La danza afroperuana representará a Tarapacá en el Festival de las Artes de Valparaíso
  • Con la presentación del espectáculo «De negra tengo la sangre», el grupo Afroperuano Bandele fue nominado para participar en la octava versión del Festival de Las Artes de Valparaíso (FAV) que se desarrollará entre los días 24 y 27 de enero del 2018.

Debido a que su propuesta artística aporta a los propósitos  programáticos de la próxima versión del FAV, que obedecen a líneas estratégicas, que se traducen finalmente en un espacio de encuentro de diversas disciplinas artísticas de carácter local, regional, nacional e internacional, el grupo Afroperuano Bandele, integrado sólo por mujeres, fue seleccionado como representante de la región de Tarapacá, en este importante evento, que este año tiene como país invitado a Colombia.

Así lo dio a conocer la Directora del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Región Tarapacá, Milisa Ostojic Soto, quien junto con informar de esta nominación felicitó a las representantes de la agrupación su directora general Eva Mercedes y Susana Varela gestora cultura e interprete de Bandele.

La directora general de la agrupación destacó la importancia que tiene para ellas, que llevan 5 años de formación, poder ir al FAV, “es una emoción  muy grande no pensé nunca que íbamos a poder, en tan poco tiempo, llegar tan rápido a presentarnos a un festival tan importante, estamos agradecidas por la oportunidad  y la confianza dada hacia nosotros y vamos con todo para hacerlo bien.

Montaje

Susana Varela explicó que el montaje  «De negra tengo la sangre», nació de un Fondart convocatoria 2017, “tiene cerca de una hora y media de duración y es una recopilación de estos 5 años de trayectoria, en que rescatamos las tradiciones, la cultura y la afro descendencia tarapaqueña. Se trata de danza, teatro y música, para que la gente conozca la historia que ha estado oculta y que nosotras hemos investigado y sacado a la luz un poquito”.

Para las representantes del grupo lo orígenes afroperuanos se demuestran en expresiones culturales como el cachimbo, la que según sus estudios sería una danza de origen africano, “además de modismos como la cimarra que viene de cimarrón el nombre dado a los esclavos que escapaban de sus amos en América. Antes del tratado de Ancón este territorio era peruano y quedó arraigada mucha cultura que nunca se extirpó”.

Por último explicaron que las motiva sentirse responsable el re descubrir la historia oculta del territorio de Tarapacá, “vamos a ir a contar esto que existió aquí, de lo cual hay registro. Existe mucha cultura afro que incide en el folclore como el cachimbo, la marinera, la zamacueca que finalmente nos llevan a la cueca, hay mucha herencia que no está aceptada por un cuento histórico que venimos a reivindicar”, expresó Varela.

Volver arriba