La lengua de señas llega al teatro con una muestra de El Principito en La Serena
  • La iniciativa es posible gracias a la adjudicación de un Fondart Regional, entregado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA).

Conjugar el lenguaje verbal, la lengua de señas y la música en un solo escenario, es lo que pretende la Compañía de Teatro Cinética, quienes adaptarán la clásica obra El Principito, para lograr una puesta en escena inclusiva y abierta a todo público. El proyecto se encuentra en la lista de ganadores del Fondart Regional Convocatoria 2018, con un monto adjudicado de casi 12 millones de pesos. Según el Segundo Estudio Nacional de la Discapacidad, realizado en 2015 por el Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), un 16,6% de personas viven en situación de discapacidad en la región de Coquimbo, siendo esto un total de 121.220 personas, por lo que abrir el acceso a las artes a quienes viven esta condición, es de suma importancia.

La elección de El Principito, según palabras del equipo, se debe principalmente a su universalidad, ya que es una obra conocida por todas las edades, niños, niñas y jóvenes, adultos, tercera edad, y en todas partes del mundo. Además, es una forma de acercar el teatro a un público que no puede acceder a él, salvo que las funciones sean acompañadas por un intérprete. Es por esto que la propuesta no solo tiene un eje de inclusión, sino que además es innovadora y propone una nueva forma de hacer teatro al conjugar los elementos del lenguaje verbal, lengua de señas y música.

Tamara Ávalos, integrante del equipo de “Teatro Incluso: El Principito en lengua de señas”, planteó “si bien lo más novedoso es que se incorpora la lengua de señas, no tiene que ver solo con eso, tiene que ver con que queremos crear un lenguaje escénico nuevo, en el que la lengua de señas es gesto y seña. Este vocabulario es súper acotado por lo que hay señas que se repiten para distintas palabras y es con la gesticulación es cuando uno va dándole más significados”. Paola Jara, encargada del proyecto y miembro de Teatro Cinética, expresó su opinión con respecto a la necesidad de acercar el teatro a los niños “es algo que sigue siendo muy necesario, lo digo con conocimiento porque he hecho clases en colegios y los niños en sí, ven poco teatro. Entonces nos es importante transmitir esto y así ampliarlo a niños, jóvenes y personas sordas, que no tienen dirigido a ellos espectáculos de teatro u otra índole”.

La iniciativa será presentada en funciones abiertas a todo público de forma gratuita; tres se realizarán en el Teatro Municipal de La Serena, una de las cuales será solo para establecimientos educacionales y otras tres funciones en el Centro Cultural Palace de Coquimbo. Si bien aún no están establecidas las fechas exactas, las funciones serán ejecutadas durante noviembre y diciembre de este año, una vez terminado el proceso de investigación y preparación de la obra.

Un espacio dedicado a la cultura

La Compañía de Teatro Cinética funciona dentro del Laboratorio Creativo Casa Monasterio, recinto ubicado a metros de la Plaza de Armas de La Serena y que alberga diversas iniciativas y actividades de tipo cultural. Con respecto al funcionamiento del recinto, Dusan Koscina, uno de los encargados de Casa Monasterio, explicó “el espacio es un espacio privado, no recibe aportes de donaciones ni privadas ni del gobierno, es financiado por los mismos artistas para su propio trabajo, por lo tanto, es un espacio independiente”.

Sin ir más lejos, durante el año 2017, se realizaron variadas exposiciones de Arte Visual, como el caso de Alejandra Rojas Torres, quien también ofreció talleres de reciclaje, bordado e ilustración.

Fue también en septiembre del mismo año, en que Casa Monasterio recibió la obra de teatro “Algo de Ricardo” que propuso a partir del texto dramático de Shakespeare, la crisis de poder de Ricardo III, a cargo de Gabriel Calderón y Andrés Hernández y con la interpretación de Juan Sánchez Maltrain.

Así mismo, la Compañía de Teatro Cinética montó la Performance Instalación “Aguirre Pop” como una propuesta de experimentación escénica y visual, proyecto el cual que se adjudicó un Fondart Regional 2017 y que actualmente se encuentra en ejecución. Otro ejemplo, fue la realización de la Incubadora Fílmica, dictada por Vinko Tomicic y Álvaro Manzano y la Clínica de Dramaturgia dictada Bosco Cayo, iniciativas que se repetirán este año debido a la alta convocatoria conseguida en sus primeras versiones.

La última actividad fue ejecutada por la francesa Maud Madlyn, quien realizó su residencia “Desarrollo psicofísico en la interpretación de texto” en Casa Monasterio durante los días 11 y 12 de enero de 2018.

Volver arriba