Consejeros del CRCA Magallanes aprueban Política Regional de Cultura 2017-2022

El documento, que contiene las medidas y objetivos estratégicos para el desarrollo del ámbito artístico cultural en la zona austral, fue elaborado de manera participativa por diferentes agentes que interactúan en el sector.

En forma unánime, el Consejo de la Cultura y las Artes Región de Magallanes y Antártica Chilena, aprobó este viernes la Política Regional Cultural que orientará el destino del sector durante el próximo lustro en la zona austral del país.

En sesión ordinaria, cuatro de los seis miembros del órgano colegiado, más el Director del Consejo Regional de la Cultura y las Artes (CRCA) y presidente del colectivo, Gonzalo Bascuñán, efectuaron los últimos ajustes al documento que contiene las medidas y objetivos estratégicos para el desarrollo del ámbito artístico cultural de Magallanes, período 2017-2022.

“Un paso muy importante hemos dado junto al Consejo de Cultura, al aprobar por unanimidad el documento de la política cultural para Magallanes y la Antártica Chilena. Se trata de un texto que sintetiza un vasto trabajo con participación ciudadana y análisis de diversas fuentes secundarias de información y que en conjunto, han aportado a los objetivos y líneas de acción por donde se encaminará el desarrollo cultural los próximos cinco años”, argumentó el titular del CRCA, respecto de la carta de navegación construida de manera participativa por los agentes del sector en sucesivas instancias de diálogo y reflexión, que tuvieron su máxima expresión en la realización de la Convención Regional de Cultura los meses de junio y julio del presente año.

Artistas, gestores culturales y ciudadanos en general, efectuaron su aporte para la elaboración del instrumento, basados en los ejes temáticos: Culturas, Artes y Patrimonio, y bajo el enfoque de derechos y territorio. Este trabajo se tradujo en el documento que guiará la acción pública, la articulación de la institucionalidad, la ciudadana y los agentes culturales para abordar los desafíos y prioridades definidas como fundamentales para el desarrollo del sector en Magallanes.

Para la consejera Paula Viano, que manifestó su satisfacción por haber sido parte de la fase de elaboración de la política, destacó la participación, identidad territorial y sustentabilidad del instrumento, como de ejes fundamentales.

«La elaboración de la Política Regional de Cultura se organizó de tal manera que fue posible llevarla a cabo de forma participativa, que era una de las condiciones que nosotros creíamos tenía que cumplirse sí o sí. Además, se dio un paso muy relevante en términos de democracia al interior de la institucionalidad estatal de Chile, cuando se define que la Política Nacional de Cultura va a ser el resultado de las políticas regionales, mientras que estábamos acostumbrados a ver que las políticas regionales terminaban siendo la bajada de una decidida a nivel central. Entonces, dados estos dos elementos y la pertinencia territorial, se dio un proceso a nivel magallánico de amplia participación. Hubo mucha gente que se involucró desde las artes, desde la cultura, desde las instituciones públicas y privadas en la Convención Regional de Cultura. Ha sido un trabajo muy bonito. La política tiene criterios transversales y que imponen fundamentos que toda política de desarrollo debe incluir, tales como la participación, transparencia, concepto de identidades e intenciones efectivas de que se sustente en el tiempo, a través de las personas que la generaron, pero también de quienes deben seguir dándole vida, independiente de los gobiernos que vengan. Estoy muy contenta y orgullosa de haber formado parte de esta construcción es histórica».

Durante la sesión en la que se ratificó el documento participaron los consejeros y consejeras Paula Viano, Paulina Carrasco (en representación de la Seremi de Educación), Rosario Chavol y Aquiles Barría.

Volver arriba