Inédito libro retrata hallazgos arqueológicos de Reserva Nacional Río de Los Cipreses

El proyecto contempla la donación de ejemplares a establecimientos educacionales de la zona con el fin de complementar procesos de aprendizaje sobre el patrimonio cultural que existe en un área silvestre protegida en la región.

La Reserva Nacional Río de Los Cipreses fue el escenario escogido por el investigador Juan González Mejías para realizar un estudio arqueológico cuyo principal propósito fue descubrir y cuantificar petroglifos en dicho parque. El éxito fue total porque además de encontrar nueva evidencia, el estudio permitió registrar vestigios culturales de diverso tipo como cerámicas, líticos, metales y vidrios, y también logró obtener una completa descripción de los hallazgos que servirán de base para futuras investigaciones.

Todo este trabajo ha sido capturado en el libro denominado “Catastro Arqueológico: Arte Rupestre en la Reserva Nacional Río de los Cipreses”, financiado por el Consejo Nacional de la Cultura a través de Fondart y apoyado por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), quien tuvo un rol de vital importancia en la etapa de recolección de información.

El proyecto contempla además la donación de ejemplares a establecimientos educacionales de la zona con el fin de complementar procesos de aprendizaje sobre el patrimonio cultural que existe en un área silvestre protegida en la región.

Entre los colegios beneficiados destacan el Liceo Comercial Jorge Alessandri Rodríguez de Rancagua y la Escuela Chacayes de Machalí. Durante la presentación del proyecto Fondart, que se realizó esta mañana en el Museo Regional de Rancagua, los representantes de estos establecimientos, Ardulfo Quezada y Claudio Contreras, respectivamente, recibieron ejemplares en forma simbólica para sus alumnos.

A través de Fondart fueron más de nueve millones de pesos los que se adjudicó Juan González Mejías, quien señaló que la metodología de trabajo implicó dividir las 36 mil hectáreas que componen la Reserva en cinco zonas. Gracias a su profesionalismo y dedicación este proyecto arrojó como resultado un documento invaluable para las futuras generaciones.

Es necesario destacar que ninguno de los procedimientos adoptados por Juan González Mejías tuvo un carácter invasivo, por lo tanto, las rocas y los materiales estudiados no fueron alterados ni en su superficie ni en su contorno, propiciando la conservación de la Reserva administrada por Conaf.

La directora regional del Consejo de la Cultura, Marcia Palma González, agregó que “es un tremendo orgullo poder finalizar un Fondart de esta categoría y de estas características, de un trabajo serio y de un trabajo que ha dado sus frutos y será destinado a los estudiantes de nuestro país, a las personas interesadas en la conservación del medioambiente y a gente que aprecia nuestra identidad”.

“Estos hallazgos arqueológicos dan cuenta de lo que fuimos miles de años atrás y eso es valorable porque va a ser un insumo importante e interesante para la comunidad de la Región y también el país, por lo tanto, creo que hemos cumplido una vez más, el Consejo de la Cultura sigue aportando y beneficia a personas interesadas en desarrollar nuestra cultura y nuestro arte”, finalizó Marcia Palma.

Por su parte, el director regional de Conaf, Jaime Burón Miranda, alabó la intención de Juan González de “preservar y conservar nuestro medio natural que contempla  variadas muestras de lo que es la naturaleza”, lo que al mismo tiempo facilita la difusión del patrimonio cultural de la Reserva acercando a la ciudad los hallazgos arqueológicos del lugar.

“Cuando en 1986 se creó la Reserva Nacional Río de los Cipreses, como Corporación iniciamos un largo camino de restauración en primer lugar de lo que era el medio natural, la vegetación y  las especies animales que ahí se desarrollan y el rico patrimonio que comprende esta Reserva que se destaca por su aspecto cultural”, concluyó Jaime Burón.

Volver arriba