“Portadores de Tradición” llegan a Yumbel y se suman a la Fiesta de la Cruz del Trigo

El Programa Portadores de Tradición es implementando por primera vez en la Región del Biobío, en las comunas de Santa Bárbara y Ninhue, con talleres de Literatura Popular y bordados con temáticas campesinas.

Alumnas del Programa Portadores de Tradición, implementando por el Consejo de la Cultura y las Artes, en los liceos Cardenal Antonio Samore, de Santa Bárbara; y Arturo Prat Chacón de Ninhue, viajaron a la comuna de Yumbel a participar en la tradicional Fiesta de la Cruz del Trigo, el pasado jueves 4 de octubre.

Las alumnas de Santa Bárbara participan en un taller de Literatura Popular y Canto Campesino, dictado por el payador Fernando Yañez, mientras de las jóvenes de Ninhue integran el Taller de Bordado, desarrollado por la presidenta de la famosa agrupación de las Bordadoras de Ninhue, Filomena Vergara.

La delegación ninhuana también estuvo integrada por el “chupallero” Miguel Palma, Premio Maestro de Artesanos 2012, quien no quiso quedar ausente de esta bendición al trigo, de donde se extrae la materia prima para la confección de las mejores chupallas del país.

La Fiesta de la Cruz del Trigo es un rito campesino que comienza a inicios de octubre con la bendición de cruces que hacen  los sacerdotes católicos y que luego son llevados a los sembrados de trigo para una buena cosecha.

Juana Opazo, alumna de taller de bordados, expresó que era la primera vez que viaja a Yumbel, “nunca había participado de esta fiesta tan bonita y tradicional. También me llevo una cruz bendecida por el curita para colocarla en el sembrado de mi papá, para que también tengamos una buena cosecha en mi pueblo”.

El seremi de Cultura Juan Eduardo King explicó que “el Programa Portadores de Tradición es una experiencia piloto que se implementa por primera vez en Ninhue y Santa Bárbara. Hay que destacar el impacto que ha tenido en este grupo de jóvenes que se ha reencontrado con sus valores patrimoniales inmateriales, tomando conciencia de su identidad  y de la importancia de protegerla para las futuras generaciones. Ahora, este viaje permite que los integrantes del programa vivan en carne propia las fiestas y tradiciones campesinas en comunas eminentemente rurales y evidencien el impacto que tienen en la identidad nacional”.

La Fiesta de la Cruz del Trigo consideró alusiones al oficio del campesino, el cultivo del trigo y sus derivados. Esquinazo folclórico, cuecas bien zapateadas sobre el trigo, y una muestra culinaria con platos típicos de la zona.

Volver arriba