Chile tendrá histórica participación en el festival documental más importante en su género

Este año nuestro país será representado por la delegación más grande que haya viajado al prestigioso Festival Internacional de Documentales de Ámsterdam (IDFA), que se desarrollará entre el 18 y el 29 de noviembre.

Directores y productores chilenos serán parte de los 2.500 profesionales que entre el 18 y 29 de noviembre próximo asistirán al Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam, IDFA, uno de los más importantes a nivel mundial de ese género.

La delegación nacional presentará en esta ocasión más de diez proyectos y películas, coordinados por CinemaChile y ChileDoc. Es así como en la sección “Best of Fest”, Bettina Perut e Iván Osnovikoff mostrarán Surire, y Marcia Tambutti  presentará el destacado trabajo Allende mi abuelo Allende, mientras que Patricio Guzmán exhibirá su premiado documental El botón de nácar, en la sección “Masters”. En tanto, el también galardonado corto documental Un cuento de amor, locura y muerte, dirigido por Mijael Bustos, será presentado en la “IDFA Competition for Student Documentary”.

La dupla de directores Perut + Osnovikoff participará además en el Central Pitch del Forum con su proyecto Los Reyes, producido por la destacada documentalista Maite Alberdi, quien en esta ocasión fue invitada por el prestigioso festival para ser parte del jurado de la Competencia Internacional de Largometrajes.

Tres productores chilenos presentarán además sus documentales terminados y en desarrollo en “Docs for Sale”, el mercado de IDFA, respaldados por el Programa de Apoyo para la Participación en Mercados Internacionales, del Consejo del Arte y la Industria Audiovisual (CAIA). Se trata de Melisa Miranda, quien mostrará los documentales La máquina voladora (documental WIP), Sin Chapa Adriana (documental WIP), Entre Islas (corto documental en desarrollo) y Médula (corto documental  finalizado); de Felipe Arancibia, de ModoViral Producciones Ltda., quien exhibirá Unfinished Plan: The Path of Alain Johannes (en etapa de postproducción) y Seguel (documental WIP); y de Alfredo Pourailly, quien llegará a Holanda con sus trabajos en desarrollo La tierra del fuego, Desde la tierra al mar y Faros, y participará también en la sección IDFA Academy.

El ministro de Cultura, Ernesto Ottone, destacó el buen año que ha tenido el cine documental de nuestro país, indicando que “hoy estamos presenciando el envío de una importante delegación de creadores, productores y sus obras a uno de los más prestigiosos festivales del género, lo que coincide con la presencia de muchas de estas películas en salas dentro del territorio nacional”.

Además, el Secretario de Estado relevó “la notable participación de documentales chilenos en festivales y circuitos internacionales, gracias al apoyo sostenido del Consejo de la Cultura y otras organizaciones comprometidas con el desarrollo del sector”.

La delegación nacional contará también con la asistencia de María Ignacia Court, co-directora de Proyecto Quipu, trabajo documental interactivo coproducido por Chile, Perú y Reino Unido que ha sido seleccionado en la sección “Doc Lab”; junto a la presencia de Iván Nakouzi, productor ejecutivo de Un cuento de amor, locura y muerte.

En esta ocasión, la misión será encabezada por Paola Castillo y Diego Pino, directora ejecutiva y coordinador general ChileDoc, respectivamente, y será apoyada en terreno por la oficina comercial de ProChile en Holanda, debido a la relevancia de este evento para el desarrollo de las industrias creativas del país.

“Pudimos corroborar en la misión anterior al festival de Dok Leipzig, que somos reconocidos como un país con una cinematografía importante y destacada, que tiene un nivel de gestión colectivo que no se ve muchas veces en otros países, muy profesional, y de alguna manera eso genera buenos encuentros y redes con agentes de la industria. Nuestro trabajo colectivo es valorado, porque cada integrante se preocupa por transmitir no sólo sus proyectos, sino también los de sus compañeros y así apoyar a todo el sector”, asegura Paola Castillo.

Por su parte el agregado comercial de ProChile en Holanda, Osvaldo Marinao, resaltó que “desde el punto de vista comercial, estar en el Central Pitch con un proyecto que tiene la posibilidad de mostrarse, eventualmente obtener inversionistas o coproducciones, sumado a todo el networking al que permite acceder el festival, es muy significativo. Esta es la mejor forma de identificar canales de distribución para los documentalistas, una exportación no tradicional que tiene oportunidades claras y que deben aprovecharse cada vez mejor en un mercado conocido por ser un polo de distribución y comunicación con el resto de Europa”.

Otra de las instancias trascendentales para la promoción del trabajo documental chileno es la videolibrería del “Docs for Sale”, a la que cada año acuden más de 250 representantes de televisión, agentes de venta, distribuidores y programadores de festivales para ver una selección de los mejores y más recientes documentales y establecer contacto con sus productores, lo que será fundamental para las 8 películas nacionales que serán exhibidas en dicha instancia.

Volver arriba