Casa de la Cultura de Pichidegua y complejo histórico y arquitectónico de Calleuque reciben fondos para su reconstrucción

Entre ambos recibieron un monto que supera los 82 millones 229 mil 970 pesos: Más de 53 millones para el proyecto de Peralillo y los más de 28 millones restantes para el proyecto de Pichidegua.

La Secretaria Ejecutiva del Directorio de la Corporación Patrimonio de Colchagua, Mónica Gili Canadell, y el alcalde de la comuna de Pichidegua, Rubén Cerón González, recibieron esta mañana los cheques con los aportes que entrega el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, a través de su Programa de Apoyo a la Reconstrucción Patrimonial Material.

Quien lideró este encuentro fue la directora y presidente del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, Marcia Palma González, quien explicó que dentro de los objetivos que tiene la entidad se encuentra contribuir a conservar, incrementar y poner al alcance de las personas el patrimonio cultural de la Nación y promover la participación de éstas en la vida cultural del país.

De esta forma y para salvaguardar y poner en valor nuestro Patrimonio Cultural, surgió el Programa de Apoyo a la Reconstrucción Patrimonial Material, producto del terremoto de 2010, sin embargo, en su segunda y tercera versión, este plan se amplió para beneficiar a aquellos inmuebles que también han sufrido las consecuencias del paso del tiempo, la acción de la naturaleza, el hombre o el fuego.

Según indicó Marcia Palma, lo que se busca a través de esta iniciativa es recuperar la arquitectura nacional, restaurando edificaciones emblemáticas para el país, ya sea por su antigüedad, su importancia en la vida cotidiana de las comunidades locales y por la materialidad de su construcción, que resulta una característica identitaria la arquitectura patrimonial de la zona central.

La directora del Consejo de la Cultura argumenta que los bienes privados que participan en esta convocatoria, deben demostrar que tienen vocación de uso público, es decir, que forman parte del espacio público, o que en sus dependencias se prestan servicios a la comunidad.

Cada año el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes ha destinado 2.500 millones de pesos, pudiendo cada proyecto adjudicarse un máximo de 120 millones de pesos, con la obligación de presentar un cofinanciamiento que cubra el 50% del proyecto.

Así, el Programa también intenta favorecer alianzas interinstitucionales, del ámbito público y privado, para involucrar a la mayor cantidad de actores a la tarea de cuidar, promover y fortalecer el patrimonio de nuestro país.

En el año 2010 se apoyaron 10 proyectos con un monto total de 662 millones de pesos; en el año 2011 se apoyaron 6 proyectos con un monto superior a los 552 millones de pesos y en el año 2012 fueron seleccionados los proyectos Reposición de la Casa de la Cultura de Pichidegua y la Reconstrucción y Restauración de las Áreas de uso Público del Complejo Histórico – Arquitectónico Casa de Calleuque, en Peralillo.

Entre ambos recibieron un monto que supera los 82 millones 229 mil 970 pesos: Más de 53 millones para el proyecto de Peralillo y los más de 28 millones restantes para el proyecto de Pichidegua.

Mónica Gili explicó que los fondos recibidos por el Consejo de la Cultura permitirán aportar al financiamiento de la restauración de la iglesia, el teatro y los patios de acceso del complejo histórico y arquitectónico de la casa de Calleuque, los cuales han estado siempre abiertos a la comunidad.

En la iglesia, por ejemplo, se celebran los matrimonios, primeras comuniones, bautizos y funerales de la comunidad, razón por la cual es espacio forma parte de la identidad de ese sector, al igual que el teatro, donde personas de todas las edades participan en actividades culturales desde hace más de 20 años, una tradición que es permanente en la zona.

Al respecto, Mónica Gili argumentó que en un futuro próximo se espera expandir este proyecto y reconstruir otras salas del complejo, que permitan implementar un museo.

Por su parte, el alcalde de Pichidegua, Rubén Cerón, agradeció el aporte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes porque gracias a estos recursos entregados por el Gobierno se potenciarán las actividades culturales en la comuna.

El alcalde agregó que en ese mismo lugar “solía funcionar la oficina de la Cultura y ahora la queremos dejar para un museo”. Agregó que “lo bueno es que la obra gruesa está hecha, esto es básicamente para obra más fina, arreglar algunos pasillos y pisos”.

La construcción del inmueble data del siglo XVII y en sus primeros años fue utilizado como casa de socorro, lo que actualmente correspondería al “hospital comunal” y su valor radica en la memoria histórica de los vecinos de la comuna.

Volver arriba