Seremi de las Culturas y Compañía de Teatro Impronta rescatan la figura de Los Guachucheros

Corrían los años de esplendor en el campamento minero de Sewell. El Departamento de Bienestar se preocupaba de velar por la sana convivencia, la moral y las buenas costumbres. Imperaba la ley seca: El consumo del alcohol era entonces un acto prohibido y el aguardiente de Doñihue un bien tan apetecido como escaso.

Es así como nace la figura del guachuchero, un traficante de aguardiente que oculto en la clandestinidad de la noche llegaba hasta la ciudad de las escaleras a saciar la sed minera de la Cordillera de Los Andes.

De esta forma su figura se llenó de misticismo y hasta el día de hoy es un recordado personaje por quienes habitaron este lugar, que el año 2006 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Con el fin de preservar su imagen y mantener vivo su recuerdo, la Seremía de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, está presentando la obra de teatro «Los Guachucheros. Secretos de una Historia Prohibida», a través de su programa Itinerancia de Elencos Artísticos por la Infraestructura Cultural de O’Higgins. La seremi del ramo, Lucía Muñoz Sandoval, explicó que precisamente, esta obra de teatro ficción rescata la figura del guachuchero, pero desde una perspectiva femenina.

Agrega que este relato está basado en una historia que muy pocos conocen de nuestro patrimonio cultural inmaterial, porque se concentra en un lugar específico de la comuna de Machalí, pero que también se conecta con relatos de la comuna Doñihue y su gente, que se ha destacado y ha sido reconocida por la producción de aguardiente y su contrabando en Sewell.

Centrada en una temática de género, este montaje de la Compañía de Teatro Impronta, visibiliza a muchas mujeres que durante años sacaron adelante a sus hijos y familias a través de esta actividad y está siendo presentado por la seremía de las Culturas en ocho lugares de distintos de la región.

Ya estuvo presente, de manera gratuita para el público, en los teatros municipales de Coínco y Nancagua. También en el Liceo Pablo Neruda de Navidad y la Escuela Mónica Silva Gómez de La Estrella.

Entre sus próximas puestas en escena están el Gimnasio Municipal de Codegua, ubicado en calle Andes N° 253, el viernes 31 de agosto, a las 19 horas; en la Escuela Galvarino Valenzuela Moraga, ubicada en Los Alerces N°15 en Lolol, el miércoles 5 de septiembre, a las 15:30 horas; en el Liceo El Rosario, en Hermanos Carrera 751 en Litueche, el jueves 6 de septiembre, a las 10 horas y el viernes 7 de septiembre, en la Escuela Laura Matus Meléndez de Doñihue, ubicada en Av. Rancagua 398, a las 12 horas.

Lucía Muñoz precisó que esta creación de la Compañía de Teatro Impronta está pensada para un público familiar, es una obra amena y divertida, con una puesta en escena atractiva en tonos sepias, con una duración aproximada de una hora, razón por la cual invitó a las familias a disfrutar de las funciones que son abiertas a todo público.

Volver arriba