Consejo de Cultura inaugura auditorio en homenaje a funcionarias fallecidas en accidente aéreo de Juan Fernandez

La Subdirectora de Cultura reiteró las disculpas del Estado por la tardanza en realizar un homenaje que esté a la altura del legado que dejaron Romina Irarrázaval y Galia Díaz.

La subdirectora de Cultura, Lilia Concha, la directora regional, Nélida Pozo, familiares, funcionarios y amigos, participaron hoy de la emotiva ceremonia en la que se inauguró un auditorio ubicado en el edificio institucional del CNCA de Valparaíso, con el nombre de Romina Irarrázaval y Galia Díaz, funcionarias fallecidas en el accidente aéreo de 2011 en Juan Fernández.

Lilia Concha destacó que “resulta  emocionante ver cómo la vida de las personas trasciende a través de sus obras. Ellas, Romina y Galia, dejaron un legado maravilloso de compromiso social, de trabajo abnegado, de sentido público y esto sigue palpitando en esta comunidad del Consejo de la Cultura. Me conmueve mucho más, observar desde los funcionarios el cariño genuino y sincero mostrado en este homenaje con tanta profundidad y sentido”.

Asimismo, la autoridad reiteró las disculpas del Estado de Chile “por demorar más de lo que corresponde en hacer un homenaje que esté a la altura del legado que ellas dejaron. Y señalar con toda claridad que su huella va seguir marcando lo que son las tareas y el funcionamiento del Consejo de la Cultura”.

Por su parte, la directora regional dijo que este es un acto de justicia “que nos permite agradecer a nuestras amigas y compañeras Galia y Romina por todo lo que entregaron a la cultura y las artes de nuestra región y del país, y nuestro mejor homenaje para ellas es continuar trabajando para que la cultura sea un derecho de todas y todos, especialmente de aquellos sectores con menos oportunidades y con menos posibilidades de conectividad, como son las Islas de nuestra región”.

Cabe recordar que esta acción es un homenaje del CNCA a Romina Irarrázaval y Galia Díaz, quienes perdieron la vida tras el accidente aéreo de septiembre de 2011 en la isla de Juan Fernández, en el que fallecieron un total de 21 personas. Las funcionarias se dirigían a entregar libros a la Biblioteca de la isla.

Volver arriba