Con exitosas experiencias internacionales se realizó Primer Seminario de TV pública, cultural y educativa

El evento organizado por el Consejo de la Cultura y los Ministerios de Educación y Segegob, reunió a expertos nacionales y extranjeros y a representantes de la sociedad civil, quienes debatieron en torno al futuro canal público-cultural-educativo.

A sala llena, este martes se realizó el Primer Seminario de TV pública, cultural y educativa, evento organizado por el Consejo de la Cultura y los Ministerios de Educación y Segegob, cuyo eje central fue contribuir a dar forma a las orientaciones editoriales y programáticas del futuro canal público cultural educativo de Chile.

El Ministro Secretario General de Gobierno, Marcelo Díaz, reconoció que “estamos muy satisfechos de ver cómo este anuncio que hizo la Presidenta Michelle Bachelet empieza a materializarse, y tal como lo habíamos adelantado, esperamos ingresar el proyecto de ley que permitirá la creación de un canal educativo y cultural púbico, sin publicidad, de aquí a fin de año, y para eso además de los ministerios involucrados requeríamos la opinión de la sociedad civil”.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, reflexionó en torno a los nuevos desafíos que implica la TV y nuestra relación con ella: “No podemos como sociedad seguir siendo receptores pasivos frente a la televisión. Su lugar en la construcción de nuestro país es demasiado importante como para eso. Este seminario constituye, en este sentido, el primer aterrizaje en el imaginario público y político, de esta idea de que la televisión puede y debería también ser un espacio formativo, en cuya construcción  todas y todos estamos llamados a participar, conscientemente”.

La jornada comenzó con la intervención del panel con invitados internacionales, que  permitió a los asistentes conocer las experiencias de televisión pública en Inglaterra, México y Colombia. Aisling O’Connor, productora ejecutiva comisionada de música y arte para todos los canales de la BBC, verdadero ícono mundial de TV pública de calidad, afirmó que pese a los desafíos que implica en estos tiempos pensar en la creación de un canal cultural público y educativo, “la clave está en lograr que la audiencia se sienta representada con lo que ve en la pantalla y a la vez ser capaces de mirar a futuro y centrarse en cómo se consumen y cómo se entregan los contenidos, para así  proyectarse en cómo la gente accederá a esa información en 10 o 20 años más”, dijo.

Para avanzar en ello, la experta reconoció que un buen punto de partida es involucrar a la ciudadanía, a las instituciones que aportarán contenido, pero sin dejar de lado a la audiencia hacia la que apuntará el trabajo, especialmente a los niños y adolescentes.

Para Miguel Cruz, productor ejecutivo del Canal Once Niños de México, experto en televisión con más de 15 años de trayectoria, el éxito del modelo de dicha estación televisiva obedece a que “creemos en el derecho que tienen los niños de conocer y reconocerse en lo que ven en TV, lo que a su vez es una forma de hacerlos crecer, de formarles un sentido crítico y propositivo frente a su entorno”.

Basado también en su experiencia, el argentino Rubén D’Audia, gerente general de Educ.ar Sociedad del Estado, institución que tiene a cargo el Portal educ.ar y las señales Encuentro, Pakapaka y DEPORTV del Ministerio de Educación de Argentina, afirmó que “nuestros canales educativos deben ser capaces de retratar la riqueza de cada rincón del país, pero también tienen que crear ciudadanía y promover la identidad cultural de las naciones”. ¿Cuál es el gran desafío? “Poner en pantalla algo distinto y demostrar que el que se trate de programación cultural y educativa no es sinónimo de aburrimiento, y la forma de medirlo es estar atentos a lo que funciona y lo que no, porque nuestras señales no miden rating”, afirmó.

Más tarde fue el turno de los expertos nacionales, cuyo panel estuvo integrado por Álvaro Díaz, productor y director audiovisual tras programas como “31 Minutos” y “Plan Z”; María Estela Ortiz, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia; y Sergio España, especialista en análisis de medios de comunicación y el uso de herramientas de medición. Los temas centrales en este debate, reflejados en las preguntas que emanaron desde la audiencia, estuvieron relacionados con la necesidad de cambiar el foco de la industria televisiva, que hasta ahora apunta netamente a la rentabilidad, determinar qué es la televisión cultural y definir la participación que tendrán las regiones en el futuro canal público.

Durante la tarde, alrededor de 80 representantes de instituciones del mundo académico, audiovisual, periodistas, comunicadores, profesionales de las regiones y sociedad civil, debatieron en mesas de trabajo divididas en torno a derechos culturales, pluralismo y contenidos culturales audiovisuales; rol del canal cultural estatal de TV en torno a patrimonio e identidad, artes y literatura, ciencias, pueblos originarios, migrantes, capacidades diferentes, deporte, vida sana y ciudad.

Volver arriba