Fallece Rómulo Ranquehue Marilicán Tesoro Humano Vivo de la Región de Aysén

El domingo 13 de diciembre, acompañado de su familia en la ciudad de Coyhaique, falleció Rómulo Ranquehue Marilicán, reconocido como cultor del Patrimonio Cultural Inmaterial y Tesoro Humano Vivo por su trayectoria en la fabricación y práctica de la taba patagónica en el año 2013.

Rómulo Ranquehue nació en la localidad de Bahía Murta, el 10 de octubre del año 1947. Fue hijo de los colonos ganaderos Rosalia Marilicán y Segundo Ranquehue, esposo de Caren Muñoz, padre de Elías, Sandra y Brenda y abuelo de Macarena, Cristián, Joaquín, Sofía y Lucas Ranquehue.

Su vida transcurrió entre las tradiciones del campo aisenino, criando animales, produciendo lana, cultivando, haciendo leña, tocando el acordeón y por supuesto, realizando tabas y practicando el juego en toda ocasión que podía.

“El fallecimiento de don Rómulo es una gran pérdida para el patrimonio de nuestra región, él era reconocido como Tesoro Humano Vivo, porque el oficio que practicaba era único, él era parte de la identidad de nuestro Aysén profundo, siempre con ganas de participar de las actividades donde podía mostrar a la comunidad su oficio, nos queda esa alegría y nos deja la misión de seguir recordando el aporte que hizo a nuestro patrimonio”, indicó la Seremi de las Culturas, Margarita Ossa Rojas.

“Siempre andaba con la pala atrás de la camioneta, la pala no le faltaba, porque había que improvisar una cancha de taba”, nos cuenta su hija Brenda en una entrevista telefónica.

Su familia lo recuerda como un  hombre muy sabio, trabajador, guerrero, que creía en el valor de la palabra, pero además como una persona alegre y buena para transmitir anécdotas propias del campo.

Durante su vida transmitió el oficio de la fabricación de tabas y el juego a su hijo, hijas, nietos, nietas y a muchos infantes, jóvenes y adultos que participaron en los diversos talleres organizados por la Subdirección de Patrimonio Cultural Inmaterial realizados en escuelas, liceos, Museo Regional, entre otros lugares.

Su hija menciona que “uno de sus sueños era que la gente joven se entusiasmara y siempre logró que los jóvenes lo hicieran. Prueba de ello era que cuando lo veían llegar lo saludaban y le preguntaba si llevaba la taba, porque el mismo los había entusiasmado. Lamentablemente sus amigos que jugaban a la taba ya han fallecido, yo creo quedan muy pocos taberos y sería muy bonito que esta tradición no muera”.

Dentro de la familia Ranquehue Muñoz, señala la hija menor, que Lucas, su sobrino y Sandra podrían continuar con el legado de Rómulo. “Mi hermana es muy buena jugadora de tabas, no he visto otra mujer más buena para la taba que mi hermana (…) desde chica que a ella le gustó”.

Para el director regional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, José Mansilla Contreras “Don Rómulo fue nominado por su conocimiento, por su sabiduría en torno a la taba, en la elaboración de ella y práctica de ese juego. Y por supuesto agradecemos que él haya tenido la generosidad de educar a jóvenes y adultos en esta práctica. Un hombre que con su experiencia y con el desarrollo de su trabajo en el campo y en los distintos lugares donde el solía transitar y vivir: transmitió y motivó a distintas personas la valoración de la cultura tradicional de Aysén. Agradecemos el legado que nos deja don Rómulo para las nuevas generaciones, lo tendremos en nuestra memoria como Tesoro Humano”.

La constancia y pasión del cultor han aportado a que el oficio de la fabricación de tabas y el juego de tiro con ellas, sean reconocidos y valorados como parte del patrimonio cultural en la región de Aysén. Ante la pregunta ¿Cuál cree usted que ha sido el aporte de don Rómulo al patrimonio cultural en Aysén?, la hija menor del cultor señala “que sea de campo, esa emoción que él ponía, el suspenso (…), es como lo contaba, porque si mi papá hubiese sido un tipo más terco, no tan llevadero con la gente, tal vez nadie habría pescado las tabas, porque para vender una taba él contaba la historia de la taba”.

Sobre la taba

“La taba es un juego de tiro que ocupa un importante papel lúdico y social que está siempre presente en actividades propias de la Patagonia, como las domaduras, corridas de caballo, esquiladas y otras tareas campestres donde se encuentra la comunidad para compartir. Recibe el mismo nombre, taba, el implemento con que se ejecuta este tradicional y popular juego (Sigpa.cl. http://www.sigpa.cl/ficha-elemento/fabricacion-y-practica-de-la-taba-patagonica)”.

Volver arriba