Ministro de Cultura y escritor Francisco Ortega inician “Diálogos en movimiento” 2017 en liceo de Copiulemu

  • En el Mes del Libro y de manera simultánea, 14 escritores chilenos visitaron hoy todas las regiones para iniciar una nueva versión de la iniciativa del Plan Nacional de la Lectura, impulsada por el  Consejo de la Cultura, que acerca a jóvenes lectores con autores, y que este año alcanzará la cifra récord de 150 encuentros.

Con los vestigios aún visibles de los incendios forestales del verano, los alumnos del Liceo de Copiulemu, comuna de Florida, región del Biobío, vivieron una mañana distinta: con mucha expectación (el diario mural daba cuenta de aquello) esperaban al escritor Francisco Ortega, quien llegó junto al Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, para lanzar la versión 2017 de “Diálogos en movimiento”, iniciativa del Plan Nacional de la Lectura, impulsada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

De manera simultánea, en todas las regiones del país, 14 escritores llegaron a colegios -e incluso a una cárcel- para compartir con sus lectores; todo en el marco del Mes del Libro. En Copiulemu, los estudiantes leyeron semanas antes un texto del autor elegido, en este caso “Mocha Dick”, para luego tener un diálogo con él.

“Estamos muy contentos de iniciar los Diálogos en Movimiento acá en la comuna de Florida, región de Biobío, con Francisco Ortega y su gran libro ilustrado “Mocha Dick””, dijo el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, quien anunció que este año se realizarán 150 Diálogos de este tipo en todo el país: “Estamos convencidos de que esta es una forma dinámica, dentro del Plan Nacional de la Lectura, de ir directo a lo que se busca, que es el fomento lector y la apreciación de la lectura. Sin duda, estos Diálogos logran acercar los autores a los estudiantes, pero van más allá y permiten entender que un escritor se involucra en todo el proceso; conseguir editorial, circulación y difusión de su obra, etc. Es decir, se habla de todo el campo literario, además de la creación artística o intelectual de un escritor”.

Ortega, quien ha participado en años anteriores en los Diálogos en movimiento del CNCA, afirmó que “es una de las iniciativas que más me gusta e interesa de las que ha impulsado el Consejo de la Cultura en los últimos años y esperemos que con el nuevo Gobierno eso se mantenga, porque creo que es vital para llevar la escritura y a los escritores a los distintos lugares de Chile. Hace un par de años que he participado, he estado en esta misma región pero hacia el lado de la costa, también he estado en Coyhaique y otros lados. Soy un firme defensor de este tipo de políticas públicas y de políticas educacionales y culturales porque saca al escritor y al libro de las grandes ciudades como Santiago, Valparaíso, Temuco o Concepción y los lleva a lugares donde no hay librerías, no hay bibliotecas, no hay ferias del libro, no hay acceso, básicamente lo que le da vida al libro. Lo he pasado muy bien, se ha dado una relación muy rica con los cabros, con los profesores… te dicen ‘oh, usted está vivo’, porque los niños pensaban que quienes escribían los libros era gente muerta, por eso digo que los libros viven con esta actividad».

En la región de Coquimbo llamó la atención la visita del escritor puntarenense Ramón Díaz Eterovic al centro penitenciario de Huachalalume, un reciento que cuenta con profesores del sistema escolar penitenciario que apoyan a las reclusas en diversos ámbitos de formación y que se configuró como el único diálogo en realizar el acto de lanzamiento en un espacio no convencional de lectura. También destacó la presencia de los ganadores del Premio MOL y Bolaño 2016, pertenecientes a los Premios Literarios que cada año entrega el Consejo de la Cultura: Javier Milanca (Río Negro, Los Lagos), Jonnathan Opazo (Coyhaique, Aysén), Pablo D. Sheng (Punta Arenas, Magallanes) y Marcelo Guajardo (Constitución, Maule).

El programa Diálogos en Movimiento consiste en un proceso de lectura compartido, mediado por un docente o mediador de lectura, quien potencia la comunicación e intercambio de ideas y la validación de la interpretación personal como aporte a la reflexión colectiva. El proceso culmina en un diálogo con el autor de la obra leída, suceso que permite naturalizar la relación creador-lector, vinculando la experiencia creativa con el universo cotidiano de los lectores.

Entre las novedades de este año se encuentran las tres nuevas modalidades: Diálogos universitarios: en coordinación con la División de Educación Superior de Mineduc se realizará un piloto que constará de cuatro Diálogos en movimiento con estudiantes universitarios de la carrera de Pedagogía en Lenguaje de las Universidades PUCV, UPLA, UMCE Y USACH.  Diálogos extremos: en coordinación con el programa Acceso regional del Departamento de Ciudadanía Cultural del CNCA, se realizará Diálogos en zonas aisladas del territorio nacional, con el objetivo de generar acceso a la lectura en localidades apartadas, tales como: Curarrehue (Araucanía); Puerto Edén (Magallanes); Chaitén (Los Lagos); Colchane (Tarapacá); Chollay (Atacama); entre otras. Y Diálogos no convencionales: se implementará el programa en espacios no convencionales de lectura, donde habiten personas  vulnerables, en situaciones y contextos tales como: personas privadas de libertad, campamentos, centros Sename de administración estatal, otros.

“Aquí se lee” en todo Chile

El domingo 23 de abril, Día del Libro, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes presentó la campaña “Aquí se lee”, que busca relevar espacios no convencionales de lectura, como el Parque Metropolitano, en la capital. Al día siguiente y comenzando su nueva visita a Biobío, el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone,  reforzó que esta es una campaña nacional, participando en la convocatoria para la segunda versión de “Microcuentos”, proyecto financiado por el Fondo del Libro, que consiste en recubrir el respaldo del asiento del bus con un microcuento de 100 palabras, beneficiando a los más de 250 mil usuarios que a diario utilizan el servicio regulado del Gran Concepción.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, destacó que este proyecto coincide con las políticas del Plan Nacional de Lectura que busca espacios no convencionales para incentivar la lectura, objetivo de la campaña “Aquí se lee”: “Esta es una iniciativa extraordinaria que siempre y cuando cuente con el apoyo de los gremios del transporte público como el que hay acá, se podría expandir al resto del territorio. La verdad es que es un proyecto no solamente innovador y creativo, sino que apunta derechamente a lo que queremos en el Plan Nacional de Lectura, que es lograr de manera trasversal brindar el acceso o acercar la literatura a través de un formato no convencional”.

En su segundo año, “Microcuentos”  generará una oportunidad para publicar a escritores emergentes, evidenciando la producción literaria local. Ellos podrán ingresar a www.microcuentos.cl y enviar sus relatos. Un jurado definirá a los ganadores, quienes podrán ver sus escritos a bordo de los buses en el segundo semestre de 2017.

Plan Nacional de la Lectura

El Plan reconoce a la lectura como un derecho social para todos los habitantes de Chile, donde los siguientes organismos del Estado se articulan para la formulación de acciones en conjunto: Ministerio de Educación (Mineduc), Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), Ministerio de Desarrollo Social (MDS), a través del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis) y el Sistema de Protección Integral a la Infancia Chile Crece Contigo; y Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Minsegpres), por medio del Consejo Nacional de la Infancia. www.plandelectura.cl

Volver arriba