Consejo de la Cultura saluda a la Biblioteca Santiago Severín en su aniversario 140

La primera Biblioteca Pública de Chile cumple 140 años de historia, en la que ha presenciado terremotos, cambios sociales y pasado por diversos edificios, promoviendo siempre la lectura y resguardando el patrimonio de la ciudad.

El blanco edificio ubicado frente a la Plaza Simón Bolívar, que cada día recibe a cientos de porteños en busca de un espacio de encuentro, lectura, talleres, acceso a Internet y capacitaciones, y que cada noche se ilumina para sorpresa de turistas y deleite de los transeúntes, está de fiesta. La Biblioteca Pública Nº1 de Chile, Santiago Severín cumple 140 años.

La celebración además se extenderá durante todo el año, para lo cual se están preparando diversas sorpresas para la comunidad de Valparaíso, en Playas y Cerros, y con un programa entretenido para todas las edades.

Actualmente Santiago Severín es la tercera Biblioteca Pública que más préstamo de libros realiza, con 22.210 libros prestados durante 2012, después de Bibliometro y la Biblioteca de Santiago, respectivamente.

Al respecto, el Director Regional del Consejo de la Cultura, Rafael Torres, destacó la labor de la biblioteca como punto de encuentro histórico de la historia de nuestro país. “Estamos muy contentos  en la Región de Valparaíso y especialmente en la ciudad Patrimonio por la celebración de los 140 años de la biblioteca Pública Santiago Severín, la primera Biblioteca Pública de Chile, la número uno de la región. Este faro cultural que  ha significado a lo largo de la historia de la ciudad esta biblioteca maravillosa, llena de la historia de nuestro país,  así es que como Consejo Regional de la Cultura y las Artes la saludamos con mucho afecto , le deseamos larga vida y esperamos que siga siendo un lugar de encuentro, de aprendizaje de conveniencia cultural, donde nosotros nos adherimos a la celebraciones de esta importante fecha”.

Su historia

La Biblioteca Pública Santiago Severín, símbolo patrimonial porteño, es uno de los organismos culturales más antiguos del país. Fue creada el 27 de febrero de 1873 con la firma del entonces Presidente de la República, Federico Errázuriz Zañartu, y del Ministro de Instrucción Pública Abdón Cifuentes.

Sin embargo el edificio que ocupa actualmente no la acompaña desde sus comienzos. En sus primeros años funcionó en algunas salas del actual edificio de los Tribunales de Justicia. Más tarde, entre 1911 y 1919, la, en ese entonces, Biblioteca de Valparaíso dirigida por Manuel Antonio Calvo, ocupó un local en la calle Edwards esquina Independencia. Sin embargo, las dependencias resultaron ser poco adecuadas e insuficientes para albergar las colecciones que para 1917 ya sumaban más de treinta mil volúmenes y alrededor de tres mil lectores mensuales.

La carencia de un espacio físico adecuado conmovió a la sociedad porteña, en especial, al empresario, filántropo y visionario Santiago Severín Espina, quien donó los fondos necesarios para la construcción de un nuevo edificio, proyectado por el arquitecto Augusto Grige, ubicado entre las calles Edwards, Brasil, Molina y Yungay, frente a la plaza Simón Bolívar.

La biblioteca funcionó durante años en forma ininterrumpida y activa hasta febrero de 1985. Lamentablemente, a raíz del terremoto del 3 de marzo de ese año, el edificio sufrió serios daños estructurales. Ante esta situación, los porteños crearon una fundación para reparar la Biblioteca Santiago Severín. Mientras se realizaba la reconstrucción, la Biblioteca funcionó provisoriamente en un inmueble de Cerro Alegre. Finalmente fue reinaugurada el 2 de junio de 1989.

Su reapertura

El inmueble que alberga a la Biblioteca Santiago Severín, construido entre los años 1912 y 1919, sufrió graves daños tras el terremoto del 27 de febrero de 2010. Estos pudieron ser reparados gracias a financiamiento de la Dibam (más de 120 millones de pesos) y fondos del Programa de Reconstrucción Patrimonial del CNCA (93 millones de pesos) otorgados a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Con una inversión de 218 millones 531 mil pesos, la restauración de la Biblioteca se enfocó en la estructura de techumbre, cornisas, fachadas y salones principales. Uno de ellos está destinado al resguardo y difusión del patrimonio, brindando acceso a textos e investigaciones referentes a la historia y cultura porteñas. Se trata del Salón de Investigadores, antiguo anfiteatro ubicado en el tercer piso del edificio.

Otra área que se renovó es el Salón Santiago Severín, ubicado en el segundo piso, y que constituye la nueva sala de Circulación, que alberga colecciones generales y literatura.

La Biblioteca además posee más de 122 mil volúmenes de libros, 293 mil ejemplares de diarios y revistas; sala de referencia; una importante colección bibliográfica patrimonial; información bibliográfica; hemeroteca; área infantil; acceso libre y gratuito a Internet inalámbrica y capacitaciones en computación mediante el programa BiblioRedes.

Después de su reapertura ha tenido una visita promedio de 9.000 personas por mes, cifra que se incrementa mes a mes.

Volver arriba