CMN aprueba declaratoria como Monumento Histórico de los Archivos de la desaparecida Empresa Nacional del Carbón
  • Los documentos incluyen información que data entre 1924 y 2016, albergados en 1.270 metros lineales en soporte papel, que dan cuenta de procesos históricos asociados a la empresa carbonífera y a la cuenca del carbón, conformando una valiosa fuente patrimonial e informativa de esta historia y memoria local y nacional.

Por unanimidad, el pleno del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) aprobó la solicitud de declaratoria como Monumento Histórico de los Archivos de la Empresa Nacional del Carbón (Enacar), una acción que se enmarca en el “Plan Lota: Hacia un Sitio de Patrimonio Mundial” que impulsa el Ministerio de las Culturas a través de la Subsecretaría del Patrimonio Cultural, junto a diversas instituciones públicas y representantes de la comunidad de Lota. El paso siguiente es solicitar a la Ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, la dictación del decreto respectivo.

Instalados en la Casa Oficina en la Zona Típica Sector de Lota Alto y en el edificio Bunker (ex Polvorín), al interior del Monumento Histórico Sector de Chambeque, en Lota, los archivos incluyen documentación que data entre 1924 y 2016 y hoy son propiedad de Corfo. Se trata de 1.270 metros lineales de documentos en soporte papel que dan cuenta de procesos históricos asociados a la empresa carbonífera y a la cuenca del carbón, conformando una valiosa fuente informativa y patrimonial para estudios de corte histórico, socioeconómico, demográfico, cultural y urbano, entre otros.

“Esta nueva declaratoria para Lota es fruto de un trabajo conjunto entre varias instituciones públicas que trabajan de manera muy coordinada con la ciudadanía. Lota tiene un invaluable patrimonio que nos recuerda el rol que cumplió para el desarrollo industrial del país. El Archivo de Enacar nos habla de aquella época, una comuna altamente productiva, fruto del trabajo obrero de los hombres y mujeres del carbón. Ahí están sus nombres, de cada uno de ellos y ellas, consignando el rol que cumplieron en el proceso de extracción del mineral; hoy es un Monumento Histórico que imprime sus nombres en la historia oficial de Chile”, enfatizó la Seremi de las Culturas, Carolina Tapia.

En su sesión plenaria del 23 de junio de 2021, el CMN acogió favorablemente la solicitud planteada por la consejera Emma de Ramón, directora del Archivo Nacional de Chile, y que cuenta con el respaldo de la comunidad lotina, los premios nacionales de Historia Sergio González y Julio Pinto; agrupaciones civiles y territoriales; universidades y académicos, y casi un centenar de personas naturales.

“Estos documentos son testimonio de una las faenas mineras más importantes que tuvo Chile en los siglos XIX y XX y en ellos se refleja muy bien la historia de esta industria, pues abarca todos los aspectos del mundo de la minería del carbón en Lota: el ámbito administrativo, de la investigación misma de la producción, de recursos humanos, financieros, de desarrollo logístico e incluso de desarrollo urbano de la ciudad. En el fondo, contiene gran parte de lo que es hoy la historia de Lota”, explicó Emma de Ramón.

Entre los documentos que integran este archivo se encuentran las fichas de ex mineros y trabajadores de Lota, Lebu, Schwager (Coronel), Pilpilco (Arauco), Trongol (Curanilahue), Colico (Curanilahue) y Victoria; contratos colectivos; diversos planos y croquis de servicios, minas y pirquenes; protocolos de acuerdos entre la empresa y los trabajadores; informes de gestión, estados contables y financieros; documentos sobre el sistema de seguridad y prevención de riesgos de la empresa; antecedentes de las minas y piques mineros; documentos sobre la comercialización y  actividades de venta del mineral, entre otros.

El subsecretario del patrimonio y presidente del CMN, Emilio De la Cerda, enfatizó la importancia de esta acción en el contexto del Plan Lota: “Este año incorporamos a Lota en la Lista Tentativa de Patrimonio Mundial, que es el primer paso formal ante UNESCO para esta postulación. Este camino lo estamos recorriendo junto a la comunidad y al trabajo de muchas instituciones públicas que articuladas bajo el Plan Lota estamos generando obras de confianza y avances para que el patrimonio sea eje central del desarrollo lotino. Es en ese marco que situamos este esfuerzo por proteger como monumento el archivo de Enacar, testimonio de una memoria colectiva producto de las relaciones laborales, sociales y culturales surgidas a partir del trabajo en las minas y pirquenes”.

Condiciones de almacenamiento

Mientras las condiciones de almacenamiento en la Casa Oficina son aceptables desde un punto de vista técnico, las del Búnker son desfavorables para la conservación de los documentos depositados en él, dada la alta humedad relativa al interior del recinto y que, de mantenerse in situ, podría implicar un riesgo inminente de pérdida. Por ello, en el marco del Plan Lota, la solicitud de esta declaratoria está articulada con otras acciones de puesta en valor: la ejecución de obras de mejoramiento y normalización del sistema eléctrico del Búnker, el desarrollo de la primera fase de tratamiento archivístico (en curso), y la formulación de iniciativas para la habilitación de un espacio definitivo para el resguardo de este patrimonio documental. Una tarea interdisciplinaria en la que están participado el Ministerio de las Culturas, el Archivo Nacional, Corfo, Subdere, municipio de Lota y la propia comunidad.

“Nuestro objetivo es sacar los documentos del búnker, pero no es fácil. Las condiciones de humedad son muy altas, y retirarlos sin un tratamiento previo y de modo controlado podría hacer que el papel se contraiga, se fracture y se pierda la información que contienen. Estamos en conversaciones con distintas instituciones para la cesión de un espacio, pues el esfuerzo es crear un Archivo permanente, una vez que se instale el Archivo Regional del Biobío. Eso sí, el Archivo de Enacar se va a quedar en Lota porque es parte de la comunidad”, manifestó De Ramón.

Asimismo, en la sesión se informó que Corfo, entre 2015 y 2016, efectuó un trabajo que permitió generar cerca de 30.000 carpetas de trabajadores en formato PDF, sobre un total de 72.000 carpetas de este archivo documental.

La Empresa Nacional del Carbón (Enacar) fue constituida en 1921, para la exploración, prospección, reconocimiento y explotación de yacimientos carboníferos de la zona de la cuenca del carbón, continuando la labor iniciada por privados, que comenzó con Cousiño & Garland en Lota (1852) y se desarrolló en paralelo por Federico Schwager en Coronel (1857). En 1970, la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) pasa a ser propietaria mayoritaria de las acciones de la carbonífera, y en abril de 1997 el directorio de la Empresa decidió el cierre definitivo del yacimiento minero de Lota. En abril de 2013, se acordó la disolución anticipada y liquidación de la ENACAR S.A.

Volver arriba