Los Fondos Cultura entran este año a la era digital

En la ceremonia donde se conocieron los ganadores de los Fondos Cultura 2011, el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke anunció el nuevo paso en la modernización de los fondos concursables: la conversión digital. Esta innovación implica mayor transparencia, eficiencia en el proceso e incluso, ahorro de recursos económicos.

• Otro de los cambios que se implementarán a partir de este año es la incorporación de nuevas áreas en los fondos concursables: artes circenses, nuevos medios, diseño y arquitectura.

• Los Fondos Cultura 2011 suman más de 19.047 millones de pesos, $1.600 millones más que el 2010. Este año se premiaron 1191 proyectos. 672 de ellos corresponden a regiones.

• El listado completo de los ganadores se encuentra en www.consejodelacultura.cl/fondosdecultura

El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, hizo importantes anuncios relacionados con la modernización y transparencia de los Fondos Cultura 2011: desde septiembre próximo el proceso de postulación a fondos concursables será completamente digital y se llevará a cabo a través de un portal.

«Esto implica que toda la documentación será recibida en formato electrónico, nada en papel y a través de Internet. Este nuevo sistema permitirá además que los documentos se puedan presentar en forma remota», explicó el Secretario de Estado.

Al digitalizar el proceso, Chile se está poniendo al día con la realidad internacional, donde prácticamente ya no existen concursos en papel. Esta modernización supone una simplificación del procedimiento de postulación y la agilización de los procesos, lo que implica ahorro de recursos, aumento en la transparencia y en la eficiencia general del sistema.

Otro de los beneficios asociados a este nuevo formato es la ampliación del universo de participantes, ya que permitirá postular desde cualquier lugar, con sólo contar con una conexión a Internet. Hoy los postulantes tienen que ir físicamente a las oficinas regionales para presentar sus proyectos, en el horario de atención establecido.

Bajo el nuevo formato, los postulantes también se beneficiarán con las alertas, a través de las cuales el sistema automáticamente les indicará si- por ejemplo- faltan ciertos documentos. Incluso, con sólo ingresar el rut, los interesados podrán saber si están inhabilitados para postular.

 

Evaluación digital y remota

Gracias al nuevo sistema, el proceso de evaluación, en el que participan jurados y evaluadores, también será digital, a través de Internet. Esto permitirá que se realice de forma remota, abriéndose la posibilidad de llegar a mejores evaluadores. «Con este avance se podrá ampliar la base de jurados a personas que no viven el país», detalló el Ministro Cruz-Coke.

Como todo el proceso de admisibilidad se realizará de forma virtual, habrá un importante ahorro económico, el que llega a 150 millones de pesos anuales. Este cálculo considera el proceso de evaluación, que implica gastos asociados al despacho de proyectos, arriendo de salones, computadores, alimentación, alojamiento y pasaje de jurados y evaluadores.

Para seguir potenciando la transparencia del proceso de evaluación, se está analizando la posibilidad de convocar a jurados internacionales. Para esto, ya se estudian convenios con Ministerios de Cultura en otras partes del mundo, lo que permitiría el intercambio de conceptos y criterios a la hora de tomar una decisión.

«Las Secretarías Ejecutivas del Consejo de la Cultura van a contactar a instituciones culturales en el extranjero. En Brasil y Argentina este sistema funciona. Ellos ya se ofrecieron a cooperar como jurados, por ejemplo», argumentó el Ministro de Cultura.

 

Seguimiento inteligente y rendición

Otro de los aspectos que supone una modificación fundamental del sistema es el seguimiento inteligente de los montos entregados a los proyectos ganadores. Como destacó el Ministro de Cultura, «hoy sólo se controla la ejecución de los proyectos, pero lo que realmente interesa medir es el cumplimiento de metas y objetivos. Hoy entregamos montos de dinero a los proyectos ganadores y lo único que llegamos a saber es si se gastaron o no. Nuestro sistema es muy básico, no nos permite saber si se lograron objetivos», subrayó.

El fin de esta fase es entregar herramientas al postulante para que analice cómo está ejecutando su proyecto y también dotar de instrumentos al Consejo de la Cultura para promover indicadores de resultados, de procesos y gestión. «A partir de 2012 le pondremos más inteligencia al sistema, que se enfocará al cumplimiento de indicadores y objetivos», destacó el Ministro de Cultura.

Con esta modificación se busca levantar información de los fondos, conocer cómo están llegando a la gente y proyectar mejoras futuras. El Ministro explicó que «hacia el 2012 y 2013 se contará con un seguimiento electrónico de los fondos, lo que permitiría generar estadísticas que mejoren los procesos de los Fondos Cultura».

La conversión digital asimismo permitirá que hacia 2013 todas las rendiciones también sean electrónicas y transparentes. «Toda esta información digitalizada nos va a permitir generar indicadores, saber si estos apuntan al cumplimiento de esos objetivos de manera más científica y racionalizada. Por ejemplo que, a través de formato digital, los postulantes entreguen paulatinamente los avances de los proyectos y nosotros vayamos construyendo las estadísticas de quienes van a un buen paso con la ejecución o aquellos que están retrasados».

 

Analfabetismo cultural y seguridad

Para que el cambio cultural que supone la conversión digital no afecte la dinámica en la presentación de los proyectos, se incorporarán algunas medidas de asistencia para los concursantes, principalmente durante el primer año. No obstante, dependiendo de los resultados, se evaluará si son necesarias en el segundo año de implementación del sistema.

Entre ellas, la creación de un call center donde los postulantes podrán hacer las consultas en línea y la disponibilidad de personal en las sedes regionales que prestarán ayuda a los postulantes.

En relación con la seguridad del sistema, se han tomado las medidas necesarias para no poner en riesgo la propiedad intelectual asociada al proceso. Por ejemplo, los archivos podrán visualizarse, pero nadie que intervenga en el proceso podrá bajarlos del sistema, ni postulantes ni evaluadores.

 

Los fondos aumentan

Los Fondos Cultura 2011 entregarán 19.047 millones de pesos. Este monto representa un incremento de 1600 millones de pesos respecto del año pasado.

En lo particular, el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes subió un 5.36 por ciento; el Fondo Nacional del Libro y la Lectura un 3,19 por ciento; el Fondo para el Fomento de la Música Nacional lo hizo en 13.33 por ciento y el Fondo de Fomento Audiovisual, un 14,5 por ciento.

Los proyectos ganadores fueron 1.191. 672 de ellos correspondieron a regiones, lo que representa un 56 por ciento del total general.

 

Nuevas áreas

El proceso de modernización de los fondos concursables, que busca convertirlo en un servicio de excelencia, también supone la creación de nuevas áreas. Entre ellas se cuenta la incorporación de las áreas de Diseño, Arquitectura y Nuevos Medios en todas las líneas de financiamiento de Fondart. Además, en la convocatoria del Fondart Regional se incorpora arte circense. Estas nuevas áreas se suman a teatro, danza, fotografía, arte y artesanía.

El área de Diseño considera proyectos de definición de todas las características de un producto (visuales, formales, tecnológicas, utilitarias, constructivas, materiales), su forma de producción, distribución, consumo y la producción material de un prototipo, a través de la interacción de dos o más disciplinas de diseño, de significación artística y cultural.

Arquitectura, en tanto, abarca proyectos que planteen nuevas posibilidades espaciales y formales de significación artística y cultural, en los ámbitos correspondientes a Fondart, y que permitan nuevas miradas acerca de la habitabilidad del espacio.

Nuevos medios considera la presentación de proyectos de interacción multimedial (de diversas especialidades o disciplinas artísticas), teniendo como resultado una o más obras de carácter experimental.

El área de artes circenses contempla la presentación de proyectos de espectáculos circenses, con lenguaje escénico en el que se incorporen técnicas tradicionales de circo, y elementos de arte contemporáneo. El objetivo es que con ellos se experimenten nuevas formas de expresión artística. Deberán contemplar, a lo menos, una temporada de 10 funciones.

Volver arriba