Proyecto Alma: Un homenaje al corazón de la cestería austral

Después de haber explorado distintos ámbitos creativos, la nueva propuesta del diseñador Jorge Caballero surge como una expresión puramente artística.

Diez años han transcurrido desde que Jorge Caballero aprendió en Puerto Williams, junto a la abuela Ermelinda Acuña, la técnica ancestral de tejido de cestas de junquillo. Hoy, al concretar un nuevo proyecto Fondart  asociado a este privilegiado conocimiento, manifiesta que “Alma” busca representar, en alguna medida, cómo esta experiencia transformó su vida.

“Para quienes han vivido la tradición, sentarse a tejer es mucho más que una actividad cotidiana o de corte doméstico. Es un asunto de conexión espiritual entre quienes se sientan bajo el calor del hogar y el trabajo que se logra tras el proceso de tejido. Por lo tanto el resultado es más que un artefacto, es una verdadera manifestación del alma”, expresa Jorge Caballero.

En cincuenta piezas de distinto formato y en el que el material predominante es el junquillo representado en diferentes nudos, tramas y modalidades, Caballero realiza un manifiesto reconocimiento al legado heredado de nuestros antepasados: pueblos Kawésqar y Yagán.

“Este trabajo representa un verdadero hito en el desarrollo de esta etapa de mi carrera como diseñador. Hasta el momento no había realizado un trabajo puramente artístico. En los distintos proyectos que he desarrollado, siempre han estado presentes estos elementos representativos de nuestra tierra, como el junquillo, la lana, la madera de lenga y el cuero. La idea es que en cada pieza ya sea joyas, accesorios o muebles, se sienta la Patagonia, a través de los materiales con que se han confeccionado”, comenta el artista.

Para Caballero, esta nueva instancia ha sido un camino de perfeccionamiento de la técnica, pero además, de importantes vinculaciones. Este proyecto motivó el nacimiento de especiales amistades, con la abuela kawésqar Yolanda Messier, por ejemplo, quien fue su principal colaboradora en este trabajo.

“Junto con agradecer una vez más el apoyo del Consejo de la Cultura, gravitante para los artistas y creadores en general, quiero manifestar una vez más mi sincero reconocimiento a todos mis colaboradores, ya que habiendo vivido significativos momentos en el transcurso del trabajo, sin duda, en estos momentos, ocupan un lugar especial en mi alma”.

Las obras, exhibidas durante las últimas semanas en Casa Azul del Arte de Punta Arenas, próximamente estarán en exposición en Santiago.

Volver arriba