Comisión de Educación y Cultura del Senado aprueba por unanimidad proyecto de ley en favor de directores y guionistas

Iniciativa legal dispone que estos creadores  tendrán derecho a percibir una remuneración por la difusión pública de sus obras fijadas en formato audiovisual, en los mismos términos que hoy los artistas, intérpretes y ejecutantes tienen en virtud de la Ley 20.243.

La Comisión de Educación y Cultura del Senado aprobó hoy, por unanimidad, el proyecto de  ley que establece el derecho de directores y guionistas de obras audiovisuales a percibir  una remuneración por la comunicación pública de sus obras fijadas en formato audiovisual.

Esta iniciativa legal dispone que estos creadores  tendrán el derecho a percibir una remuneración por la difusión pública de sus obras fijadas en formato audiovisual en los mismos términos que hoy los artistas, intérpretes y ejecutantes tienen en virtud de la Ley 20.243, que establece normas sobre los derechos morales y patrimoniales de los intérpretes de las ejecuciones artísticas fijadas en formato audiovisual.

La ley 20.243, promulgada el año 2008 durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, contempla el resguardo de por vida de artistas e intérpretes de la ejecución y repetición de sus obras en formato audiovisual. Sin embargo, la iniciativa no incluía a directores y guionistas, por lo que esta modificación busca también resguardar sus derechos de creación de por vida.

El gobierno le ha propuesto al parlamento que esta ley sea llamada Ley Ricardo Larraín, en honor al director recientemente fallecido. El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, participó en la sesión y valoró el avance en la iniciativa: “Este proyecto de ley hace un homenaje a Ricardo Larraín, un director que nos dejó hace muy poco y que es,  sin duda,  uno de sus propulsores junto a Silvio Caiozzi”, aseguró.

Además, el Secretario de Estado afirmó que “esta ley viene a reparar una lamentable e injusta omisión de nuestra legislación respecto a los directores y guionistas, pues la ley chilena hoy les reconoce su condición de autores solo para efectos de los derechos morales, pero no cuentan con derechos patrimoniales por la comunicación pública de sus obras. Con este proyecto, buscamos que las mismas normas y derechos que tenían ya los intérpretes desde el año 2008, se apliquen a estos artistas audiovisuales, tanto para salas de cine, como para televisión, entre otros”.

Tras la aprobación unánime, el director Silvio Caiozzi (“Coronación”) reconoció que es un gran día para directores y guionistas: “Llevamos 20 años peleando por esto y aparentemente por fin será realidad. Es justicia para los directores y escritores, que somos más bien los creadores del contenido de todo material audiovisual. Los actores también aportan, pero la verdad es quien crea los personajes, quien crea las tramas, quien crea el estilo de todo lo que muestran los canales y las salas de cine, somos los autores. Y curiosamente los autores no somos beneficiarios frente al éxito de nuestra propia obra, y eso es una injusticia enorme que ocurre en Chile”.

Volver arriba