A 30 años de su estreno en el Trolley vuelve “99 – La morgue” de Ramón Griffero

La emblemática obra, estrenada en 1986 en el mítico espacio de resistencia cultural durante la dictadura, marca el final de una trilogía donde se ponen en escena los sueños de un grupo de chilenos que se enfrentan día tras día a la putrefacción de un régimen autoritario.Proyecto apoyado por Fondart

99 – La morgue” es la tercera obra de una trilogía presentada por Ramón Griffero en el Trolley entre 1984-1987 (“Historia de un galpón abandonado”, “Cinema-Utoppia”), montajes que surgieron como eco de un espíritu de época, aquel de la guerra fría y de una dictadura, donde estas presentaciones se transformaron en un medio para hablar mas allá de lo dicho, enfrentándose a la visión unilateral de la vida que instauraba el régimen de Pinochet.

La pieza, la única que no había tenido un remontaje, da cuenta de Chile como una morgue. En este Instituto Médico Legal, conviven las ilusiones y sueños de sus funcionarios como la cruda realidad de los cuerpos torturados que la pueblan, en medio de cantos de evangélicos que se cruzan con la aparición de la Virgen del Carmen, el enamoramiento de una mujer, la lucidez de un interno y la desatada necrofilia de su director.

“En esta obra, por primera vez en nuestra escena, vemos el destino de los detenidos desaparecidos y la búsqueda de sus familiares, entrecruzado con el ocultamiento de la verdad. Se estrenó bajo estado de sitio. El letrero decía ‘en caso de toque de queda se suspende la obra’. Ahí empiezan las amenazas al Trolley: le pegaron al cuidador, rompieron la escenografía. Fuimos a la Vicaría de la Solidaridad y nos dijeron que tuviéramos cuidado porque lo que hacíamos era súper arriesgado”, recuerda Griffero.

Pero este montaje no es solo pasado. Mediante la creación de lenguajes artísticos que  potenciaron la imagen en relación al texto, transformando la puesta en escena en una poética de espacio, “99 – La morgue” ilusiona con un futuro, que es el de hoy, recreando el fin de la dictadura e indagando en el qué hacer el día después, así como reflexiona sobre nuestra condición existencial frente al horror y nuestros sentimientos de alegría.

“Es la última pieza de una trilogía. Muestra un Chile abandonado, el futuro, y ésta es la más fuerte políticamente, país destruido moralmente, falsificación de certificados, detenidos desaparecidos, una escena en que Pinochet cae, es un sueño. ¿Qué harán los que vendrán? Hoy tenemos una respuesta a esa pregunta”, concluye el director.

Sobre el Trolley

En la calle San Martín 841, se erguía la sede de los jubilados de la ETC, un amplio galpón de pino Oregón, construido en 1917. De 1983 a  1988 fue el lugar del espacio “El trolley”, sede del Teatro Fin de Siglo y sus obras “Historias de un galpón Abandonado”, “Cinema-Utoppia”, “99 – La morgue”, “Ughht Fassbinder” y “Un viaje al mundo de Kafka”.

En este espacio se realizaron múltiples acciones culturales, transformándose en un centro de resistencia y de renovación artística (Encuentros de Video Arte, Lecturas poéticas, muestras fotográficas, Performances, Instalaciones de artistas visuales, y una Bienal Underground), que al mismo tiempo dio paso al surgimiento de bandas musicales como Los Prisioneros, Electrodomésticos, Fiskales ad Hoc, Viena.

Según cuenta Griffero, “fue un lugar simbólico para toda una generación que fue a sus fiestas eventos, donde se presentaban las acciones de arte, las sinopsis de los montajes y las bandas musicales. Un espacio de creación, único en su tiempo, que estableció un centro de libertad y género múltiples referentes para el futuro del desarrollo artístico del país.

Coordenadas

Temporada: Desde el 8 de julio al 4 de septiembre. Teatro Camilo Henríquez. Amunategui 31, Santiago

Viernes y sábado a las 20:30 horas, Domingo a las 19:30 horas.

Valor entradas en www.daleticket.cl

Dirección y dramaturgia: Ramón Griffero

Asistencia de dirección: Ricardo Balic

Elenco: Verónica García Huidobro, Paulina Urrutia, Lucas Balmaceda, Rafael Contreras, Javier Salamanca, Ángeles Hernaez y Carmina Riego.

Diseño integral: Javiera Torres.

Música: Alejandro Miranda.

Iluminación: Guillermo Ganga

Prensa: Rodrigo Alvarado

Info: ramongri@yahoo.com

 

lamorgue

Volver arriba