Valparaíso Barrio de boleros

Domingos 17, 24 y 31 de mayo a las 12:00 horas.

El Festival Barrio de Boleros, organizado por el programa Escuelas de Rock y Música Popular del Ministerio de las Culturas, nos invita a encontrarnos con el cancionero bohemio, el bolero, los valses y las cuecas porteñas, esta vez, desde la virtualidad y la cuarentena.

Esta nueva versión se realizará durante tres domingos: 17, 24 y 31 de mayo, desde el mediodía, a través del canal de YouTube de las Escuelas de Rock, de su fanpage en Facebook y también desde el sitio web www.escuelasderock.cl.

Barrio de Boleros consistirá en tres episodios temáticos conducidos por el cantante de Congreso, Francisco “Pancho» Sazo, y protagonizados por Andrea Seguel, Mario Kandela, Las Porteñitas, René “Torito” Alfaro, Francisca Astorga, Los Chuchos, Yasna Arancibia, María Pirata, Kennya Comesaña, Claudio Silva Rey, Kathy Lúa, Luis Alberto Martínez, Demian Rodríguez, Constanza Ceballos y Veró. La cantante Melissa Johnson y Los Cracks del Puerto participan también en colaboración con Centex y su iniciativa “Canciones de Bolsillo”, y se suma además un artista más a la lista: el músico Carlos Roldán.

Programa

Domingo 17 de mayo

La serie musical abrirá con un capítulo dedicado al barrio, con un circuito que visita al bolero profundo de Valparaíso, con Los Cracks del Puerto, Francisca Astorga, Demian Rodríguez, René “Torito” Alfaro, Luis Alberto Martínez, Andrea Seguel, Mario Kandela, Veró, Claudio Silva Rey, María Pirata, Carlos Roldán, Kennya Comesaña y Los Chuchos.

Domingo 24 de mayo

El segundo episodio estará centrado en la renovación que está experimentando el bolero en Valparaíso, en manos de una serie de jóvenes músicas y compositoras. En el capítulo del 24 de mayo participarán Las Porteñitas, Yasna Arancibia, Andrea Seguel, Kathy Lúa, Veró, Constanza Ceballos, Francisca Astorga, Maria Pirata, Kennya Comesaña y Melissa Johnson.

Domingo 31 de mayo

La tercera y última jornada, el domingo 31 de mayo, coincidirá con el Día del Patrimonio Cultural y estará dedicada a la bohemia patrimonial de la ciudad puerto, contada desde sus días como enclave comercial del Pacífico hasta el presente. El episodio cuenta con la participación de Luis Alberto Martínez, Kathy Lúa, Los Cracks del Puerto, Las Porteñitas, René «Torito» Alfaro, Yasna Arancibia, Francisca Astorga, Carlos Roldán, Demian Rodriguez, Melissa Johnson, Constanza Ceballos y Los Chuchos.

Los artistas

los chuchosLos Chuchos

Carlos Velasco es el integrante más antiguo en el entrañable grupo porteño de boleros Los Chuchos. Velasco comenzó cantando en las micros hace más de 40 años, fue integrante de la primera encarnación de Los Chuchos. Conoció a Geraldo “Mariposa” López y a Alejandro “Chico Neco” Silva en Lo de Pancho, conformando así la alineación más recordada del trío musical, un número calado de los almuerzos en el Barrio Puerto y en el Almendral. “El bolero porteño es sentimiento del pueblo, del pescador portuario y los cerros porteños. Es amor y cariño”, afirma Velasco.

 

 

 

Melissa Johnson con Latitud SurMelissa Johnson

Cantante, percusionista y compositora, habitualmente acompañada de cajón peruano, semillas o guitarra, Melissa Johnson reúne en una presentación llena de belleza y riqueza melódica todas las influencias rítmicas y armónicas del repertorio latinoamericano en un solo lenguaje musical.

Actualmente lidera el proyecto musical Latitud Sur, con el que ha buscado reversionar el cancionero latinoamericano de boleros, tangos y valses, en una propuesta donde se encuentran con ritmos de bossa nova, afroperuanos y otros. Así, apunta el rescate de nuestra historia musical latinoamericana, desde mantener vigente parte de nuestro patrimonio musical porteño, replanteando y difundiendo piezas de tres de los cuatro ritmos típicos de la bohemia de Valparaíso: el bolero, el vals peruano y el tango. El Almendral, Barrio Puerto, Cerro Alegre, los trolebuses y el plan porteño son testigos habituales de su arte y trabajo.

 

demian rodriguezDemian Rodríguez

Demian Rodríguez comenzó cantando en las calles de Valparaíso, “como una forma de enfrentar la vida”, según recuerda. Desde ahí trazó un camino junto a la canción popular, en una senda que lo distingue de sus contemporáneos por su interés por la creación musical, y que lo llevó a conseguir distinciones como el Premio Pulsar 2017 en la categoría “Mejor Cantautor”.

Sus escenarios más frecuentes: Canción de La Trova, El Molinón, el Canario, Teatro Municipal de Valparaíso, la Plaza Aníbal Pinto. “Valparaíso es una ciudad poética, que inspira, pero es necesario crear canciones nuevas”, afirma el músico.

 

Mario candela y la 330Mario Kandela

Mario Kandela es presidente y productor de la Agrupación de Boleristas Jorge Farías, y en el pasado ha tocado junto a Margot Loyola y también sido parte de la agrupación La Salsativa. Habitualmente, Mario Kandela se presenta acompañado de «La 3:30 Boleros Son», una banda cargada al bolero tropical con la cual ha dicho presente en emblemáticos locales de la bohemia porteña como La Isla de la Fantasía, Los Porteños, Café Journal y la Piedra Feliz, moviéndose entre el Almendral y el Barrio Puerto. Allí, en la calle, es que se palpa el vínculo entre la ciudad puerto y el bolero, comenta el músico: “El bolero es Valparaíso, es una mezcla entre tango, bolero y vals peruano, entre Jorge Farías, la calle, la vida y los prostíbulos”.

 

Constanza CeballosConstanza Ceballos

Desde su primera participación en Escuelas de Rock, en 2019, Constanza Ceballos ha presentado su trabajo solista desde Reñaca hasta Valparaíso. A “Barrio de Boleros” arriba con su primer sencillo publicado, “Si pudiera”, el cual ha presentado en Patio Volantín, otro de los espacios donde la tradición musical porteña se actualiza en voces de nuevos exponentes y se vincula a géneros como el pop. “El bolero es parte importante de la cultura porteña, es vida y tradición que lleva acompañando distintos momentos de la vida cotidiana, desde un almuerzo o reunión”, comenta Constanza.

 

 

 

luis alberto martinez

Luis Alberto Martínez

Leyenda viva del bolero porteño, Luis Alberto Martínez llega a “Barrio de Boleros” como portador y estandarte de la generación dorada del bolero porteño. El suyo, como lo define, es un “bolero elegante”, que ha cultivado en el pasado junto a agrupaciones como el Trío Los Brillantes, Los Chamacos y Los Ponchos Rojos. En 1961 firma contrato con EMI Odeón y allí registra uno de sus mayores éxitos: “Amigo de qué”, que le valió dos discos de oro y veladas repletas en el Teatro Caupolicán. Hoy, Martínez pasea su voz por los sectores del Almendral y el Barrio Puerto, en locales como el Rincón de las Guitarras, la Pará Kultural y el Club Alemán.

 

 

rene torito alfaroRené “Torito” Alfaro

René “Torito” Alfaro comienza su viaje por el bolero porteño a bordo de la locomoción colectiva. Desde esos días hacia hoy, se erige como uno de los nuevos estandartes del género porteño, con un repertorio que reúne cueca, bolero y valses, además de participaciones con las bandas Los Compañeros y la Pato Cobarde. En 2018 gana el festival Jorge Farías de la Bohemia Porteña y hasta hoy, recorre el Barrio Puerto y otros sectores de Valparaíso con su canto y guitarra, habitué entre las mesas del Bar Liberty y el Cinzano. “El bolero porteño es como una cantina: alegre, pero sufrida. Donde se encuentran los amigos. Valparaíso es así también”, explica el músico.

 

yasna-arancibiaYasna Arancibia

Actos de colegio, Día de la Madre, la Calle de los Niños y más: desde que tenía 5 años de edad, Yasna Arancibia conoce los escenarios porteños. A los 18 años formó su primer proyecto de boleros y desde ese momento es parte de las exponentes más promisorias en el panorama musical de Valparaíso, ya sea como solista o junto a Los Plebeyos y la banda Ramito de Rosas. En este año 2020, Yasna participó en el concierto Homenaje a las Leyendas Vivas del Bolero, realizado en el Teatro Municipal de Valparaíso. La Isla de la Fantasía, el Rincón de las guitarras y El Internado, entre otros locales, son espacios que frecuenta para cantar. “Valparaíso es una ciudad musical, romántica y picaresca”, comenta Yasna, sobre el vínculo entre el Puerto y su género predilecto.

 

 

VeróVeró

Verónica Quezada, conocida como Veró, participó de las Escuelas de Rock por primera vez en Quilpué el año 2015, y desde esos años construye una carrera que actualmente se sitúa en terrenos del folk y el pop. Ha sido parte de las bandas La Mandarina Ácida y Jazzearmó, y como solista frecuenta espacios como Game Cover, El Internado y La Casa Embrujada. En 2016 publica su primer EP, “Rey Planta”, y hoy prepara el lanzamiento de su primer largaduración, “Cartografía”. Para “Barrio de Boleros” prepara un repertorio ad hoc, con miras a hacerle justicia al género definitivo de Valparaíso, según cuenta: “El bolero porteño es historia y nostalgia,  pero en lo personal también significa los amigos y el patio, el guitarrero al final del carrete, dónde estamos todos despechados pero por lo menos lo podemos cantar”.

claudio silva reyClaudio Silva Rey

La cueca chilenera, el vals peruano y el bolero cantinero encuentran a uno de sus portadores actuales más relevantes en la voz de Claudio Silva Rey. Personaje frecuente en la Isla de la Fantasía, en el Liberty, el Flamingo Rose, Maison Doreé, Francia y Doris, entre otros locales, Silva Rey llega desde Maipú a la ciudad puerto atraído por el influjo de los grandes cantores. Junto a representates nuevos y tradicionales del bolero porteño ha integrado las filas de La Cuadra, Torito Alfaro y su Lote y la Agrupación de Boleristas Jorge Farías. Desde Valparaíso ha proyectado una carrera que se proyecta incluso al extranjero, con viajes que lo han llevado hasta Lima, Perú, para imbuirse del canto cantinero. “Valparaíso es mucho más que bolero”, dice Silva Rey, “es vals, huapango, cueca, son, cumbia, twist, salsa, tango, etc. El mestizaje es la única esencia de esta ciudad”.

 

las porteñitasLas Porteñitas

Ganadoras del festival Jorge Farías de la Bohemia Porteña en 2018, el dúo Las Porteñitas está integrado por Karen Lila y Camila Gallardo. Ambas ponen voces femeninas a un repertorio que integra   música latinoamericana, boleros, valses peruanos y cuecas, convirtiéndose en una agrupación conocida en el circuito de la Subida Ecuador, el plan porteño y el Barrio Puerto. “Valparaíso es un bolero eterno que cuenta su historia de dichas y desventuras invitándote a ser parte a través de la música y el baile”, explica Karen Lila, quien además integra la agrupación Ramito de Rosas, un número fijo para los domingos en la Isla de la Fantasía.

 

 

 

Kennya ComesañaKennya Comesaña

El Cerro Cárcel, La Loma y el plan de Valparaíso son los espacios que habitualmente reciben el arte de Kennya Comesaña, desde que emigró a la ciudad puerto en 2007, proveniente desde Coyhaique. Desde ese día, la cantante ha sido parte de muchos proyectos musicales, entre los que destaca Las Lulús del Pancho Gancho, Kennya y Los Reyes de La Jarana y su dúo junto al músico Dante Escorza. “Junto a todos ellos, fui partícipe de innumerables instancias  de conocimiento, revalorización y difusión de la identidad local”, recuerda. Hoy comparte su arte con el cotidiano del devenir porteño, en los comedores del Barrio Puerto, la Isla de la Fantasía, el Cerro Cárcel y La Loma.

 

 

 

Andrea SeguelAndrea Seguel

Música de raíz folklórica, latina y del mundo: por ahí van las coordenadas del repertorio de la cantante e intérprete Andrea Seguel, con más de 15 años de trayectoria y una lista larga de agrupaciones que ha integrado: Açaì Duo, Dúo Kantú, Mandinga Música Afroperuana, Taller Pacífico, La Ritmática Folclor Afroperuano, Andrea y Dante Dúp, Zeinga y Andrea Seguel Banda. Sus escenarios habituales son el bar El Canario, Bar El Viaje y otros de la subida Cumming. La tonada chilena, el folklore argentino, el vals peruano, boleros y música de raíz afrolatina componen su repertorio. “El bolero muestra todas las caras del Puerto; es crudo y honesto, va desde el brillo a la miseria, del amor al desgarro, de lo sublime a lo terrenal”, describe Andrea sobre el bolero.

María Pirata

María Pirata es un dúo que nace observando a cantoras urbanas porteñas en su diversidad, desde la calle al escenario culto. Se presenta con cumbias, boleros y canciones con temáticas políticas y de crítica social. También están presente la cebolla, a través de las líricas y géneros del acervo popular porteño. María Pirata tiene un compromiso con la creación original y en su repertorio no hay espacio para covers.

 

Francisca AstorgaFrancisca Astorga

Subiendo por calle Cumming, la subida Ecuador y los cerros de Valparaíso, y avanzando hacia el Barrio Puerto: por esos rincones se despliega la música de Francisca Astorga. A “Barrio de Boleros” llega acompañada por Tomás Soto en un dúo formado en septiembre de 2019. Natalia integra la Cosa Buena Orquesta y sus escenarios recurrentes son El Viaje Bar, los cerros del Puerto, las subidas Cumming y Ecuador. “Hemos ido buscando la identidad cubana del bolero, incorporando la esencia del bolero porteño, lo que nos ha ido expandiendo musicalmente conectándonos desde la identidad propia”, comenta Natalia.

 

Kathy LúaKathy Lúa

Para Kathy Lúa, su canto y música nacen al alero del puerto de Valparaíso, “en el devenir de la música porteña, nocturna, bohemia”, describe. Su canto y sus composiciones se inscriben en el crisol musical porteño, integrando el bolero, el vals, el chachachá, el tango, la cueca y la cumbia, mientras que sus escenarios habituales son el Cinzano, el Canario, la Isla de la Fantasía, El viaje Bar, el Bar Liberty y el Barrio Puerto, entre otros. Kathy Lúa es una destacada intérprete y compositora porteña, con estudios formales en la Universidad de Valparaíso, de canto lírico junto al tenor mapuche José Quilapi, además de técnicas modernas con profesores como Pedro Foncea, Arlette Jequier y Pamela Castro. Profesionalismo y oficio que la han llevado a colaborar con destacadas agrupaciones y músicos nacionales como Mauricio Redolés y la Sonora Barón.

 

Carlos Roldán

Vocalista y compositor de la banda Mestizo de Valparaíso. Sus composiciones relevan y reivindican la canción de autor con letras originales que profundizan en la reflexión de experiencias vitales y de la contingencia. Su música está inspirada en la fusión de ritmos latinoamericanos que integran la bachata, el vals, el son y el bolero, aportando con una propuesta que busca refrescar el escenario porteño

 

 

Volver arriba