Instalación de señaléticas y actividades de fomento lector para celebrar en la región el Día de la Lengua Materna
  • La celebración internacional fue proclamada por la Unesco el 21 de febrero del año 2000, con el fin de promover la diversidad lingüística, cultural y el plurilingüismo, ante las severas amenazas que hoy se ciernen sobre el uso y reproducción de miles de lenguas minorizadas.

En Chile existen nueve pueblos originarios reconocidos actualmente por ley. Entre estos hay seis lenguas indígenas con distintos grados de uso y reproducción: aymara, mapuzugun, quechua, rapa nui, kawésqar y yagán. Además, actualmente existe un trabajo de investigación y recopilación, impulsado por el pueblo atacameño o lickanantay con el fin de recuperar y revitalizar la lengua kunza.

La dirección regional adhirió a las acciones de celebración de la fecha, haciendo la instalación de letreros y señaléticas en idioma aymara y mapudungun, dos de los cuatro pueblos presentes en la región de Coquimbo.

“Es muy valorable que el Consejo de la Cultura de esta región tome en valor nuestra cultura y nuestras tradiciones, y comenzando desde la lengua, que es lo que siempre habíamos pedido, que se revitalice la lengua, que sea algo permanente y constante para que la gente lo adquiera y sienta una identidad hacia sus raíces”, agradeció Irma Sanquea, integrante del Pueblo Aymara y reconocida Asat´AP en el año 2016, por su trabajo con la revitalización de la lengua.

Por segundo año consecutivo, esta conmemoración es impulsada por la Comisión de Pueblos Originarios de la Política Nacional de la Lectura y el Libro, con la finalidad de revitalizar las lenguas de los pueblos indígenas y crear conciencia sobre su valor, uso y reproducción. “Lo encuentro muy bueno, que sea aquí y que sea también en los colegios, que traspasen a los colegios el mapudungun, el idioma diaguita, que también hayan letreros, que se potencie el aprender estas lenguas. Es una buena iniciativa, estoy muy contenta”, señaló Herminda Quintriqueo, reconocida dirigenta Mapuche, presidenta de la Cooperativa Raíces Indígenas, también distinguida con el reconocimiento Asat´AP en el año 2016.

“Es muy importante y se da las gracias por esto, porque ahí se demuestra cómo ha sido el trabajo del Consejo con los Pueblos Originarios, entonces que se deje algo instituido, algo que se va a ver, algo concreto, es muy bueno porque de repente uno ha trabajado con muchos estamentos y te prometen muchas cosas, pero cuando uno ve algo concreto, es un valor para uno”, comentó Marcia Albanés, parte del Pueblo Diaguita, donde siguen trabajando por el rescate de su propia lengua.

Para sumar a las celebraciones el punto de lectura de verano Caleta de Libros, que por tercer año consecutivo llega al balneario de La Herradura, gracias al apoyo del Fondo Nacional del Libro y la Lectura, realizó diversas acciones de fomento lector para promover el uso de las seis lenguas de los Pueblos Originarios reconocidos en Chile.

Sabrina Luna de ocho años es una habitual usuaria del punto de lectura, le gusta participar de todas las actividades, reconociendo que elige estar leyendo un libro que jugar en la playa. “Me gusta porque prefiero venir acá en vez de estar en la playa, siento que quiero aprender para llegar con más motivación para ir a la escuela. Aprendí que los Pueblos Originarios antes se las arreglaban con cultivos, cazando carne, en cambio uno ahora tiene toda la tecnología, cocinas, toda la tecnología”, dijo la entusiasta niña, que además se mostró muy interesada en seguir aprendiendo de nuestra historia.

Para Corporación Creamundos, ejecutores de Caleta de Libros, es un honor haber sido invitados a ser parte de las celebraciones, tanto a nivel país como en el resto del mundo. “Para nosotros es súper importante poder ligarlo a las actividades que desarrolla Caleta de Libros, porque nosotros lo que hacemos es fomentar la lectura, si bien las lenguas maternas, al menos de las culturas ancestrales de nuestra tierra son orales, también es importante rescatarlas porque es parte de nuestro desarrollo cultural. Nosotros no solamente tenemos que impulsar la lectura, sino también las raíces de las palabras y el lenguaje oral”, finalizó Paloma Aguirre, representante de la Corporación en la región de Coquimbo.

El punto de lectura Caleta de Libros está ubicado en el sector de El Remanso, Playa La Herradura en Coquimbo y funciona de martes (14:00 a 19:00 hrs.) a domingo (11:00 a 19:00 hrs), finalizando sus actividades el domingo 4 de marzo. Más información en http://www.caletadelibros.cl

Volver arriba