Consejo de la Cultura inauguró mural pintado por internos de la cárcel de Talca

El mural, bautizado “Más allá del panóptico”, tiene 20 metros de ancho por 2,20 metros de alto, y se encuentra emplazado en uno de los muros del patio que da al módulo 2 de la cárcel de Talca.

Con la inauguración de un mural, el lanzamiento de un proyecto de artesanía financiado con Fondos de Cultura, además del cierre dos talleres de poesía y literatura realizados tanto en la cárcel de hombres como de mujeres en Talca, el Consejo Regional de la Cultura y las Artes del Maule dio por finalizado un proceso de intervención artística impulsado en distintas unidades penales de la región y que contó con la estrecha colaboración de la Secretaría Regional Ministerial de Justicia y la Dirección Regional de Gendarmería de Chile.

La ceremonia oficial se llevó a cabo en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Talca y contó con la presencia del director regional de Cultura, Edgardo Cáceres; el director regional de Gendarmería en el Maule, coronel Christian González; el seremi de Bienes Nacionales, Carlos Soto; y el director provincial de educación de Talca, Carlo Campano.

En su intervención, el director regional de cultura del Maule, Edgardo Cáceres, valoró y destacó el interés, entusiasmo y compromiso de los internos e internas que participaron tanto en la elaboración del mural como en los talleres de poesía y literatura. “No me queda más que agradecerles a cada uno de ellos y si de alguna manera logramos con estas iniciativas culturales mitigar en parte su dolor o hacer olvidar el peso del encierro, yo me quedo tranquilo, porque de esa forma ayudamos a que sus sueños de libertad en algún momento tuvieron algo de realidad” aseveró la autoridad.

Por su parte el director regional de Gendarmería del Maule, coronel Christian González, valoró el compromiso del Consejo de la Cultura por hacer llegar las manifestaciones artísticas a todos los sectores y en este caso particular a las unidades penales de la región, “porque este tipo de actividades permiten que los internos e internas aprendan herramientas y capacidades que les ayudarán no solo en su reinserción social, sino que además les permiten mejorar su autoestima y formas de expresión”, precisó.

Mural «Más allá del panóptico»

El mural, bautizado “Más allá del panóptico”, tiene 20 metros de ancho por 2,20 metros de alto, y se encuentra emplazado en uno de los muros del patio que da al módulo 2 de la cárcel de Talca.

El trabajo artístico fue coordinado por el pintor maulino Claudio Tapia, y se sumaron al proceso creativo los pintores Alejandro Retamal, Fernando Garrido y Mauricio González. Además tuvieron protagonismo siete internos del centro penitenciario, más otros dos que pintaron sus poemas.

En la obra, cuyo desarrollo se extendió por dos meses, hay una mixtura entre el impresionismo y el surrealismo. En ese sentido, Claudio Tapia, manifestó que el mural representa el sentir pero también la esperanza de las personas que están privadas de libertad no solo en la cárcel de Talca sino que en otras unidades penales de la región.

Talleres de literatura

Además de la inauguración del mural, se realizó el cierre de dos talleres de literatura y poesía. Una de estas iniciativas, que tuvo un mes de duración, estuvo a cargo del poeta negro, músico y gestor cultural curicano, Eduardo Leyton, quien trabajó con los internos de la cárcel de Talca la creación literaria.

“Los internos logran encontrar en la literatura, un espacio para dar rienda suelta a sus emociones, a sus talento y sueños. Es en este tipo de talleres que encuentran la tan anhelada libertad», aseguró Leyton.

De manera paralela, pero en el centro de reclusión femenino de Talca, comenzó a ejecutar un taller de poesía a cargo de Silvia Rodríguez, con el propósito de que las internas puedan desarrollar su capacidad narrativa.

Proyecto de artesanía

Otra iniciativa cultural que tuvo como centro de operaciones la cárcel de Talca fue el proyecto “Fomento de la talabartería con identidad maulina: al rescate de la tradición” a cargo del artesano de San Clemente, Elías Verdugo y que contó para su realización con el financiamiento del Fondart Regional, a través de su línea de Fomento de la Artesanía.

La iniciativa, ejecutada entre marzo y agosto de este año, tuvo como principal objetivo el rescate de la tradición artesanal talabartera del Maule, fomentando la especialización de maestros talabarteros en unidades penales. “Se buscó promover la producción de clínicas de talabartería avanzada y difundir la artesanía en cuero, en audiencias con mediano conocimiento o nulo”, explicó Elías Verdugo.

Volver arriba