Made in Filandia, un nuevo estado de y para el arte

El agregado cultural de Chile en Italia, Antonio Arévalo, visitó esta residencia artística para generar vínculos que permitan a artistas chilenos participar de este proyecto.

En Pieve a Presciano, entre Florencia y Arezzo, en una estupenda estructura arquitectónica dominada por la torre de una antigua hilandería -era una fábrica de tejidos del siglo XIX-, viven Luca Pancrazi y Elena El Asmar, Loredana Longo y Alessio de Girolamo. Alli nace Made in Filandia, una iniciativa que destaca por su adhesión, participación, compromiso y entusiasmo.

“Es un proyecto interesante, que se presenta de una forma nueva respecto a las dinámicas conocidas del estar dentro de los mecanismos del arte contemporáneo”, destaca sobre el proyecto Antonio Arévalo, agregado cultural de Chile en Italia, en visita a la Residencia.

En ella se encuentran artistas de diferentes generaciones, procedentes de diferentes lugares, para reflexionar sobre el “hacer arte” en relación con un lugar – la “Filandia” –  y que, con sus obras e intercambiando ideas y experiencias, muestran cómo se puede estar dentro de una geografía del arte contemporáneo, colocándose de manera independiente.

Made in Filandia nació en 2010, ha llegado a su quinta edición  y cuenta con el apoyo generoso de los artistas y de los amigos que participan, asegurando así la completa independencia de factores externos. Convivencia, participación, discusión, autonomía, libertad expresiva son las palabras claves de esta experiencia de vida, trabajo e intercambio intelectual, que les permite a los artistas crear y producir arte en directo contacto con la naturaleza de la hilandería de Pieve a Presciano, en el maravilloso campo toscano.

“Muchas sugestiones y estímulos que no quedan encerrados, se prolongan durante todo el año solar, mediante numerosas citas, convirtiéndolo en un verdadero taller permanente. Y es con ese espíritu que vine aquí”, precisa Arévalo durante su visita, “para intentar establecer un diálogo y crear las condiciones futuras para llevar aquí a los artistas chilenos y crear y establecer una relación activa con el lugar y las personas”.

Los artistas invitados serán llamados a proponer durante su estadía aquí proyectos específicamente pensados en relación con los espacios, los objetivos y la experiencia del compartir. “Libertad y confrontación son seguramente los elementos determinantes”, comentó Antonio Arévalo, al concluir la visita.

Más información en www.madeinfilandia.org   

 

 

 

 

Volver arriba