretende alcanzar la participación de gran parte de los integrantes del sector, cumpliendo con una petición realizada por los profesionales del libro, cuando se creó la Política Nacional del Libro y la Lectura.

Volver arriba