Seremi de las Culturas inaugura obra tridimensional que releva el legado artístico de Nemesio Antúnez

Pabellón fue creado a través de un trabajo colaborativo entre la Seremi de las Culturas y estudiantes de la carrera de arquitectura de la Universidad Andrés Bello. Ayer fue instalado a un costado del Museo Artequin, en Viña del Mar.

El sentido de la vida y la muerte que tiene Nemesio Antúnez en torno a un objeto cotidiano como es la cama, nos hace pensar en todas las acciones que allí ocurren, como descansar, entretenerse, amar o dormir eternamente. La obra “Ciclos vitales” rescata precisamente esa reflexión, a través de una estructura circular que representa el ciclo sinfín y lienzos en blanco que, con el paso del tiempo, se teñirán de diversos colores.

La seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Constance Harvey, explicó que “la importancia de esta obra es que nosotros la resignificamos a través de un trabajo de mediación, primero con los estudiantes de la carrera de arquitectura de al UNAB, pero luego queda como una obra inacabada para ser terminada por niños que vienen y visitan el Museo Artequin. Pero la idea es relevar y visibilizar la obra del maestro Nemesio Antúnez, que fue uno de los artistas más influyentes en la segunda mitad del siglo XX en Chile (…) Nosotros en su centenario realizamos muchas actividades en torno a eso, y una de esas tiene que ver con la realización de Ciclo vitales, en torno a la cama de Nemesio Antúnez”.

Por su parte, Juan Paulo Alarcón, director de carrera de la escuela de Arquitectura del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello, sostuvo que esta “es una obra no está terminada, que la termina la comunidad, que la terminan los niños. Una obra que es bastante abierta a diferentes especulaciones respecto a cómo nos interpela a cada uno de nosotros, y creemos que cuando esas obras son abiertas y que finalmente no es algo que nosotros definimos ni cerramos, creo que también estamos abriendo paso a la reflexión de la comunidad”.

Por su parte, la directora del Museo Artequin Viña del Mar, Macarena Ruiz, manifestó que “lo más importante para nosotros es que este elemento va a quedar acá, y los niños van a jugar, van a poder crear, van a poder intervenir y van a poder vivir la obra de Nemesio Antúnez. Entonces de alguna manera, cruza el ejercicio académico de la universidad con la gestión que realiza el ministerio y con la vida real que ocurre en este museo, que son los niños que van a jugar en esta obra, se van a introducir. Después estos lienzos van a ir tomando color con el tiempo, se van a ir pintando, y va ser una obra viva, esa es la idea”.

María José Ureta, estudiante de arquitectura UNAB, indicó que “esta obra nace de esta idea de que la cama es parte de la vida, y en ese sentido la vida es un ciclo constante, y por eso digamos la idea de la forma circular. Entonces, es recorrer esto como un sinfín pero a partir de elementos estándar como los arcos y como lo es la cama, pero que a la vez le da movimiento y flexibilidad para que cada uno lo use como quiera, que es lo que pasa generalmente en todos estos objetos que son cotidianos”.

Nemesio 100 años

Pintor, grabador y un inagotable activador de espacios y redes culturales a nivel nacional e internacional, Nemesio Antúnez dedicó su vida al arte y es reconocido como una de las personas más influyentes en el desarrollo cultural de nuestro país durante la segunda mitad del siglo XX.

Es por eso que para conmemorar su centenario la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la Región de Valparaíso organizó una serie de actividades, que comenzaron el año pasado con la inauguración de la exposición “Vientos de Antúnez”, que se realizó en conjunto con estudiantes de las escuelas Blas Cuevas y Pedro Montt de Valparaíso. Posteriormente se abrió la exposición de grabados del artista visual “Forma de Origen, 100 años de Nemesio. 1918-2018”, y se realizó la charla “El legado de Nemesio” en CasaPlan.

La programación para este año también contempló una itinerancia de la exposición  “¡Despierta… Nemesio Despierta!” por las comunas de La Ligua, Hijuelas, Limache, Villa Alemana, Quilpué, Viña del Mar y Valparaíso. Las obras expuestas fueron el resultado de los talleres realizados en los colegios de diferentes comunas durante el año 2018.

En abril también se desarrolló un importante trabajo con campamentos de Valparaíso, a través de la iniciativa “100 cometas para Nemesio”, donde niños y niñas participaron en talleres de confección de cometas, que luego fueron elevadas en el sector de Montedónico.

Las actividades se han desarrollado en conjunto con el Centro de Estudios de Formación y Artes, la Corporación Municipal de Viña del Mar,  CasaPlan, Centro del Grabado de Valparaíso, Universidad de Playa Ancha, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Viña del Mar, Universidad Andrés Bello, Museo Artequin Viña del Mar y el Colegio José Cortés Brown.

 

Volver arriba