Escolares de Valdivia y Corral participan en taller musical en Centro de Creación

Un total de 30 alumnas y alumnos de entre 14 y 17 años del Liceo Carlos Haverbeck de Corral y el Colegio Aliwen de Valdivia están participando de un taller de creación y producción musical con Javier Aravena, vocalista de La Rata Bluesera.

Un total de 30 alumnas y alumnos de entre 14 y 17 años del Liceo Carlos Haverbeck de Corral y el Colegio Aliwen de Valdivia están participando de un taller de creación y producción musical con Javier Aravena, vocalista de La Rata Bluesera.

Las actividades se desarrollan en el Centro de Creación del Consejo Regional de la Cultura y las Artes. Hasta el viernes, los escolares desarrollarán un trabajo práctico con materiales, back line e instrumentos musicales, además de instancias de intercambio y diálogo.

Ayer miércoles, los estudiantes vivieron su primera jornada acompañados por los músicos nacionales Panteras Negras y Juanito Ayala, ex vocalista de Juana Fe, de gira por Los Ríos en el marco del programa Escuelas de Rock. Junto a ellos compartió su trabajo con los estudiantes el grupo de cueca urbana Los Calle-Calle.

“Estamos viviendo un cambio de paradigma en que la cultura es reconocida como un derecho social y por lo tanto es primordial promover el acceso de nuestros niños, niñas y jóvenes a instancias que fomenten su creatividad y les permitan expresarse. Estamos hablando de personas transformadoras de la sociedad, ciudadanos más empoderados, conscientes y críticos y, en este caso, además conocedores de la música popular chilena”, comentó la directora regional del Consejo de la Cultura Lorenna Saldías.

Por su parte, el tallerista a cargo, Javier Aravena, indicó: “La imagen que nos ha entregado un poco esta cultura norteamericana de que ser rockero es ser drogadicto o alcohólico, es mentira. Lo que hay que darse cuenta es que esto es casi un camino espiritual, y la idea aquí es compartir ese proceso y la verdad es que muchas veces aprendo mucho más yo”.

El músico valdiviano valoró este tipo de experiencias que cree pueden ser marcadoras para los jóvenes, tal como lo fue para él. “A mí me ocurrió que cuando era pequeño una obra de teatro fue la que me abrió una puerta para decidir dedicarme a escribir y a hacer canciones. Lo que tratamos de hacer aquí es motivar a los chicos a que, si por ejemplo quieren escribir canciones, conozcan y lean a los grandes poetas”, agregó.

Clarisa Barría, del liceo Carlos Haverbeck de Corral manifestó que la experiencia superó ampliamente sus expectativas. “Lo que más esperaba es que se fomentara más el folklore, porque en muy pocos lugares se hacen estas cosas”, señaló.

También de Corral, Fabricio Oyarce valoró la iniciativa que, dijo, “fomenta la cultura, que muchas veces se deja de lado por otros temas como el deporte”. El estudiante llamó a fomentar estas instancias y a valorar los talentos no sólo de otros países, sino también de ciudades pequeñas como Corral.

Por su parte, Camilo Arancibia, del colegio Aliwen catalogó su experiencia como “llenadora”. “Quedé muy conforme”, afirmó.

Volver arriba