Masiva participación tuvo celebración del we tripantu en Valparaíso

  • El Consejo de Lonkos, con el apoyo del Consejo Regional de Cultura, realizó su ceremonia ancestral en el Parque Cultural de Valparaíso.

Una masiva asistencia tuvo la celebración del we tripantu (nueva salida del sol) o wiñol tripantu (vuelta del año) organizada este miércoles por el Consejo de Lonkos Mapuche-Picunche de la región con el apoyo del Consejo Regional de la Cultura en el Parque Cultural de Valparaíso.

Se trata de un rito donde se invoca a los espíritus ancestrales y que consideró el izamiento de la bandera mapuche en el PCdV, además de danzas y cánticos alrededor de un canelo, para luego realizar una rogativa en que los participantes, encabezados por los lonkos, se ubicaron mirando hacia el oriente, por donde sale el sol.

El 21 de junio significa el inicio de un nuevo ciclo para el pueblo mapuche, que algunos asimilan al año nuevo occidental, y tiene lugar en el momento en que el sol se ubica en el punto más alejado de la Tierra, fenómeno que en nuestro hemisferio sur se conoce como solsticio de invierno, marcando el cambio del ciclo agrícola para la siembra. El alimento tiene un particular importancia en esta ceremonia, ya que simboliza el deseo de dar vida, por ello la actividad finalizó con un desayuno donde hubo degustaciones de sopaipillas, tortillas de rescoldo y piñones, entre otros productos autóctonos.

En la ceremonia participaron diferentes comunidades de los pueblos originarios de la región, junto a autoridades, porteñas y porteños, estudiantes de la Escuela Intercultural Pedro Cariaga que practicaron el palín en los pastos del Parque y también extranjeros que se encuentran de visita en Valparaíso y observaron con curiosidad este importante rito de nuestros pueblos originarios.

El lonko Iván Coñuecar, quien estuvo a cargo de la ceremonia junto a los lonkos Manuel Currilem y Wenceslao Coylla, explicó el sentido del we tripantu: “Nosotros hacemos un alto en esta época para meditar y pedir que nos vaya bien, porque en este fecha hay un cambio en la naturaleza y en los astros, algo que nuestro pueblo siempre ha sabido, y consideramos que hay que recibir el nuevo año y pedir a las fuerzas sutiles de la naturaleza que nos ayuden y que nos guarden, especialmente hoy que el pueblo mapuche está en todo el territorio del país y distribuido en el Cono Sur, por lo que nosotros pedimos por nuestros lonkos, nuestras machis, nuestros guerreros, por quienes han sido encarcelados y están luchando por nuestros derechos”.

Por su parte Alexis Antinao, encargado del Departamento de Pueblos Originarios en el Consejo Regional de Cultura, dijo que “esta es una ceremonia ancestral que se está retomando en la región, ya que acá las comunidades son principalmente urbanas y por eso la importancia de esta actividad, que reivindica la cultura de todos los pueblos originarios, porque es una fecha que tiene diferentes manifestaciones en cada pueblo y con otros nombres, pero que simboliza el ciclo de la vida. Este año tuvo una masiva participación porque el Consejo de Lonkos está trabajando en un plan de revitalización para difundir más estas actividades, para lo que han contado con el apoyo del Consejo de la Cultura, por eso se invitó a los asistentes a ser parte activa de la ceremonia, y hemos visto que la convocatoria va aumentando cada año”.

Volver arriba