Niños de Alto Hospicio escribirán sus historias relacionadas con la comuna para libro
  • La iniciativa financiada por el Fondart Regional, reúne a profesores y periodistas en una investigación en la que una veintena de estudiantes ahondarán en su biografía, y con ello, en la historia de la comuna de Alto Hospicio, en un trabajo reflexivo y colaborativo que culminará con una publicación a finales de año.

“¿Quién soy? Voces, identidad y memoria de los niños de Alto Hospicio”, es el nombre del proyecto desarrollado en el Liceo Bicentenario Minero SS Juan Pablo II de dicha comuna en el que una veintena de estudiantes de diferentes cursos están participando de un taller mediante el cual investigarán, escribirán e ilustrarán sus historias en su contexto local y regional, las que serán publicadas en un libro al finalizar este año.

“Por medio de este trabajo en conjunto de esos niños, un grupo humano tan diferente entre sí, esperamos construir algo que sirva como precedente para Alto Hospicio de que sí podemos hacer cosas para fortalecernos como comunidad”, dijo Romina Adasme, profesora de artes visuales del establecimiento y encargada de la iniciativa, en la que también participan los periodistas de la U. de Chile Francisca Palma y Sergio Trabucco y el profesor del colegio, Camilo Araya.

El proyecto, financiado por el Fondart Regional en su línea de Culturas Regionales e Identidad de Tarapacá, contará además con una página web donde otras comunidades educativas de Tarapacá y del país podrán bajar el libro y el programa del curso.

Para Daniela Vega, estudiante de tercero medio del establecimiento, «este proyecto lo comenzamos con bastante motivación ya que el propósito de éste es que dejemos una huella en el lugar donde nacimos y crecimos. Poder destacar nuestras historias y dar cuenta a la gente que viene de otros que este lugar tiene patrimonio».

A partir de este taller, que ya inició sus actividades y que concluirá en septiembre, los participantes tendrán la posibilidad de hablar, usando relatos, dibujos, collage, entre otras técnicas, sobre ellos mismos, su familia, su comuna, su barrio y entorno más cercano, usando la memoria como un elemento que les permita construir discursos, empoderando a la comunidad respecto a la importancia de nuestra propia historia, identidad y patrimonio.

Para el director del establecimiento, César Gavilán, es destacable que los profesores insten proyectos como este, que “pueden rescatar la identidad de esta comuna que es muy joven , y que puedan participar escuchando cuáles son sus orígenes”.

Volver arriba