Ministra Barattini aplaude aporte del Festival Santiago a Mil a la democratización de la cultura

Con el estreno de «El gramófono, los surcos de la memoria» de las compañías “La Patogallina” y “La Patriotico Intersante”, se clausuró el gran encuentro teatral, evento que contó con la presencia de la secretaria de Estado. Este festival es un proyecto creado y organizado por Fundación Teatro a Mil, acogido a la Ley de Donaciones Culturales y cuenta con el apoyo del CNCA.

La ministra de Cultura, Claudia Barattini, participó este domingo en la Plaza de la Constitución de la clausura del Festival Internacional Santiago a Mil 2015, que este año se realizó del 3 al 18 de enero en Santiago y regiones. En la ocasión, se presentó la obra “El Gramófono”, de los destacados directores de teatro callejero, Martín Erazo e Ignacio Achurra.

En la actividad también estuvieron presentes el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego; la directora ejecutiva de la Fundación Teatro a Mil, Carmen Romero, y la coordinadora de Asuntos Externos de Minera La Escondida, Alejandra Garcés.

La ministra Barattini destacó la relevancia del festival, señalando que el CNCA aplaude el gran aporte que año a año realiza Santiago a Mil, que llega con destacadas obras teatrales a cada vez más chilenos. “Como Consejo de la Cultura hemos asumido un compromiso: que la cultura se viva como un derecho social. Necesitamos invadir los espacios públicos, convocar a la ciudadanía y el Festival Santiago a Mil lo tiene en su ADN y le ha enseñado a Chile, a las instituciones a hacer cultura de calidad y excelencia en las calles, en las plazas. Además es un espacio de fomento de la creación nacional muy importante, el teatro chileno tiene cada vez más reconocimiento internacional y este festival ha sido muy importante en eso”.

Por su parte, la Directora Ejecutiva del Festival Internacional Santiago a Mil, Carmen Romero, dijo que “hemos tenido un público maravilloso, que demuestra que estamos todos  en sintonía con la idea de que el arte sea parte fundamental de nuestras vidas en Chile. En las siete regiones en las que hemos estado tuvimos resultados de concurrencia increíbles, con llenos totales en las salas y una cantidad impresionante de gente en los espacios públicos”.

«El gramófono, los surcos de la memoria», es un espectáculo teatral callejero en gran formato y con música en vivo, realizado por las compañías “La Patogallina” y “La Patriótico Interesante”, lideradas por sus directores Erazo y Achurra, respectivamente.

La obra nace a propósito de un gran y fantástico hallazgo en la ciudad de Santiago: un grupo de estrafalarios arqueólogos han encontrado un enorme disco de vinilo enterrado por largas décadas que contiene inéditas grabaciones de sonido realizadas a lo largo de Chile en los albores del siglo XX, por dos exploradores radioaficionados, autodenominados: “Los Radiofónicos”.

El disco fue trasladado hasta la Plaza de la Constitución donde, mediante su reproducción en una gigante tornamesas, se dio vida a instantes mágicos y perdidos de hombres y mujeres que ayudaron a escribir la historia Chile en los inicios del siglo pasado.

El Festival es un proyecto creado y organizado por Fundación Teatro a Mil, presentado por Minera Escondida,  acogido a la Ley de Donaciones Culturales, y cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

 

Volver arriba