Ministro Luciano Cruz-Coke: “Aumentar la participación ha sido nuestro eje central”

Revisa las principales iniciativas que se destacan y articulan la actual administración del Consejo de la Cultura, encabezada por el Ministro Luciano Cruz-Coke.

Un ambicioso plan enmarcado en el Programa Red Cultura, que incluye la habilitación de cinco Teatros Regionales y la implementación de 51 centros culturales en todo el país, de los que se ha pasado de tres inaugurados en 2009 a 27 en la actualidad, sumado al trabajo que se está realizando con 232 municipios a lo largo de Chile, para gestionar estos espacios y entregar a la ciudadanía la posibilidad de vivenciar diferentes expresiones artísticas, ha sido parte de los resultados en que se ven reflejados  los esfuerzos de la actual administración del Consejo de la Cultura, encabezada por el Ministro Luciano Cruz-Coke.

A estos se suma dos transformadores proyectos legislativos para el sector: la aprobación de la Nueva Ley de Donaciones Culturales que amplía en número de beneficiarios y de receptores; y el proyecto del Ministerio de Cultura y Patrimonio, que tendrá como fin evitar la dispersión actual de la institucionalidad cultural y permitirá modernizarla. Destaca además el aumento de los Fondos en casi un 30%, donde además se ha creado por primera vez un fondo concursable para nuestro Patrimonio.

Entre las principales iniciativas que se destacan y articulan la administración del titular de Cultura están:

Ampliando el acceso a través de la Red Cultura

Red Cultura es un Programa que promueve la Circulación de contenidos artísticos por los espacios culturales del país, además, propicia la Instalación de capacidades en los gobiernos locales, para una adecuada gestión de los procesos culturales a nivel comunal, buscando un mayor acceso y participación en cultura por parte de la ciudadanía. Con esto se busca dar sustentabilidad a la infraestructura cultural del país, generando una administración profesional de estos espacios, una vinculación con la comunidad, una oferta programática de calidad y una mayor circulación de los bienes culturales por el territorio nacional, fomentando la descentralización de la cultura y un aumento en el acceso y participación a ella por parte de todos los chilenos.

Además incentiva la formación de audiencias, la circulación de los artistas y sus creaciones y permite dotar a todas las regiones de la capacidad de recibir espectáculos de calidad, generando una completa red de intercambio para equiparar la disparidad en términos de infraestructura cultural existente entre regiones y Santiago. Es así como desde 2010, en conjunto con los gobiernos regionales y municipios, se  ha impulsado una de las mayores inversiones en infraestructura cultural pública que se haya realizado en Chile hasta ahora, siendo acompañado de un fortalecimiento de la gestión y la programación de estos espacios para permitir su sustentabilidad en el tiempo.

Como parte de la Agenda Cultural Municipal Red Cultura, se hizo un llamado transversal a todos los alcaldes del país a suscribir tres compromisos: destinar al menos un 2 por ciento del presupuesto municipal a Cultura; contar con un encargado de cultura capacitado y tener un Plan de Cultura integrado en el Plan de Desarrollo Comunal. A la fecha se han comprometido transversalmente con esta agenda 232 municipios.

Esta nueva infraestructura incluye 5 grandes teatros regionales, Punta Arenas (inaugurado), O´Higgins (próximo a inaugurar), Iquique, La Serena y Biobío. A nivel comunal, el programa de centros culturales dotará de espacios de alto estándar técnico (salas de artes escénicas y exhibición, espacios para talleres) a 51 comunas del país con más de 50 mil habitantes. Si a fines de 2009 se contaba con tres centros culturales abiertos (La Florida, Puerto Montt y Rancagua), a mayo de 2013 hay un total de 27 centros culturales construidos: Iquique, Alto Hospicio, Coquimbo, Ovalle, Los Andes, Villa Alemana, San Antonio, Colina, Cerro Navia, Quinta Normal sala artes escénicas y Casa Dubois La Reina, San Joaquín, Cerrillos, Rengo-Rosario San Fernando, Talca, San Carlos, Casa de la Cultura de Chiguayante, Tomé, Coronel, Angol, Padre Las Casas y Coyhaique. A marzo de 2014, se contará con 32 espacios ya funcionando, obras iniciadas en otros 11 centros y el resto estará en etapa de diseño o con inicio de obras planificadas. La inversión total en infraestructura llega a US$ 135 millones.

El Programa Red Cultura busca instalar capacidad a nivel comunal para dar sustentabilidad a estos espacios. Para ello se lanzará en el segundo semestre una plataforma digital que contará con un catálogo de programación artística-cultural para la interacción entre oferentes y programadores. Junto a ello se realizarán este año 5 Ferias de Programación a lo largo de Chile y se dará apoyo directo a los centros culturales municipales que cumplan un alto estándar co-financiando hasta el 50 por ciento de los costos de producción para la programación alojada en el catálogo de Red Cultura.

En el ámbito de la instalación de capacidades a través de Servicio País Cultura (programa desarrollado en conjunto con Fundación para la Superación de la Pobreza) se ha promovido la participación en cultura de la población en situación vulnerable o más aislada territorialmente, llegando a 80 barrios y localidades en 49 municipios, en un trabajo de dos años coordinado por 97 profesionales desplegados en el territorio. En este período se han realizado mil 323 actividades culturales de la mano de artistas locales, regionales y nacionales, donde se han beneficiado directamente 7 mil 835 personas de todo Chile. En total son 398 los proyectos que se han desarrollado con participación activa de la comunidad y este 2013 iniciarán su ciclo bianual 44 nuevas comunas, por lo que en marzo de 2014 se contará con 93 municipios apoyados por el programa Servicio País Cultura.

A lo anterior se suman pasantías, becas y el programa “Cultura Local”, que trabaja con 40 comunas que cuentan con un centro cultural municipal buscando generar la vinculación de la comunidad con la nueva infraestructura cultural a través de talleres, programas de formación de audiencias y de la actualización de los planes de gestión de estos centros.

Nueva Ley de Donaciones Culturales, más participación para los privados

Sin duda uno de los importantes logros legislativos de este Gobierno, en materia cultural, fue la reciente  aprobada Ley de Donaciones Culturales, que permite incorporar nuevas categorías de donantes, aumentar los beneficiarios, establecer una mejor fiscalización, aumentar el  plazo para ejecutar los proyectos y posibilitar la comercialización de los proyectos en la medida que cumplan con las retribuciones culturales, que para cada tipo de proyectos se establecen en la ley

La reforma incorpora como nuevos donantes a empresas que en su ejercicio tributario anual presenten pérdidas, a los contribuyentes del impuesto único de segunda categoría, a los contribuyentes del impuesto adicional, y a los contribuyentes del impuesto a la herencia. En cuanto a los beneficiarios, a las corporaciones y fundaciones, organizaciones comunitarias, juntas de vecinos, bibliotecas y museos abiertas al público, el Consejo de Monumentos Nacionales y universidades e institutos profesionales se suman ahora los propietarios de inmuebles sobre los cuales recaiga algún tipo de declaratoria patrimonial, para para poder repararlos y restaurarlos, y la Dibam.

De esta forma, se incentiva a la sociedad civil para que también se comprometa con el desarrollo cultural que durante este gobierno ha pasado de 10 mil millones en 2009 a 21 mil el último año.

Creación del Ministerio de Cultura, un modelo institucional inédito

El pasado 6 de mayo el Presidente Piñera firmó el Proyecto de Ley que crea el Ministerio de Cultura y que ya ingresó al Congreso Nacional para ser tramitado.

Antes de ello, durante dos años se desarrolló un proceso participativo de información y consultas con la ciudadanía y personalidades y entidades ligadas al ámbito cultural. En 2011 se generó una mesa de trabajo intersectorial integrada por los equipos del CNCA, DIBAM y SEGPRES, donde también participaron la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería, Monumentos Nacionales, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y la Dirección de Arquitectura del MOP. También se realizó un proceso de consultas y sociabilización con actores del sector cultural, de la sociedad civil y de parlamentarios, con el fin de dar respuesta a sus inquietudes e incorporar sus opiniones al proyecto; y además se organizó una consulta a actores culturales de todo el país, donde más de 500 personas fueron convocadas.

El texto legal propone la integración de los principales órganos del Estado que tienen actualmente injerencia sobre cultura y busca aunar en un estructura los servicios dedicados al fomento a la creación artística y las industrias culturales con las tareas de conservación y difusión del patrimonio cultural en todas sus dimensiones, además de la participación de la ciudadanía en las distintas dimensiones culturales y su acceso a las bibliotecas, los archivos y los museos.

La nueva institucionalidad jerarquizará, integrará y ordenará responsabilidades, estableciendo un Ministerio de Cultura con su respectiva subsecretaría, además de dos servicios con directores elegidos por Alta dirección Pública: el Instituto de Fomento a las Artes y las Industrias Culturales y la Dirección del Patrimonio Cultural (que reunirá a la actual DIBAM y al Consejo de Monumentos Nacionales. Además buscará mantener la representación vinculante de la sociedad civil a través de la mantención de Consejos Regionales en todo el país, y de los consejos sectoriales del Libro, Música, Audiovisual y Monumentos Nacionales. De esta manera se propone una institucionalidad inédita en el país, con un fuerte carácter participativo de parte de la ciudadanía.

Digitalización de fondos y protección del patrimonio

Buscando dar posibilidad a más chilenos de postular a los Fondos Cultura, se ha trabajado en su modernización por medio de la digitalización tanto del proceso de postulación como de evaluación. Esto ha traído como resultado, que entre 2009 y 2013 hayan aumentado en un 25, 8%, a través de una moderna plataforma  que ha permitido que en las últimas postulaciones un 98% lo hiciera a través de internet.

Además ha habido un fuerte incremento en el monto asignado para los Fondos, con cerca de un 30% adicional disponible para los proyectos que se presenten y sean escogidos por un jurado externo al CNCA, permitiendo respaldar la transparencia del proceso.

También se focalizaron las líneas de concurso que ahora cubre todos los ámbitos artísticos. Además se ha puesto énfasis en ampliar las oportunidades de proyección a nivel internacional de artistas y gestores locales, en nuevos mercados a través de líneas de apoyo especiales para que asistan a los principales encuentros internacionales de cada materia. Con ello, Chile ha conseguido una destacada participaciones en eventos tan importantes como la Bienal de Venecia, la Feria del Libro de Guadalajara, los festivales de Cine de Cannes, Berlín, Sundance, incluso los Oscar (Con “No”) entre otros.

Finalmente, de manera inédita se crea el Primer Fondo Concursable para el Patrimonio Cultural. Este tiene como precedente el Programa de Reconstrucción Patrimonial, creado el 2010 por el Consejo de la Cultura, incentivando a los privados a apoyar la recuperación de nuestro patrimonio. En primera instancia por las pérdidas causadas por el terremoto del 27/F y luego extendido a todo el país. Ahora se consolida como un fondo permanente y abierto a la ciudadanía, y tiene como objetivo apoyar la recuperación, restauración e intervención de inmuebles patrimoniales de dominio público o privado, que hayan sufrido daños por el paso de tiempo o eventos de la naturaleza.

Gracias al esfuerzo mancomunado público/privado, hasta la fecha se ha apoyado la restauración de obras emblemáticas, como el Museo de Arte Contemporáneo, el Palacio de la Alhambra, la Biblioteca Severín de Valparaíso, el Santuario de Santa Rosa de Pelequén,entre otros, comprometido la reparación y restauración de 92 inmuebles patrimoniales del país (47 de ellos ya terminados), con una inversión de más de 18 mil millones.

Quienes postulen sus proyectos  deberán contar con un cofinanciamiento de recursos para la ejecución completa, que podrá ser aportado por terceros y/o fondos propios. En caso de ser aportes privados, podrán acogerse a la recién aprobada Ley de Donaciones Culturales. Por su parte, el Consejo de la Cultural adjudicará hasta el 50% del total de cada proyecto seleccionado, con un tope de $120 millones.

Volver arriba