Gestores culturales de la Región de O’Higgins se capacitan para postular al nuevo Fondo Público Concursable de Patrimonio Cultural

La directora regional Marcia Palma González explicó que en este Fondo Concursable pueden participar personas jurídicas, corporaciones o fundaciones sin fines de lucro, organizaciones comunitarias y municipios.

La mañana de ayer realizó en el Consejo Regional de la Cultura y las Artes una capacitación para dar a conocer los alcances del primer Fondo Público Concursable destinado al Patrimonio Cultural, instancia que surge bajo el alero de la exitosa implementación del Programa de Reconstrucción Patrimonial, que hasta la fecha ha comprometido la reparación y restauración de 92 inmuebles patrimoniales del país, con una inversión de más de 18 mil millones.

A través de los orígenes de este Fondo, la directora Marcia Palma González destacó que en la Región se han visto favorecidos un total de 18 proyectos, de los cuales ocho han sido inaugurados y han abierto sus puertas a la comunidad.

Estos son la parroquia Nuestra Señora de la Merced de Nancagua, la capilla de la Hacienda Los Lingues de San Fernando, el Santuario de Santa Rosa de Pelequén de Malloa, la parroquia San Andrés de Ciruelos en Pichilemu, la Escuela Marta Valdés de Calleuque y el Centro Cultural Estación, ambos proyectos de Peralillo, el Templo Parroquial de San Francisco de Asís de Placilla y las Salas Pastorales de la Basílica Santa Ana de Rengo.

Marcia Palma González explicó que en este Fondo Concursable pueden participar personas jurídicas, corporaciones o fundaciones sin fines de lucro, organizaciones comunitarias y municipios.

“A través de esta iniciativa pretendemos promover la acción de la ciudadanía en la conservación del patrimonio construido, porque es el símbolo vigente de nuestra memoria y representante de nuestra identidad”, señaló la directora del Consejo de la Cultura.

El nuevo Fondo del Patrimonio Cultural tiene  como eje central el hecho de que quienes  postulen sus proyectos deberán contar con un cofinanciamiento de recursos para la ejecución completa, que podrá ser aportado por terceros y/o fondos propios. En caso de ser aportes privados, podrán acogerse a la recién aprobada Ley de Donaciones Culturales. Por su parte, el Consejo de la Cultura adjudicará hasta el 50% del total de cada proyecto seleccionado, con un tope de $120 millones.

Volver arriba