Proyecto busca acercar el conocimiento integral del estudio y danza oriental en Concepción

El proyecto de formación “Buscando conocimiento en la danza oriental”, es una instancia formativa dirigida para la comunidad activa en danza oriental y que tienen el deseo de profundizar en ella.

El proyecto de formación “Buscando conocimiento en la danza oriental”, es una instancia formativa dirigida para la comunidad activa en danza oriental y que tienen el deseo de profundizar en ella. Se trata de talleres enfocados a la creación individual y colectiva, como también a la adquisición de conocimientos históricos y teóricos que fundamentan la danza como representación cultural.

Promover y entregar los conocimientos para ejercer la pedagogía consciente de la danza oriental, abarcando lo técnico, emocional, físico y cultural y entregar conocimientos sobre cultura, tradición, etnia y folclore en la danza oriental y los territorios generadoras de dicha danza, son los principales objetivos del Proyecto Fondart «Buscando conocimiento en la Danza Oriental», dirigido por Francisca Fuentes Rivera y Mónica Álvarez Bravo.

Desde marzo participan 25 intérpretes de la Región, quienes fueron seleccionados luego de una convocatoria abierta. El grupo beneficiado actualmente ha sido compuesto por bailarinas, bailarín y profesoras de la región del Biobío, provenientes de diferentes «estilos» de la danza oriental, donde se ha generado un ambiente cálido de compañerismo entre colegas del arte.

“Los talleres han tenido una parte importante enfocado en el cuidado del cuerpo y la ejecución de movimientos sin provocar lesiones ni malestares. Se ha revisado de manera extensa las danzas étnicas y tradicionales que dan origen a la danza del vientre que se conoce hoy día. Este proyecto también nos ha permitido profundizar en el conocimiento sobre música oriental y la manera de desglosarla con el fin de aumentar la educación musical en bailarinas y bailarines”, argumentó la responsable del proyecto, Francisca Fuentes.

Cabe señalar que este proyecto, que finaliza en diciembre, ha estado a cargo de Francisca Fuentes Rivera (responsable) y Mónica Álvarez Bravo (coordinación), con el apoyo de Maritza Navarro Figueroa.

“La visión que como organización tenemos, es la danza oriental como disciplina artística y como representación cultural, es por eso que la respetamos como tal y queremos verla crecer bajo el mismo concepto, con una comunidad de danza donde prime la creación, cooperación y el trabajo en equipo”, enfatizaron las organizadoras.

Buscando conocimiento

Los participantes del proyecto, durante clases programadas durante los fines de semana en el Centro Cultural Oráculo, han tenido la posibilidad de trabajar con destacadas maestras de la disciplina.

Destacan de esta forma, los talleres dictados por las destacadas profesoras y bailarinas provenientes de Santiago, Marcia Gómez Salazar (marwa) y Paola Jara Vilches, quienes llevan años de estudios e investigación sobre danza, historia, música, anatomía, creación, cultura, entre muchas otras cosas.

En este espacio de profesionalización y formación, cada estudiante ha tenido la oportunidad de explorar una búsqueda personal orientada a sus intereses y creación en la danza, así también, como hacia el crecimiento personal y como desde ese lugar es posible mejorar la interpretación y el aprendizaje de nuevos conocimientos.

Para apoyar este conocimiento es que en la sesión de Julio el proyecto contó con la visita y trabajo del destacado músico egipcio erradicado en Ecuador Bassem Ramadan Soliman, como también en otras sesiones apoyaron músicos de Concepción, Camilo Morales y Bastián Flores Barría.

Más información en este enlace

Volver arriba