Proyecto Fondart establece las bases para la recuperación de la Capilla de las Hermanas de la Providencia

Este es el primer paso para que el inmueble, cerrado desde el 3 de marzo de 1985 tras el terremoto que azotó a la zona centro del país, pueda abrir sus puertas a la comunidad tras 27 años.

Con la presencia del Intendente Regional, Raúl Celis, el director regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Rafael Torres, y de el Jefe de Unidad Regional de Valparaiso en Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, Subdere, Matías Plana, junto a la comunidad de la Congregación, se presentó el proyecto Fondart Regional 2011 denominado “Elaboración de Expediente Técnico e histórico de la Capilla de la Congregación Hermanas de la Providencia de Valparaíso”.

La Capilla, la cuarta en ser construida por la congregación tras una serie de terremotos e incendios, fue inaugurada en 1920 y funcionó de manera habitual hasta el 3 de marzo de 1985, luego del terremoto que azotó la zona centro del país. Pese a que se hicieron reparaciones generales a la edificación, la iglesia nunca más abrió. Luego pasó 25 años cerrada, otro terremoto, el del 27 de febrero del 2010, evidenció que los trabajos de recuperación en 1985 fueron deficientes, haciendo necesaria una intervención real.

La iniciativa, que establece una radiografía arquitectónica de los daños producidos por los dos sismos que ha sufrido la edificación en 1985 y el 2010, es un Proyecto Fondart Regional 2011 en la Línea de Conservación y difusión del Patrimonio Cultural por un monto de $7920.066. Con este proyecto se puede establecer con exactitud las reparaciones y restauraciones que requiere el inmueble, por lo que el trabajo de investigación, documentación y de planimetría arquitectónica será fundamental para cuantificar los daños.

Al respecto, el Intendente Regional, Raúl Celis señaló que “diversos profesionales obtuvieron un Fondart y nos han mostrado los estudios que son indispensables para iniciar cualquier tarea de recuperación de esta capilla. Esta capilla es el cuarto edificio de las hermanas de la Providencia, que llegaron a mediados del siglo XIX a nuestro país y hoy cumplen un papel importante atendiendo a más de 80 niños vulnerados y a más de 140 niños en el parvulario. Se espera que estos 146 niños pasen a ser 300 con diversas ampliaciones que pretender hacer a sus instalaciones. Se trata de un edificio, de una institución que sigue funcionando en el Puerto, sigue cumpliendo un papel importante en la atención de niños vulnerados, como parvularios y a lo que nosotros aspiramos es a recuperar este edificio que fue construido por un arquitecto que entre otras obras construyó la actual Intendencia de Santiago y uno de los arquitectos del Club Hípico de Santiago. Esperamos que estos estudios sean la base para una recuperación, porque estamos empeñados en ir devolviendo a Valparaíso parte importante de los edificios que tuvo en su época de gloria”.

Por su parte, la hermana Ana Teresa Araya, de la Congregación de las Hermanas de la Providencia agradeció la ejecución de este proyecto que recuperará su histórica iglesia cerrada desde el 3 de marzo de 1985. “Un agradecimiento enorme a este proyecto Fondart y a los arquitectos que se interesaron en nuestra capilla. Como bien dice el señor Intendente, creo que no tan sólo es un patrimonio arquitectónico, sino que también es un patrimonio espiritual y que tiene una gran significación en el Puerto de Valparaíso, porque la Casa de la Providencia ha sido conocida por 154 años justamente por la obra asistencialista de los niños que están con muchas carencias, para que puedan servir la mejor atención integral y puedan ser útiles a la sociedad”.

Rafael Torres, director regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, agregó que  orientarán a la Congregación para presentar el proyecto de recuperación para que sea financiado a través del Plan de Reconstrucción Patrimonial que este mes cierra la recepción de proyectos.  “Lo que hemos conocido hoy corresponde a un Fondart adjudicado el año pasado, de casi 8 millones de pesos que tenía como finalidad este estudio técnico que entrega la factibilidad de que hacer en adelante. Nosotros vamos a conversar con las Hermanas de la Providencia para ver la posibilidad de que ellas postulen al Fondo de Reconstrucción Patrimonial que tiene el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y que en la región de Valparaíso está recuperando una serie de edificaciones con un monto máximo de 120 millones de pesos provenientes desde el Consejo y la contraparte tiene que aportar una cifra similar. El Programa de Puesta en Valor del Patrimonio es un tema que tanto al Consejo de la Cultura como al Gobierno Regional interesan de especial manera, es por eso que estamos tan contentos para que hoy día tengamos al menos un punto de partida sobre la Capilla de Hermanas de la Providencia”.

Un poco de historia

El 14 de febrero de 1859 la Congregación de las Hermanas de la Providencia deciden comprar los terrenos de la calle Hontaneda en el Barrio El Almendral a los pies del cerro Merced. El terreno contaba con una gran bodega que fue arreglada y convertida en la primera Capilla, que sirvió tanto para la comunidad, como para la Congregación y fue destruida el año 1880 por un incendio.

 

En 1878 se evaluó la posibilidad de construir el Asilo de la Providencia, que contemplaba una iglesia pública, casa de religiosas, casa de ejercicios, escuela y las dependencias de atención a niñas asiladas. Se presume que la fecha de inicio de obras fue el mismo 1878. Durante la Guerra del Pacífico los hospitales se saturaron con heridos, por lo que la Congregación a través de las Hermanas, se convirtió momentáneamente en Hospital Militar de Sangre. El hospital funcionó hasta el 16 de noviembre de 1881.

La madrugada del 15 de julio de 1880, se produce un incendio que destruye parte de la casa y la totalidad de la Capilla. Se encomienda inmediatamente la construcción de la segunda capilla. Las obras terminaron a fines de 1882, celebrando su primera misa en 1883.  Nuevamente la capilla es destruida con el terremoto de 1906, comenzando su reconstrucción inmediatamente y siendo financiado por Juana Ross de Edwards. Siete años después fallece la benefactora, paralizando las obras hasta su demolición en 1917.

Ese mismo año comienza la construcción de la 4ta capilla y que corresponde a la construcción actual. Fue inaugurada el 4 de julio de 1920.

La Capilla de la Congregación de las Hermanas de la Providencia tiene la virtud de ser un valor iconográfico con un potencial en sí mismo, en su arquitectura como además de ser un elemento revitalizador del Barrio El Almendral.

Volver arriba