Templo Gratitud Nacional reabre sus puertas tras los daños causados por el terremoto del 27F

El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, y las máximas autoridades de la Congregación Salesiana en el país encabezaron hoy la reinauguración oficial del tradicional templo de Alameda, que desde mañana volverá a recibir a la comunidad.

Construida para conmemorar la victoria de Chile en la Guerra del Pacífico a fines del siglo XIX, el templo de la Gratitud Nacional sigue siendo uno de los edificios más característicos de Santiago y uno de los más históricos. Sin embargo, en 2010 debió cerrar sus puertas producto de  los serios daños que sufrió durante el terremoto del 27 de febrero.

A dos años de esa tragedia, el tradicional templo ubicado en Alameda esquina Ricardo Cumming fue reabierto hoy tras un proceso de restauración que implicó en total una inversión cercana a los $400 millones. El inicio de los trabajos y la restauración de la fachada se lograron gracias a los $95.601.000 aportados por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través del Programa de Reconstrucción Patrimonial. El resto ha sido un esfuerzo de Congregación Salesiana y de todas sus comunidades.

La Gratitud Nacional, o Santuario dedicado a María Auxiliadora, es uno de los 62 inmuebles de alto valor patrimonial que serán restaurados gracias al programa especial creado tras el 27/F por el Consejo de la Cultura, organismo que aporta el 50% de los recursos y que invita a los privados y a la comunidad a sumarse a la reconstrucción.

“Quiero destacar que la misma comunidad se haya hecho parte en este programa que hemos implementado para rescatar el patrimonio. Los chilenos saben lo que vale nuestra historia y nuestro patrimonio”, dijo el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, en la ceremonia de reapertura, donde valoró los resultados del Programa de Reconstrucción Patrimonial de la cartera que encabeza: “Este programa ha permitido inyectar cerca de 25 millones de dólares al rescate del Patrimonio material, especialmente entre las regiones del Biobio a Valparaíso. Ahora lo hemos ampliado a 62 inmuebles de carácter patrimonial que están siendo restaurados en todo el país”, explicó.

Por su parte, el provincial saliente de los Salesianos, Padre Leonardo Santibáñez, afirmó: “Quisiera destacar el aporte del Consejo de la Cultura, de los arquitectos, de todos los trabajadores que pusieron mucho de su parte para llevar adelante este proceso. Y el apoyo de cada una de las comunidades salesianas del  país, que también hicieron su aporte generoso para restaurar el templo”.

La restauración del Templo estuvo a cargo del arquitecto Cristóbal Ferraro y del constructor civil Atilio Lorenzini. La intervención consistió en la reparación de los daños estructurales, reconstrucción parcial y recuperación de las fachadas de la iglesia, tanto interior como exterior, subsanando los daños provocados por el terremoto de 2010, entre los cuales se cuentan múltiples grietas y fisuras, desprendimientos de masa y daño a yeserías ornamentales.

Las obras comenzaron en octubre de 2010 e implicaron montar una gigantesca red de 500 andamios, con 15 mil kilos de fierros, que en su punto más alto alcanzó los 25 metros. En agosto de 2011 la restauración sufrió un traspié, cuando un grupo de encapuchados prendió fuego a las puertas del acceso principal de la Iglesia, las que están en pleno proceso de recuperación para volver a ser instaladas en un par de meses.

Templo Gratitud Nacional reabre sus puertas tras los daños causados por el terremoto del 27F

 

Consejo de Cultura reabrirá otros 20 edificios patrimoniales dañados

Durante 2012 otros 20 edificios patrimoniales serán reabiertos a la ciudadanía, luego de sufrir importantes daños tras el terremoto del 27 de febrero de 2010. En total, serán 62 los inmuebles recuperados gracias al Programa de Reconstrucción Patrimonial que impulsó el Consejo de la Cultura y las Artes y que combina la asignación de un 50% de recursos públicos con fondos de privados y comunidades.

El programa ha tenido dos exitosas etapas que han permitido recuperar construcciones emblemáticas, como la fachada del Museo de Arte Contemporáneo y la Sala Arrau del Teatro Municipal en Santiago; la Parroquia las Carmelitas y la Iglesia Severín en Valparaíso; la Capilla Hacienda los Lingues y el Santuario Santa Rosa de Pelequén en  O´Higgins, entre otros.

El Ministro de Cultura destacó la necesidad de contar con recursos permanentes para el Patrimonio: “Necesitamos con urgencia tener políticas de desarrollo del Patrimonio a largo plazo y no solamente tenerlas para época de emergencias, por lo tanto estamos trabajando hoy en contar con estos recursos de manera más permanente que permiten tener milagros como éste”, afirmó Luciano Cruz-Coke en el templo de la Gratitud Nacional.

Volver arriba