Guillermo Moscoso reúne 20 años de performance en Pinacoteca UdeC

El proyecto es financiado por Fondart 2016 y cuenta con un destacado equipo de trabajo en al área de las artes visuales a nivel local.

Cuerpo, memoria y activismo se entrelazan como ejes temáticos en un montaje que se situará en la Pinacoteca de la Universidad de Concepción, desde este 1° de septiembre a las 18.30 horas en la Sala CAP. Se trata de una producción artística e investigación curatorial desarrollada por el artista penquista Guillermo Moscoso (1972), en conjunto con la periodista y curadora Carolina Lara,y que indaga en una producción artística que data desde los años 90’s hasta la fecha, evidenciando realidades sociales y diálogos con la contingencia que deambulan entre la política, la salud pública y la biopolítica, y donde el cuerpo del artista es principal protagonista.

Esta es la primera vez que la Pinacoteca acoge a la performance y lo hace a través de una exposición que reúne 20 años de trayectoria del artista y una nueva producción que integra fotografía, registros de video en formato vhs remasterizados, instalaciones, objetos, una nueva producción en video digital, y una acción performativa en vivo en la Pinacoteca para el cierre de la exposición el 16 de octubre del 2016.

Financiado por Fondart, línea Creación en Artes Visuales convocatoria 2016, el montaje “Cuerpo, Memoria y Activismo. Exposición de Guillermo Moscoso” fue el proyecto con mayores fondos adjudicados en la convocatoria del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes a nivel regional. El proyecto busca ser un hito en un espacio expositivo institucional que por primera vez alberga a la performance como lenguaje central de producción. Guillermo Moscoso se ha conectado desde los márgenes con eventos internacionales, participando –por ejemplo– en la bienal chilena Deformes y en el proyecto Anarchivo Sida, que levantó un grupo de teóricos y curadores en España, además del Encuentro Independiente de Performance (EPI) realizado durante tres años en el Gran Concepción.

En los ’90, Moscoso dejó la Escuela de Arte de la UdeC para comenzar a trabajar principalmente con el grabado y la poesía, donde nace su primer alter ego, el Ángel Indulgente, el cual pronto toma cuerpo, su propio cuerpo como artista. De una estética oscura y esmirriada, transita entre lugares under de Concepción para generar performance desde la oscuridad. En paralelo, Moscoso comenzaba a militar en la agrupación Positivamente Positivos de Concepción, participando en instancias conmemorativas como Candlelight (realizadas en mayo en todo el mundo en recuerdo de las personas fallecidas a causa del VIH/Sida), y acciones que buscaban generar un aporte de visibilización, desde las artes, a la discriminación sexual.

Posterior a aquello, en 2001, aparece Áreasucia, el segundo alter ego que Guillermo Moscoso presenta con una estética hospitalaria que tensiona la idea de lo “insano” con lo higienizado, deambulando tanto en instalaciones en el espacio público, como en performance en locales alternativos de la escena nocturna en Concepción. Así ha utilizado el plástico con condones o cajas de medicamentos, o ha construido memoriales como testimonio de una epidemia en desarrollo aún hasta nuestros días. En una crítica a las instituciones de poder, podemos verlo en el espacio público, por ejemplo, timbrando todas las páginas de una Biblia, una por una, en el frontis de la Catedral de Concepción, “seropositivizando” cada página, vestido de cura, mientras los transeúntes registran la acción, comentan estupefactos o indignados, o intentan detener sus manos participando en su accionar.

El equipo de trabajo lo integran el artista Guillermo Moscoso junto a Carolina Lara, quien realizó una revisión documental y de obra del artista, indagando en su producción tanto de época como actual; el artista visual penquista Óscar Concha, a cargo de las fotografías de su nueva producción y el trabajo museográfico de montaje en la Sala CAP de la Pinacoteca; el periodista Daniel Erbo, en la recopilación y montaje audiovisual digital; y el trabajo de difusión y mediación del periodista y gestor cultural Gonzalo Medina.

La exposición “Cuerpo, Memoria y Activismo” constará, además, de cuatro visitas guiadas programadas con establecimientos educacionales e instituciones culturales locales, jornadas de mediación donde se vincularán los contenidos de la muestra, además de un conversatorio con destacadas figuras de la performance a nivel nacional y local, como Elizabeth Neira y la académica Natascha de Cortillas y el artista visual local Luis Almendra. A esto se suma en 2017 el lanzamiento de una publicación en el Punto de Cultura Federico Ramírez de la Municipalidad de Concepción, que reunirá textos que son parte del trabajo curatorial, registros de la performance en vivo en la Pinacoteca, y archivos que retratan los 20 años de la propuesta artística y política de Guillermo Moscoso.

Volver arriba