Ministra Barattini: “El León de Plata que recibió Chile en la Bienal de Venecia es un hito histórico”

Cristóbal Molina, comisario del Pabellón de Chile en Venecia, destacó que los curadores Pedro Alonso y Hugo Palmarola lograron posicionar al país en el principal circuito internacional de arquitectura.

Tras el triunfo del sábado en la Bienal de Arquitectura de Venecia, la Ministra de Cultura, Claudia Barattini, recibió este lunes a Cristóbal Molina, comisario del pabellón chileno que logró el León de Plata en este certamen.

El premio de los curadores Pedro Alonso y Hugo Palmarola es un reconocimiento significativo para Chile y así lo valoró la titular del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). “Estamos felices y orgullosos como país. El León de Plata que hemos alcanzado con esta versión es muy importante para la arquitectura chilena, es un hito para la historia de Chile. Este proyecto conecta un periodo de nuestra historia y muestra cómo estamos conectados con la modernidad y con los sistemas de construcción en el mundo”, aseguró.

A su vez, Cristóbal Molina, coordinador del Área de Arquitectura del CNCA, aseguró que con este reconocimiento la arquitectura chilena obtiene un fuerte impulso. “Fue muy emocionante para todo el equipo de haber obtenido esta victoria en la bienal más importante del mundo, que es el lugar donde se está pensando la arquitectura. Este reconocimiento es una satisfacción tremenda, considerando que ha sido liderado desde el Consejo de la Cultura”, sostuvo.

El comisario del pabellón de Chile en Venecia se refirió a los motivos que explican por qué el proyecto de Alonso y Palmarola, “Monolith Controversies” obtuvo el León de Plata. “Todos los países tenían que trabajar un mismo tema, planteado por Rem Koolhaas, curado de esta edición de la bienal, centrado en cómo la arquitectura ha absorbido la modernidad entre 1914 y 2014, entonces los 65 países que presentaban pabellones tenían que responder alguna forma esa pregunta. En el caso de Chile, el proyecto Monolith Controversies -las controversias del monolito- es una investigación que da en el clavo en este tipo de temáticas”.

Molina destacó que los curadores Pedro Alonso y Hugo Palmarola se impusieron en un concurso público con esta iniciativa, que pone en valor un hito olvidado en la historia de la vivienda social en Chile: la instalación de la KPD, una fábrica donada por la Unión Soviética en 1972 para construir edificios de departamentos tras el terremoto que azotó al país en 1971.

Este León de Plata obtenido por Chile en la categoría de Pabellones Nacionales, se suma al obtenido por Alejandro Aravena y Elemental en la versión de la Bienal de Arquitectura de Venecia del 2008, que fue el primer reconocimiento otorgado a un arquitecto y oficina nacional en esta instancia internacional.

El proyecto “Monolith Controversies” se mantendrá en Venecia hasta noviembre de este año, tras lo cual se evalúa exhibirlo en Chile, según explicó Cristóbal Molina.

Volver arriba