Delegación de Los Ríos estuvo presente en XIV Convención Nacional de Cultura
  • Comitiva fue parte de las más de 200 personas ligadas al mundo de la cultura, que durante dos días participaron en el último encuentro de este tipo organizado por el Consejo de la Cultura antes de convertirse en el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El centro histórico de Arica fue el lugar escogido para cerrar la XIV Convención Nacional de Cultura, que durante dos días reunió a más de 200 personas. El encuentro fue el último de este tipo realizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y servirá para consolidar las políticas públicas de los primeros años del futuro Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, aprobado por el Congreso Nacional.

En su mensaje, el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, destacó la importancia de este encuentro para los nuevos desafíos que se vienen: “Con los insumos generados durante esta Convención, se refuerza el paso a la nueva institucionalidad. El Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio es un anhelo que se concreta, y que es fruto de un trabajo participativo que debemos cuidar. Podemos decir con certeza que cultura ha llegado a una madurez que está en condiciones de defender la construcción colectiva de todo este proceso”.

Una comitiva regional representó a Los Ríos, compuesta por la directora regional de Cultura, Lorenna Saldías, las consejeras regionales del CNCA Marisol Molina, Hilda Gallegos y Laura Bertolotto, además de la coordinadora del departamento de Fomento de las Artes e Industrias Creativas, Helen Urra.

Los asistentes trabajaron en distintas mesas temáticas en materia cultural, artística y patrimonial. Entre los temas tratados destacaron la participación, gestión cultural local y espacios culturales, mediación artística, interculturalidad, intercambios transfronterizos, economía creativa y desarrollo local, además de cultura digital, difusión y medios, patrimonio, memoria y gestión del conocimiento, investigación e innovación. Las conclusiones se transformarán en insumos para la Política Nacional de Cultura de los próximos cinco años, que serán presentadas en diciembre.

En la primera jornada, los 200 participantes a la Convención asistieron a conferencias de la finlandesa Annamari Laaksonen, de IFFACA; la argentina Alicia Williner, de CEPAL; y el chileno Rodrigo Márquez, del Programa de la ONU para el Desarrollo. Además del trabajo de mesas, se presentaron las Políticas Nacionales 2017-2022 de Artesanía, Artes Escénicas y Artes de la Visualidad.

La consejera y Rectora de la Universidad Santo Tomás en Valdivia, Laura Bertolotto, destacó la participación y diversidad de ésta. “Destaco que este encuentro permitiera la participación en la elaboración de las políticas públicas que tendrá que llevar adelante el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. También fue importante que se reuniera la totalidad del mundo de la cultura, actores culturales, academia, etcétera, que se suman a esta iniciativa desarrollada en un contexto participativo, un tema que es de alto valor”, señaló.

Respecto a su participación en la mesa de Gestión del conocimiento, investigación e innovación, sostuvo que “es una materia muy importante para nuestra Región de Los Ríos y que se aborda en la Estrategia de Desarrollo Regional, por lo que me pareció pertinente”. Otro de los aspectos destacados por la consejera fue el aporte de Los Ríos en la construcción de políticas públicas. “Se validó el trabajo realizado por nuestra directora regional, el consejo y funcionarios en la región en pro de la construcción de estas políticas públicas regionales, siendo Los Ríos la única que logró sacar adelante este importante desafío”, agregó.

La participación, gestión cultural y espacios culturales fueron los temas en los que se adentró la consejera Hilda Gallegos, quien resume así las principales conclusiones de su mesa: “La reflexión transitó por razonar que la conexión entre estas materias nace de entender la participación ciudadana como un elemento central para el desarrollo de políticas públicas que potencien el ámbito cultural y el desarrollo humano integral de la ciudadanía, es decir, que la carta de navegación de la nueva política proyecte a la ciudadanía con sus intereses y necesidades, desde mecanismos acordados entre esa ciudadanía y la institucionalidad. Que la gestión cultural sea vista como un mecanismo de conexión para materializar aquellos intereses y necesidades. Y a los espacios culturales como el lugar contenedor dispuesto para las prácticas culturales con sus diversas manifestaciones y/o lenguajes”.

Para la gestora cultural, los principales logros del encuentro fueron los conceptos abordados en la convocatoria: desarrollo humano, derechos y territorio, así como el que se tratara del último encuentro previo al Ministerio. “Estos logros constituyen un desafío y una oportunidad para fortalecer el trabajo futuro en materia cultural, para abordar las políticas culturales y el desarrollo de los planes y programas inherentes y para contemplar a la ciudadanía integrada en su diversidad, respetada en sus derechos, reconocida en su identidad territorial. Lo anterior, para una mejor calidad de vida y mayor percepción de la felicidad, que son precisamente indicadores de desarrollo humano”, añadió.

Como parte de la mesa de Internacionalización, interculturalidad e intercambios transfronterizos, y siendo su primera convención, la consejera Marisol Molina detalló así su participación en la instancia donde compartió lugar con el ministro de Cultura. “La discusión generalizada giró en torno a la inclusión de los pueblos originarios y ahora, con el derecho a voto de los chilenos residentes en el extranjero, cómo hacer fluir el intercambio cultural y hacer que los artistas que residen en el extranjero hagan visible su obra en Chile. Desde Los Ríos propusimos que nuestras embajadas, consulados y agregados culturales tengan una preparación por parte del CNCA y que se les entreguen insumos para que estos lugares sean también una representación artístico-cultural del país”, indicó.

Entre las conclusiones destacó: “Todas las consultas que se hagan con los pueblos originarios o con migrantes deben ser con pertinencia cultural, o sea, que los procesos sean inclusivos, pero también adaptados a las realidades, los tiempos, las formas, que tiene esta diversidad cultural, que no sea algo impuesto desde fuera, sino que se nutra de las formas que ancestralmente tienen, por ejemplo, nuestros pueblos originarios”.

Volver arriba