Ministra Barattini reafirma compromiso con el resguardo del patrimonio de Chuquicamata

El proyecto que busca declarar al ex campamento minero como zona típica se encuentra actualmente en estudio en el Consejo de Monumento Nacionales.

Luego de recorrer el casco histórico del ex campamento minero Chuquicamata, especialmente por el teatro y la iglesia, la ministra de Cultura, Claudia Barattini, reiteró su apoyo al proyecto que promueve su declaración como Zona Típica.

La ministra se comprometió a estudiar el tema del patrimonio minero industrial transversalmente, reconociendo otros sitios donde hay patrimonio industrial, para generar una propuesta más integral. “El apoyo de Codelco para constituir un lugar patrimonial es una labor muy importante. Yo creo que Chile, y en eso vamos a trabajar, requiere políticas patrimoniales respecto a su memoria industrial, a su memoria minera. Somos un país minero y el país debería ser capaz de relevar la importancia que ha tenido la minería en el desarrollo de Chile”, señaló la ministra.

Actualmente la declaratoria de Zona Típica se encuentra en estudio en el Consejo de Monumentos Nacionales. En febrero pasado se realizó una primera visita en terreno para la elaboración del expediente.

Durante su recorrido, la ministra fue acompañada por el diputado Marcos Espinosa (PRDS), integrante de la Comisión de Cultura de la Cámara, la directiva de la agrupación Hijos y Amigos de Chuquicamata y representantes de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama, quienes han desarrollado las gestiones para obtener este reconocimiento.

En abril pasado la secretaria de Estado se reunió con los responsables de este proyecto, oportunidad en la que entregó su apoyo a la iniciativa y firmó la ficha en la que la agrupación Hijos y Amigos de Chuquicamata reúne el respaldo ciudadano a sus demandas.

Chuquicamata albergó a 25 mil de trabajadores de la Braden Cooper Co, quienes bajo aislamiento e inclemencias climáticas lograron fundar un hogar con sitios de incalculable valor histórico y patrimonial, como teatros, iglesias, auditorios, escuelas y plazas, entre otros.El pasado 18 de mayo el ex campamento cumplió 99 años.

Volver arriba