Bienal de Venecia: hoy se inauguró pabellón ILLA, donde exponen los chilenos Joaquín Cociña, Cristóbal León y Cristián Silva-Avaria

La muestra del Instituto Ítalo-Latinoamericano bautizada “El Atlas del Imperio”, está curada por el alemán Alfons Hug y cuenta con la co-curatoría de la chilena Paz Guevara.

Mostrando la hermandad entre países, por medio de sus creaciones, los artistas que participan en el Pabellón IILA, del Instituto Italo-Latinoamericano, dieron por inaugurado uno de los espacios más experimentales de la versión 55 de la Bienal de Venecia. Entre ellos se encuentran tres chilenos, Joaquín Cociña y Cristóbal León, que participan en conjunto, además de Cristián Silva-Avaria, que es parte de una muestra colectiva de Alemania y Brasil. Todos ellos fueron convocados por el curador alemán, Alfons Hug, y por la co-curadora chilena, Paz Guevara.

En el espacio, que está dedicado a las interrelaciones entre Europa y América Latina, y a la dinámica de los enlaces entre los artistas de ambos continentes, Cociña y León exhiben  “Los Andes”, video trabajado con la técnica del stop motion que muestra una oficina poseída por una fuerza divina que ha venido a profetizar el surgimiento de una civilización dorada en Los Andes.

“Ser parte del Pabellón ILLA significa una experiencia nueva y algo extraña para nosotros, que es la de presentarse bajo un rótulo territorial y cultural. En ese contexto, la curatoría de Alfons y Paz para ILLA nos parece un interesante punto de inflexión pues pone el foco en los desplazamientos territoriales y en la interacción Europa- América Latina”, señaló Cristóbal León

Paz Guevara, destaca el lenguaje propio que ha logrado encontrar la dupla de artistas. “Nos interesó como un dúo que tiene un lenguaje propio híbrido. En el video vemos cómo una oficina se transforma en un espacio donde irrumpe la naturaleza, las plantas salen por la pantalla del computador, aparece la cordillera de Los Andes y nos cuentan la historia de este mito que era de la Ciudad de los Césares, donde se creía que había una ciudad encantada en el medio de la cordillera, explicó la co-curadora.

Bienal de Venecia: Martín Sastre, Joaquín Cociña, Cristóbal León, Sylvia Irázabal, Ministro Cruz-Coke, Alfons Hug y la artista colombiana Francois BucherBienal de Venecia: Martín Sastre, Joaquín Cociña, Cristóbal León, Sylvia Irázabal, Ministro Cruz-Coke, Alfons Hug y la artista colombiana Francois Bucher

Pero la participación chilena en este pabellón no se reduce sólo a la muestra de Cociña y León. Cristián Silva-Avaria participará del proyecto conjunto del destacado cineasta alemán Harun Farocki y la curadora Antje Ehman titulado “Labour in a Single Shot”, el cual buscar revisar las condiciones de trabajo en todo el mundo, pero esta vez sólo se mostrará lo obtenido en Río de Janeiro. Acá Silva-Avaria colaboró con sus videos “Circular Movement” y “The City, the runners and the fisherman”

“En mi participación con “Circular Movement” muestro la relación entre un obrero textil y la máquina de producción de tejidos que éste controla interminablemente, en una especie de simbiosis entre máquina y hombre. Por otra parte, en “The City, the Runners and the Fisherman” presento una situación urbana de tres planos. El plano medio y principal de la escena, muestra un pescador en la mitad de la Lagoa Rodrigo de Freitas. En el tercer plano se muestra el movimiento incesante del tráfico de la cuidad, mientras que en primer plano una serie de deportistas interrumpen las otras dos situaciones”, explica el creador sobre su participación.

Por su parte, el ministro Cruz-Coke valoró la alta presencia nacional en la bienal de arte más importante del mundo. ”Me parece notable que tengamos seis artistas en distintos lugares de representación, aquí en la Bienal de Venecia. Esto es el gran encuentro mundial del arte, aquí es donde se cuestiona, se pone en valor, precisamente, el arte mundial. Y tener seis artistas que están siendo convocados desde la misma Bienal, es lógicamente motivo de gran orgullo, y da cuenta del estado del arte nacional. Por tanto, señalar hoy día no sólo la buena salud del arte chileno en general, sino también el hecho de que artistas han ido creciendo y han ido madurando, y hoy día la Bienal de Venecia está dando cuenta de esto”, señaló el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke.

Los chilenos pondrán a dialogar a su obra junto al argentino Guillermo Srodek-Hart, la boliviana Sonia Falcone, la brasilera Juliana Stein, la colombiana François Bucherm la costarricense, Lucía Madriz, el cubano Humberto Díaz, los ecuatoriano Miguel Alvear y Patricio Andrade, el salvadoreño Simón Vega, el nicaragüense, Marcos Agudelo, el panameño, Jhafis Quintero, el paraguayo Fredi Casco, el peruano David Zink Yi y el Colectivo Quintapata (República Dominicana), Martín Sastre (Uruguay), Susana Arwas (Venezuela).

Bienal de Venecia - obra de Cociña y León

Alfredo Jaar y Pabellón de la Urgencia

El miércoles se inauguró el pabellón chileno con la esperada propuesta de Alfredo Jaar “Venezia, Venezia”, la cual consiste en una réplica a escala de la propia bienal en que emergerá del agua 24.860 veces durante la muestra, para luego volver a desaparecer, en lo que el artista describió como “24.860 oportunidades de imaginar un orden diferente, de una especie de democracia cultural abierta a todos”. Luego de la presentación, los asistentes pudieron acercarse a felicitar a un siempre silencioso Alfredo Jaar.

Cabe destacar que el pabellón chileno en la Bienal de Venecia, es resultado del trabajo colaborativo del Consejo de la Cultura, junto a la Dirac, Prochile y Fundación Imagen de Chile.

Además, ayer fue inaugurado el “Pabellón de la Urgencia”, muestra que forma parte de la presencia chilena en la Bienal de Venecia, que intenta reflejar el miedo que siente la sociedad actual y reflexionar sobre cómo el arte puede ayudar a revertir esta situación.

El pabellón es curado por el artista franco-peruano Jota Castro, quien convocó a los chilenos Jorge Tacla y Patrick Hamilton para ser parte de la muestra colectiva, e indicó que «tiene que ver con las diferentes maneras de pensar acerca de un mundo mejor, y la posibilidad del arte para contribuir a imaginar un mundo así”.

Volver arriba