Más de 60 fotos muestran cómo se vive puertas adentros en un edificio residencial de Santiago
  • “Luz común, la seducción de los cotidiano” se llama la exposición de la artista visual Carola Sepúlveda que cuenta con el apoyo de Fondart, convocatoria 2016 y que ilustra las intimidades que acontecen en comunidad, pero separadas por muros divisorios. La muestra estará disponible desde este sábado y hasta el 6 de mayo en la sala del Museo Nacional de Bellas Artes del Mall Plaza Vespucio de La Florida.

La curiosidad de lo que sucede puertas adentro de un hogar es el motor que da sentido a la exposición fotográfica “Luz Común, la seducción de lo cotidiano” de la artista visual Carola Sepúlveda, que este sábado 25 de marzo se inaugurará en la Sala de Arte Mall Plaza Vespucio, parte de Museo sin Muros del Museo Nacional de Bellas Artes.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de Fondart, convocatoria 2016, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región Metropolitana, estará exhibiéndose hasta el 6 de mayo y busca poner en imágenes, ese instante en que las personas, desde sus propios espacios, presienten a sus vecinos y brevemente los imaginan en la intimidad de sus movimientos cotidianos.

La artista exploró el interior de los departamentos de un edificio capitalino, adentrándose en sus entornos personales y familiares, captando cómo se organizan sus espacios, la manera de disponer la mesa en la que comen, dónde instalan sus computadores, dónde se reúnen. Un ejercicio por descubrir quiénes son los dueños de esos sonidos y voces que se cuelan como murmullos entre un departamento y otro; cómo es la existencia del hogar del martilleo incesante; cuál es la identidad de aquellos rostros que se topan en los pasillos.

Para su desarrollo, Carola Sepúlveda recurre a la innovación experimental del arte fotográfico, utilizando una cámara estenopeica híbrida que fusiona la técnica análoga con la tecnología digital, a través de la cual indaga nuevas formas para anidar el pensamiento reflexivo y formas de representación en el campo de las artes visuales. Así, captura rincones y escenas que suceden en los departamentos que, sin ser evidentes ni literales, entregan imágenes difusas, contornos irregulares, con poca nitidez y definición. “La fotografía se revela como un tamiz de la realidad, haciendo que la imagen no se presenta como verificación sino como posibilidad”, explica la artista.

La reflexión es por lo que apuesta este proyecto construido a partir de 62 imágenes que abordan el modo de la vivencia urbana y contemporánea, desde una mirada íntima e incluso experiencial de la propia artista, ya que el escenario para el rescate de estas historias comunitarias fue el mismo edificio donde ella habitó.

“En estos espacios vivimos la dualidad de estar a centímetros de distancia y conceptualmente aislados. Necesariamente protegemos nuestra intimidad de la vista o la conciencia del otro, el vecino, aquel extraño que encontramos de pasada en las escaleras o accesos”, puntualiza su creadora.

Vertical y horizontalmente se despliegan cotidianos, dinámicas e intimidades de forma simultánea, tal como George Perec lo grafica en su obra La vida instrucciones de uso: «Los vecinos de una misma casa viven a pocos centímetros unos de otros; los separa un simple tabique; comparten los mismos espacios repetidos de arriba abajo del edificio; hacen los mismos gestos al mismo tiempo: abrir el grifo, tirar de la cadena del wáter, encender la luz, poner la mesa, algunas decenas de existencias simultáneas que se repiten de piso en piso, de casa en casa, de calle en calle”.

Sobre Carola Sepúlveda

Oriunda de la comuna de Pinto, en la VIII Región, Carola Sepúlveda estudió Artes Visuales en la Universidad de Chile. Es parte de una talentosa generación de mujeres artistas entre las que destacan Cecilia Avendaño, Antonia Daiber, Bárbara Oettinger, Camila Pino Gay e Inés Molina.

Desde 2006 ha participado en exposiciones individuales y colectivas, tiempo en que comenzó a hacer un tránsito entre la pintura y la fotografía, siendo esta última la que ha definido su labor de los últimos años en cuanto a experimentación técnica. Sus temas de interés han sido la reflexión sobre los medios de representación y la mirada sensible al entorno y elementos del cotidiano, objetos y espacios que se invisibilizan en su funcionalidad, pero que dan soporte al movimiento, de la vida.

Coordenadas:

  • “Luz común, la seducción de los cotidiano”
  • Desde el sábado 25 de marzo hasta el sábado 06 de mayo
  • De lunes a domingo en horario continuado, desde las 10:00 a las 21:30 hrs.
  • En Sala MNBA Plaza Vespucio, Vicuña Mackenna 7110, La Florida

 

Volver arriba