Tierra Amarilla: Evento musical reunió a la comunidad junto a autoridades locales
  • “Gran malón, noche de música y boleros” sumó a cerca de 100 personas en un evento de libre acceso ciudadano.

Era una noche especial. Y desde el atardecer vecinas y vecinos de Tierra Amarilla comenzaron a acercarse al Gimnasio Techado para ser parte de un evento musical cargado a los recuerdos y a las grandes emociones. Así, conforme avanzaba la noche cerca de 100 personas se congregaron en el recinto deportivo para disfrutar del “Gran malón, noche de música y boleros”.

Los encargados de dar el vamos a esta actividad fueron los integrantes de “Estación del Recuerdo”, quienes desde Vallenar estuvieron más de una hora repasando boleros emblemáticos de la música en español, emocionando y enamorando. De hecho, varias parejas decidieron integrarse a la pista de baile para gozar de estos ritmos inolvidables.

El alcalde la comuna, Mario Morales, compartió palabras con las vecinas y los vecinos que eran parte de este evento. La autoridad local señaló que aspira a incrementar los espacios culturales de Tierra Amarilla de forma significativa, para así ampliar el acceso ciudadano a este tipo de eventos y al desarrollo artístico de la comuna. Durante la velada, Morales compartió animadamente con los asistentes y respondió inquietudes de la ciudadanía.

“Queremos que instancias ciudadanas participativas como esta se mantengan en el tiempo, porque como Consejo de la Cultura estamos respondiendo al mandato de la Presidenta Bachelet de dar un libre acceso ciudadano a eventos artísticos y culturales, porque este Gobierno entiende que ese acceso es un derecho para todas y todos”, apuntó la Directora del Consejo de la Cultura y las Artes de Atacama, Catisis Lobos Alcota, quien también compartió experiencias con las vecinas y vecinos de Tierra Amarilla.

Más tarde, la Tuna Candelaria UDA, de Copiapó, subió al escenario para llenar de alegría al centenar de asistentes a esta actividad abierta a todo público. Los integrantes de esta agrupación cantaron temas populares, bromearon con los asistentes y bailaron animadamente con los participantes de este “Gran Malón”. La noche fue cerrada con música bailable, que transformó el gimnasio en una gran fiesta ciudadana.

Volver arriba