I Convención Regional de Cultura tuvo masiva y activa participación local

100 representantes de las diferentes comunas y variadas disciplinas se reunieron en Los Andes a analizar las políticas culturales en la región y reflexionar sobre el aporte de la cultura al desarrollo en el territorio.

Una importante participación de diferentes comunas, instituciones, artistas y agrupaciones que forman parte del mundo de la cultura, se reunieron el sábado en Los Andes para participar en la I Convención Regional de Cultura, que se desarrolló con la presencia de la subdirectora del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Lilia Concha; la directora del Consejo Regional de Cultura de Valparaíso, Nélida Pozo; y la gobernadora de la provincia de Los Andes, María Victoria Rodríguez, entre otras autoridades.

La directora de Cultura destacó al inaugurar el encuentro que “en esta primera convención regional hubo una convocatoria abierta a todos los agentes culturales de nuestra región, lo que marca una diferencia con las convenciones macrozonales que se realizaban antes, porque nos interesa lograr la participación más amplia posible, de tal manera que acá estén representadas todas las miradas de una región diversa, donde conviven diferentes culturas, variados intereses, incluso diferentes lenguas, pero donde coincidimos en que cada vez es más necesaria la participación ciudadana en la definición de las políticas culturales para sus propios territorios”.

Nélida Pozo también destacó la exitosa convocatoria (participaron 100 representantes) y que el encuentro se haya realizado en  Los Andes, “que significa una forma muy concreta de aplicar nuestra política descentralizadora al interior de la propia región”.

Por su parte la subdirectora Lilia Concha explicó que las convenciones regionales de Cultura “tienen como propósito en esta relación entre Estado, ciudadanía y sociedad civil, o sea los actores relevantes de la cultura de la región, poder diseñar los sentidos estratégicos de la política pública en Cultura, poder darle pertinencia y contextualización según las necesidades de la región, y con eso contribuir también a una mirada estratégica de una política pública en cultura a nivel nacional”.

Experiencias en conversatorio

La jornada consideró durante la mañana un conversatorio en torno a la pregunta guía de esta convención: “¿De qué manera la cultura contribuye al desarrollo sostenible de los territorios locales?”; donde se contó con la participación de Diego Benhabib, del Ministerio de Cultura de Argentina, quien se refirió al programa “Puntos de cultura” que se aplica en el país trasandino; mientras que Claudio Di Girólamo, ex director de la División de Cultura del Ministerio de Educación, abordó la relación entre desarrollo y cultura desde una mirada humanista. En esta instancia también se presentaron las experiencias de Espacio Santa Ana en Valparaíso, que expuso su experiencia de trabajo como organización comunitaria; y de la Corporación de Cultura y Turismo de Quintero, que presentó su modelo de gestión cultural a nivel municipal.

Posteriormente se abrió un espacio de preguntas que generó un debate sobre la situación de la cultura a nivel regional y nacional. En ese contexto, Claudio Di Girólamo se mostró crítico con algunas modas mediáticas y la falta de un debate más amplio sobre políticas públicas, celebrando que esta primera Convención Regional tuviera una convocatoria abierta y no cerrada a un determinado círculo, tal como ocurría antes en los cabildos culturales que se iniciaron en la División de Cultura. En su exposición Di Girólamo expresó que “somos lo que somos por nuestro pasado, pero no podemos desarrollarnos sin pensar en nuestro porvenir. El desarrollo no se agota en el crecimiento económico y se está gestando un nuevo ciclo cultural que nos invita a abrir los horizontes”.

Activa participación

Durante la tarde la Convención de Cultura concentró su labor en el trabajo de mesas entre las que se distribuyeron los más de 100 participantes, abordando la “Promoción de las artes”, la “Participación ciudadana” y el “Patrimonio cultural”, entre otros tópicos.

En esta instancia se reunieron representantes de disciplinas y comunas muy diversas, desde artistas hasta cultores del folclore, representantes de instituciones y agrupaciones, quienes expresaron sus visiones, críticas y aportes a las temáticas planteadas, con el objetivo de evaluar las políticas que se implementan en los territorios.

Es así como planteó mejorar los mecanismos estatales en la entrega de recursos y los Fondos Cultura; reconocer la experiencia y calidad de artistas y agrupaciones consolidadas; la necesidad de contar con mayor formación y capacitaciones; generar políticas más inclusivas; preocuparse de los sectores rurales que no tienen acceso a las tecnologías para acceder a las informaciones; que las políticas culturales trasciendan a los gobiernos; mayor difusión de la actividad cultural; definir con claridad los conceptos que se trabajan en cultura; mayor protección de los bienes culturales y nuestro patrimonio; incorporar la interculturalidad y cambiar los paradigmas en la educación.

Otras temáticas apuntaron al rescate de la memoria, también se debatió sobre el rol de los medios de comunicación en relación a la cultura; el uso de energías limpias en los procesos; que existan publicaciones y políticas que promuevan el conocimiento de la historia local de cada comunidad; mayor trabajo en los barrios; preocuparse de transmitir de manera efectiva nuestras culturas a las futuras generaciones y hasta un cambio a la Constitución, fueron parte de una extensa listas de propuestas, que expusieron desde problemáticas muy concretas, hasta los sueños del mundo de la cultura.

Las autoridades de Cultura que participaron en toda la jornada, la directora regional Nélida Pozo y la subdirectora del Consejo Nacional Lilia Concha, escucharon cada una de estas propuestas que ahora serán sistematizadas por el Consejo Regional, y junto con agradecer la importante contribución de los participantes, se comprometieron a trabajar en ellas en miras a la aplicación de las actuales políticas culturales (2011-2016) y proyectando las que deberán implementarse en el siguiente período.

“Recogemos las ideas que aquí se discutieron y que como institución nos convocan a hacer mayores esfuerzos para que el Estado garantice los derechos culturales y que la cultura sea parte del desarrollo y una herramienta de lucha contra la pobreza y la desigualdad, para que se promuevan modelos de gestión colaborativos y participativos. Finalmente debemos promover con más fuerza la valoración, salvaguardia y transmisión de nuestra cultura a las generaciones de hoy del futuro”, dijo Nélida Pozo al realizar un balance de la jornada, donde también destacó “que hayan venido personas de lugares muy lejanos a Los Andes para ser parte de esta Convención, eso habla de cómo funciona el mundo de la cultura, con mucha pasión y compromiso”.

La Convención finalizó con una de las expresiones más auténticas de nuestro folclore regional, presentándose la familia Madariaga, con tres generaciones de músicos y su canto a lo humano y lo divino.

Volver arriba