Centros de Promoción Cinematográfica y Cultural La Unión se adjudican fondos de permanencia en programa Otras Instituciones Colaboradoras
  • Los recursos entregados por el Consejo de la Cultura buscan beneficiar a entidades de trayectoria que hayan demostrado ser un aporte para el sector cultural donde se desenvuelven, así como para la región y la comunidad a la que pertenecen.

Un total de 300 millones de pesos más que el año pasado entregó el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) a las 36 organizaciones culturales del país que resultaron beneficiadas con el Programa Otras Instituciones Colaboradoras 2017 (OIC), que busca fortalecer y dar continuidad a instituciones y organizaciones culturales de derecho privado y sin fines de lucro. Entre los seleccionados de este año se cuentan el Centro de Promoción Cinematográfica de Valdivia, que recibió $ 103.800.000 y el Centro Cultural La Unión, que se adjudicó $ 55.762.755, ambos en la modalidad de permanencia.

“Por tercer año consecutivo estamos haciendo entrega de recursos destinados a la sostenibilidad de espacios y organizaciones culturales, con el foco puesto en regiones. Lo relevante de este programa es que permite dar continuidad a proyectos que ya cuentan con una consolidación en lo artístico y programático, pero también con arraigo en sus comunidades. De esta manera fomentamos el acceso, la difusión de la creación en Chile, y al mismo tiempo la formación de públicos para la cultura”, dijo el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

El Centro de Promoción Cinematográfica de Valdivia define como algunos de sus desafíos para el 2018 con los fondos obtenidos la búsqueda de una casa propia, así como mejorar su sostenibilidad financiera, dentro de lo que no descartan explorar el campo de la prestación de servicios a través de exhibiciones cinematográficas y/o ciclos de cine junto a organizaciones de diferentes ciudades del país. En lo relacionado a la programación cultural mantendrán los actuales Pásate una película, Valdivia Ciudad Cine y FICValdivia en Invierno, Verano, Otoño y Primavera.

Dentro de sus prioridades también estará el dar continuidad y fortalecer la línea de capacitación y educación, área en la que se inserta el proyecto piloto realizado este año en la escuela Fedor Dostoievski, que permitió vincular las habilidades que generan las técnicas cinematográficas con el traspaso de contenidos curriculares.

La propuesta con que se adjudicaron los fondos de OIC también considera tener en funcionamiento el Cine Club de Niebla e iniciar uno nuevo en la población Yáñez Zavala, mientras que en el área de la gestión cultural continuarán con los encuentros de la macrozona sur “Kawin”, que el 2017 les permitió abordar temas como la descentralización y modelos de gestión de teatros regionales.

Juan Pablo Jullian, del Centro Cultural La Unión, detalló algunas de las acciones que serán posibles gracias a los fondos adjudicados por segundo año. “Vamos a poder generar un plan de negocios para diversificar el levantamiento de fondos, ejecutar un estudio de demanda artístico-cultural focalizado, acciones de transparencia, aumentar el archivo del Correo de Valdivia, capacitar al personal y financiar sueldos de la institución, entre otros”, señaló.

Sobre las acciones de vinculación directa del Centro con la comunidad, mencionó: “Queremos generar pequeñas exposiciones, aumentar beneficiarios y hacer un uso eficiente de los recursos a través de la digitalización del archivo fotográfico y la creación de un depositario web on line, además de hacer talleres para niños y jóvenes e itinerancias en escuelas rurales”.

Jullian destacó la forma en que a través de este programa el Estado valora el aporte de las instituciones al cumplimiento de su rol en el desarrollo cultural. “Hay una cuestión ideológica, ya que el CNCA deposita la confianza en las instituciones para cumplir o ayudar a cumplir la labor que tiene por ley. A veces sucede que hay proyectos que instrumentalizan los fondos, pero para nosotros es súper significativo el cómo el Estado ve este programa. Las líneas de acción exigen que uno se relacione con otras instituciones y eso es súper sano. Lo que nosotros estamos haciendo es convocar a agrupaciones pequeñas que estén empezando en la gestión cultural y apoyarlas con espacios y el levantamiento de recursos”, sostuvo.

Las organizaciones seleccionadas cumplen con tener un mínimo de cinco años de trayectoria y deben haber demostrado ser un aporte para el sector cultural en el cual operan, así como para la región y la comunidad en la que se insertan.

El programa, que apoya planes de gestión de las instituciones que den cuenta de su desarrollo global, contempla dos modalidades: permanencia, permitiendo que las organizaciones que accedieron al programa durante las convocatorias 2015 y 2016, puedan mantener el apoyo del Consejo; y convocatoria, modalidad que permite que nuevas organizaciones ingresen al sistema.

El Programa Otras Instituciones Colaboradoras es parte del Sistema de Financiamiento a Organizaciones e Infraestructura Cultural que integra, articula y coordina de forma transversal los planes, programas y fondos orientados al fomento y apoyo de las organizaciones, de la infraestructura cultural, y de la mediación artística. Todo esto con una vocación descentralizada, mecanismos participativos y la promoción de la creación de redes y asociaciones.

Reciente inauguración

En septiembre de este año, el Centro Cultural La Unión inauguró sus instalaciones en la capital de la provincia del Ranco, espacio que le permite acoger y resguardar su colección fotográfica y audiovisual, y en cuya consolidación los fondos adjudicados por primera vez el 2016 en el programa Otras Instituciones fueron cruciales.

“Para nosotros es muy importante que las puertas (del centro) estén abiertas a la comunidad, porque es un centro cultural que alberga al patrimonio, y la apropiación de ello significa identidad para la comuna. Nosotros a través del programa Otras Instituciones Colaboradas hemos aportado a reforzar la gestión del centro y de su recurso humano”, señaló en esa oportunidad la directora regional de Cultura, Lorenna Saldías.

Por su parte, el Intendente Ricardo Millán, indicó que “estos espacios son fundamentales para la identidad de la comuna de La Unión, que requieren apoyos transversales y líderes que sean capaces de llevar a cabo proyectos de esta complejidad. Estamos muy contentos de que La Unión tenga estos espacios que son abiertos, que va a rescatar el patrimonio y que conciten el apoyo del Gobierno de la Presidenta Bachelet y del municipio local”.

Volver arriba