Coquimbo es parte de la terna de ciudades que representa al país en importante premio internacional de cultura.

Junto a las comunas de Talca y Peñalolén figuran entre las 83 ciudades y gobiernos regionales del mundo que esperan ser reconocidos por sus aportes en esta materia

La Unión de Ciudades y Gobiernos Locales (CGLU) dio a conocer el listado de 83 ciudades y comunas que en 2016 postulan al “Premio Internacional CGLU – Ciudad de México – Cultura21”, que en su segunda edición reconocerá una política, programa o proyecto original que incluya explícitamente los principios de la CGLU que recoge la Agenda21 de la cultura, primer documento con vocación mundial que apuesta por establecer las bases de un compromiso de las ciudades y los gobiernos regionales para el desarrollo cultural sostenible.

En esta oportunidad, entre los postulantes a la distinción hay tres municipios chilenos: Talca, Peñalolén y Coquimbo, cuyos casos serán evaluados por un jurado que deliberará entre los meses de abril y mayo de este año. La ceremonia de entrega se realizará en octubre en la Ciudad de México.

“Particularmente con la comuna de Coquimbo, hemos trabajado en la elaboración del Plan Municipal de Cultura, que esperamos que sea prontamente aprobado por el Concejo Municipal. Del mismo modo, apoyamos con recursos la construcción del Centro Cultural Palace, su parrilla programática y su Plan de Gestión, con el objetivo de favorecer el acceso a la cultura de manera transversal, especialmente en los sectores más vulnerables de la población y en forma sostenible”, aseveró la Directora Regional del CNCA, Daniela Serani.

Los tres municipios postulantes han firmado la Agenda Red Cultura impulsada por el Consejo de la Cultura, y dos de ellas, Talca y Coquimbo, cuentan con un Plan Municipal de Cultura financiado por Red Cultura, además de infraestructura cultural financiada con recursos públicos. Esta distinción es resultado de las acciones contempladas en el plan de trabajo del programa Red Cultura (CNCA), que responden a medidas presidenciales y a la política pública vigente para Cultura, que busca fomentar las acciones tendientes a mejorar el acceso y la política comunal en cultura.

Si bien la CGLU no es un organismo público, el Consejo de la Cultura ha estado en conversaciones con ellos para articular acciones tendientes a contribuir al mejoramiento de la gestión cultural municipal con documentos coincidentes (Agenda 21 de Cultura – Política Cultural).

Los municipios premiados por la CGLU deberán contar con al menos dos años de ejecución y documentar pruebas del impacto y éxito logrados. Se reconocerá a una ciudad, gobierno local o regional cuya política cultural haya contribuido significativamente a relacionar los valores de la cultura como el patrimonio, la diversidad, creatividad y transmisión de conocimientos, con la gobernanza democrática, participación ciudadana y desarrollo sostenible.

El proyecto presentado por la comuna de Coquimbo se denomina “Seminarios microbarriales en barrios populares de Coquimbo”. Su objetivo es mejorar el desarrollo cultural de distintos sectores sociales mediante la participación activa y democrática de los dirigentes vecinales. En estos encuentros se conocen las aspiraciones y problemas de los territorios, información que permite proyectar en conjunto acciones en barrios y centros culturales.

Peñalolén busca ser reconocida con un proyecto cultural que ofrece talleres de Telar Mapuche, Arpilleras y Cerámica Ancestral dirigidos a adultos, jóvenes y niños de barrios vulnerables. Son actividades gratuitas de formación artística patrimonial que nacieron en 2012 y están instaladas en 15 juntas de vecinos de la comuna. El caso emblemático de las Arpilleras de Lo Hermida generó un revuelo mediático que permitió dar un salto en la difusión del taller patrimonial, llegando a ser postuladas por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, como Tesoros Humanos Vivos, reconocimiento que se adjudicaron el año 2013.

El municipio de Talca presentó la Fiesta Costumbrista del Chancho Muerto, actividad que busca poner en valor el patrimonio cultural gastronómico del cerdo. Esta celebración se enmarca en el Plan Comunal de la ciudad de Talca, a través de su eje estratégico de acceso a bienes y actos culturales. Recoge una tradición arraigada en las zonas rurales del valle centro sur del país donde representa una tradición familiar y el traspaso de conocimientos ancestral que permitían asegurar los alimentos en invierno para la familia y la comunidad. La actividad se ha posicionado como la principal fiesta masiva del país en época de invierno -cien mil participantes cada día- permitiendo la cohesión social de los diferentes actores que intervienen en ella.

Premio

El proyecto presentado por la ciudad ganadora recibirá 50 mil euros que serán utilizados para su promoción internacional y para reforzar la implementación local de la Agenda 21 de la cultura. El jurado podrá reconocer como “una buena práctica en cultura y ciudades sostenibles” a todos los proyectos que estime necesarios. Estos proyectos serán difundidos mundialmente por la Comisión de Cultura de CGLU.

 

 

Volver arriba