Cerca de 600 personas participaron de la Escuela de Temporada 2016

En la ceremonia de cierre hubo danza, lecturas de crónicas y la charla magistral sobre Darwin a cargo del connotado académico de U. de Chile, Ángel Spotorno. Autoridades regionales y académicas de la U. de Chile y la UMAG resaltaron la participación y la necesidad de seguir la senda de colaboración para contribuir junto a la ciudadanía, del desarrollo cultural, cívico y artístico de la región.

Fueron cinco intensos jornadas de conversatorios, exposiciones, recorridos y talleres, los que marcaron la exitosa primera edición de la Escuela de Temporada 2016 que impulsaron en conjunto las universidades de Magallanes, de Chile y el Consejo Regional de la Cultura y las Artes en Punta Arenas, Porvenir y Puerto Natales.

La actividad denominada “Diálogos entre territorios, ciudadanía y Derechos Humanos” fue, por estos días, el escenario principal de interacción entre la comunidad magallánica y destacados académicos y premios nacionales de la U. de Chile junto a  sus pares de la UMAG, en un esfuerzo por descentralizar el conocimiento y potenciar el trabajo entre las universidades del Estado y las comunidades locales. La iniciativa convocó a alrededor de 600 participantes en una treintena de espacios de diálogo y perfeccionamiento.

La ceremonia de clausura, se llevó a cabo en el Polideportivo 18 de septiembre de Punta Arenas y comenzó con la charla magistral sobre Darwin del académico Ángel Spotorno  para continuar con un repertorio de danza a cargo de los bailarines del Ballet Nacional Chileno y los alumnos que participaron del taller; de música con las canciones del cantautor regional, Jorge Risco y de lectura con los escritos que elaboraron los participantes del taller de crónicas realizado por las profesionales de la U. de Chile, Ximena Poo y Jennifer Abate.

El acto, también fue la oportunidad para los balances. El director regional del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Gonzalo Bascuñán, destacó el ánimo participativo de la comunidad magallánica durante la semana de actividades e hizo una invitación a las instituciones de educación superior a mantener y fortalecer estas alianzas con el objetivo de seguir avanzando en el desarrollo cultural y cívico de nuestro país.

Asimismo, el vicerrector académico de la UMAG, José Maripani, valoró ser parte de la triada universidad, gobierno y ciudadanía para rescatar la importancia de los ámbitos artístico y cultural en la vida de los ciudadanos. Por ello, dijo que “hay que seguir en esta senda de formación ciudadana donde el Estado trabaja para el Estado en alianza con la comunidad, dando, el al mismo tiempo, garantías al sistema de universidades estatales de actuar en red”.

Al acto de cierre también asistió el Intendente de la región de Magallanes, Jorge Flies, quien destacó el trabajo conjunto de las tres entidades estatales en beneficio de la comunidad de la zona austral. “En mi calidad de intendente dejo las puertas abiertas de la región para que el próximo año esta Escuela continúe. Los esperamos”, señaló durante su intervención.

Ciencia entretenida

Transmitir la fascinación por resolver problemas a partir de la matemática y aprender de manera didáctica acerca de la microscopía de la luz, fueron los temas que dieron el tenor al quinto y último día de la Escuela de Temporada de la Región de MagallanesDiálogos sobre territorios, ciudadanía y derechos humanos”. Niños, adultos y jóvenes se reunieron en el Polideportivo 18 de Septiembre de Punta Arenas para participar de una entretenida jornada en torno a la ciencia.

Los talleres, estuvieron a cargo de los académicos de la Universidad de Chile, Steffen Hartel y Patricio Felmer, quienes guiaron a los asistentes en una dinámica teórico-práctica que los llevó a una mayor comprensión de la biomedicina y la matemática, respectivamente. En el caso de la actividad dirigida por Hartel, biofísico y docente de la Facultad de Medicina del plantel estatal, los alumnos pudieron interactuar utilizando pequeños microscopios de papel, a partir de los cuales conocieron un poco más de la historia de la percepción de la luz, cómo es y cómo funciona en la era de la microscopía digital.

“Tuvimos una parte teórica primero, en el sentido de explicar todo en relación a la luz y la microscopía digital y después cómo se hace un práctico en estos microscopios de papel que nos donó un museo de Estados Unidos. Tienen un lente muy simple y hasta un sistema de iluminación para que la gente que participa vea un poco y tenga a mano la microscopía casera”, comentó el especialista.

El matemático y académico de la Facultad de Ingeniería de la U. de Chile y premio nacional de Ciencias Exactas 2011, Patricio Felmer, destacó la importancia de esta escuela de temporada para sacar la matemática del plano de lo aburrido y mostrar la fascinación que puede llegar a provocar. “A los matemáticos les gusta la matemática pero no es porque sea algo raro sino porque comprenden su sentido, viven la emoción de enfrentarse a algo nuevo y resolverlo, eso es emocionante para cualquier persona”, dijo el profesor. Por eso recalcó que “es importante que estas ideas se cuenten en todo el país, contando además que la gente participa con mucho entusiasmo”.

Los participantes, sobre todo los niños, valoraron altamente la actividad por el hecho de aprender y acercarse a la ciencia de una forma didáctica.

La charla de clausura, en tanto, estuvo a cargo del profesor de Biología y Ciencias de la U. de Chile, Ángel Spotorno. El académico, especialista en evolución quiso relevar también en Magallanes la huella que dejó el naturalista Charles Darwin en nuestro país, porque, “a través de sus teorías podemos entender por qué la especie humana salió del bosque a la sabana, a reunirse en grupos, a elaborar cultura. Y en definitiva, entender cuáles fueron las claves de nuestra especie. Gracias a eso podemos proyectarnos al futuro, conversar y observar”, expresó.

Destacó, también, lo que implica realizar estas reflexiones desde el laboratorio natural que ofrece la región más austral de Chile. “Aquí la unicidad se da por la cercanía a la Antártica, esa es la vocación de la región en cuanto a mirar. Es importante aprender de la naturaleza algo nuevo, algo único. Ese es el espíritu de esta Escuela, dialogar y mirar la multiculturalidad presente en esta zona”.

Reflexiones sobre el malestar

Otro de los talleres que cerró esta última jornada de Escuela Temporada, fue el que ofrecieron los investigadores de la U. de Chile, Svenska Arensburg y Roberto Aceituno.

En el Instituto Teológico los profesionales compartieron los alcances del proyecto de investigación interdisciplinario que aborda la “tesis del malestar” que estableció el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) el año 1998.

Al respecto, la psicóloga Svenska Arensburg, explicó que ésta se basa en el proyecto político chileno del último siglo, abocado al desarrollismo económico alejado de las demandas sociales de la ciudadanía. “En ese contexto –añadió-, se empezaron a generar fracturas en distintos planos, el miedo al otro, el individualismo, la fragmentación social y la idea de que las grandes decisiones políticas se salen de los marcos territoriales”.

Por esta razón, dijo que compartieron junto a estudiantes y académicos de la UMAG temas contingentes del estudio como el desarrollo del movimiento estudiantil del 2011 y los casos de abuso como el de la empresa de retail La Polar.

“Me pareció que la escuela de temporada es una excelente oportunidad para conocernos entre dos universidades públicas y poder iniciar un diálogo sobre experiencias de trabajo, de investigación, de docencia, que nos puedan conducir a estrechar lazos y a proyectar un trabajo conjunto, ese es el desafío”, concluyó la investigadora.

Volver arriba