Presidente Piñera firma proyecto de ley de nuevo Ministerio de Cultura

A las 10:30 de hoy, en el salón Montt Varas del Palacio de la Moneda, el Presidente Sebastián Piñera junto al Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, firmaron el proyecto de ley que crea la nueva institucionalidad cultural.

Un importante paso para el nacimiento del nuevo Ministerio de Cultura se dio este lunes con la firma del Presidente Sebastián Piñera. La nueva ley, permitirá la creación de la inédita cartera, la cual reunirá al Consejo Nacional de la Cultura con la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Consejo de Monumentos Nacionales, unión que otorgará a esta nueva institución la autonomía presupuestaria que supone un ministerio.

Además, terminará con la dispersión y duplicidad de funciones que se produce en áreas como el Derecho de Autor y el Fomento Lector, entre otras, creando el escenario propicio para generar políticas públicas dirigidas al desarrollo de la cultura en nuestro país de manera más eficiente.

“Estamos muy contentos de ver cómo este proyecto va avanzando a paso firme hacia su concreción. Desde que asumimos en el Consejo de la Cultura nos propusimos sacar adelante el proyecto del Ministerio de la Cultura, con el fin de entregar al país una institución que pueda aportar al desarrollo cultural chileno de una forma más eficiente”, señaló el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke.

Cabe destacar que este proyecto se creó con la firme convicción de la necesidad de contar con la participación de todos los sectores involucrados. En esa tónica, primero se generó una mesa de trabajo intersectorial en enero de 2011, integrada por los equipos del CNCA, DIBAM y SEGPRES, donde también participaron la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería, Monumentos Nacionales, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y la Dirección de Arquitectura del MOP.

Luego, se realizó un proceso de consultas y sociabilización del proyecto con actores del sector cultural, de la sociedad civil y parlamentarios, con el fin de dar respuesta a sus inquietudes e incorporar sus opiniones al proyecto. Por último, en agosto del mismo año se organizó una consulta a actores culturales de todo el país, donde más de 500 personas fueron convocadas. Además, personalidades como José Weinstein, Claudio Di Girolamo, Clara Budnick, Agustín Squella, Juan Gabriel Valdés y Pablo Dittborn, entre otros, fueron consultados por el Consejo con el fin de recoger sus opiniones.

Ejes centrales

La nueva institucionalidad jerarquizará, integrará y ordenará responsabilidades, estableciendo un Ministerio de Cultura con su respectiva Subsecretaría, además de dos servicios con directores elegidos por Alta Dirección Pública: el Instituto de Fomento a las Artes y las Industrias Culturales y la Dirección del Patrimonio Cultural (que reunirá a la actual DIBAM y el Consejo de Monumentos Nacionales). Además, buscará mantener la representación vinculante de la sociedad civil a través de la mantención de Consejos Regionales en todo el país, y de los consejos sectoriales del libro, música, audiovisual y monumentos nacionales.

Otro eje será fortalecer la presencia regional creando dos servicios: uno de Fomento a las Artes e Industrias, y otro para el Patrimonio, que estarán desconcentrados en todas las regiones, con un Seremi como autoridad local. Además, se aumentarán el número de integrantes de los Consejos Regionales de Cultura, con el fin de fortalecer su vinculación con los recursos regionales.

Por último, se fomentará aún más el desarrollo cultural a través de la creación del nuevo Fondo del Patrimonio. Vale señalar que se mantendrán los fondos para la creación y las industrias culturales actuales.

Otro aspecto destacable de la nueva institución es que será el primer ministerio en la historia del país con la tarea exclusiva de proteger y promover la difusión y observancia de los derechos de autor y derechos conexos, asumiendo la tarea de la protección de la propiedad intelectual de nuestros autores.

El proyecto, una vez firmado por el presidente, deberá pasar a la Cámara Baja para empezar con los trámites legislativos correspondientes.

Volver arriba