Histórica reunión entre Los Jaivas y Congreso convoca a más de 15 mil personas para el cierre de Rockódromo
  • Las dos agrupaciones ofrecieron un concierto en conjunto que se extendió por tres horas y que incluyó homenajes a Violeta Parra, cuando se cumplen 100 años desde su nacimiento.

  • En total, el festival porteño reunió a cerca de 34 mil personas en sus siete días de actividades y 66 conciertos, todos con entrada liberada.

Una semana de música en el festival Rockódromo de Valparaíso que terminó por el principio: dos instituciones fundacionales del rock latinoamericano, Congreso y Los Jaivas, protagonizaron un encuentro inédito en la historia de la música popular chilena cuando ambas agrupaciones ofrecieron un show conjunto bautizado como El Encuentro. Juntos, además, rindieron el mayor homenaje en lo que va del año para Violeta Parra –tronco fundamental de la música nacional- en el año en que se conmemora un siglo desde su nacimiento.

En su edición número 13, el festival Rockódromo -organizado y producido por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes a través de su programa Escuelas de Rock y Música Popular- bajó la cortina con su jornada más masiva, la cual reunió a más de 15 mil personas en la Plaza Sotomayor de Valparaíso, la cifra más alta desde que Rockódromo realiza su escenario central en la Plaza Sotomayor. Una asistencia que ya casi se mostraba completa antes que a las 20.30 horas, Congreso y Los Jaivas dieron el vamos con “Valparaíso”, ambos elencos completos sobre el escenario. Así, el certamen cerró siete días, 66 presentaciones musicales, siete debates, tres noches de programación OFF Rockódromo, y un total aproximado de 34 mil asistentes. Todo con entrada liberada.

«De esta forma tiene sentido organizar un festival tan importante para la música chilena. Rockódromo ya se ha instalado como una institución de peso para el rock y la música popular en nuestro país, y este cierre que reunió a dos emblemas, puso el broche de oro a una semana cargada de emoción pero también de solidaridad con los chilenos en el sur“, dijo el ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

Desde ahí, Congreso armó un bloque que visitó su repertorio con escalas en “Festejo”, “Hijos del diluvio” y un espacio para homenajear a Violeta Parra -Francisco “Pancho” Sazo recitó “Defensa de Violeta Parra” de Nicanor Parra- hasta compartir de nuevo junto a Los Jaivas en “La Conquistada”. El escenario quedó para Los Jaivas, que retomaron con “Pregón para iluminarse”, un bloque también dedicado a los 100 años de la cantautora, hasta despedir su espacio con “Mambo de Manchaguay”. Nuevamente, ambas agrupaciones sobre el escenario para despedirse y sellar una fecha histórica con “Hijo del sol luminoso” y “Todos juntos”. Casi tres horas de música en total.

“En mi generación, todos soñábamos con ser Jaivas. Así que es un sueño cumplido”, comentó Pancho Sazo, cantante de Congreso, una vez finalizado el concierto. “Dimos una lección, fue todo en respeto. Demostramos que sí se puede. Lo bonito es que esto partió aquí, en Valparaíso. Y ahora esperamos poder repetirlo, para que la gente conozca lo que estamos haciendo con estos ‘chiquillos’”, agregó Mario Mutis, bajista de Los Jaivas.

Impacto y aporte a Valparaíso

Un punto distintivo: a través de una coordinación con el colectivo “Amamos Valparaíso” -conformado por La Maquinita de los Sueños, el Parque Cultural de Valparaíso y Reciclo Valparaíso-, Rockódromo 2017 logró más que en ninguna otra versión, entregar el espacio público limpio. “Para las jornadas en Sotomayor, tuvimos un equipo de 35 personas que ingresan a trabajar una vez finalizada la música. Logramos que la plaza quedara impecable, pero la verdad no había mucho que hacer: la gente comprendió el llamado a ser ellos mismos quienes mantienen limpia su ciudad”, comentó Felipe Mesina, director ejecutivo de “Amamos Valparaíso”.

Por primera vez, el festival realizó un llamado a responder una encuesta a sus asistentes, la cual en los próximos días entregará nuevos insumos para entender el aporte del festival a la ciudad, diseñada y aplicada con la empresa Fanear Chile SpA.

De acuerdo a los resultados preliminares, el 28% de los participantes de Rockódromo 2017 corresponden a “turistas musicales” (viajaron más de 50 kilómetros para ir al certamen), con un promedio de seis días de estadía en Valparaíso. El 74% de ellos viene desde otras provincias de la Región de Valparaíso, seguido por el 13% desde Santiago. En promedio y de acuerdo a la encuesta, cada uno de ellos gastó una media de $83.000 en productos y servicios de la zona durante su estadía.

Durante el concierto, la solidaridad también estuvo presente. La campaña denominada Aguódromo estuvo durante las dos últimas jornadas recibiendo donaciones de agua embotellada para ir a la zona de Empedrado, en la Región del Maule. Un camión con capacidad para cinco toneladas arrancará este lunes desde Valparaíso para llevar la ayuda junto a músicos del Maule que estuvieron en Rockódromo, como es el caso de Ricardo “Charro” Núñez. Además, un móvil de BancoEstado estuvo recibiendo depósitos y transferencias para ir en ayuda de los damnificados por los recientes incendios en el cerro Playa Ancha de la ciudad puerto.

Fotos crédito: Carlos Ormazábal / Escuelas de Rock y Música Popular

Volver arriba